Cuba y su historia: Entrevista a Carlos Saladrigas. Por Alberto Müller.

Es una entrevista hecha antes de la visita del Papa.

¿Ataques a la iglesia, crítica virulenta? Con todo el derecho que le da a los cubanos hacerlo, por supuesto. Sin embargo, apenas mencionan lo que han hecho los Castro y los castristas en contra de la iglesia y de otras religiones, y en contra del pueblo cubano. No mencionan las ofensas del castrismo a los creyentes, a la figura de Jesucristo, de Dios, de la Virgen María.

La iglesia no es Dios, la iglesia puede ser criticada y ofendida porque ella misma ha ofendido mucho, a los niños sobre todo. Y en nuestro caso, a los cubanos, a los que ha tenido abandonados y ha menospreciado durante años.

La persecusión y la marginalización no justifica la violencia que usó la iglesia contra los Trece. No es el papel de ninguna iglesia.

Qué feo y mezquino sacar las ayudas sociales que da la iglesia a los cubanos, son ayudas que se airean ahora para sacar a la luz que los cubanos les deben la alimentación a ellos. Haciendo lo mismo que el castrismo, el chantaje de la salud, la educación, y ahora la alimentación.

¿Oposición política moderada? ¿Ven lo que les he dicho? La moda es ser moderados ante una de las dictaduras más cruentas de la humanidad. Y se cita a Oscar Espinosa Chepe como una luminaria económica, es de risa, por no llorar. Esta gente está perdida en el llano. Por gente como esta no nos respetan en el mundo. Porque ¿cómo se puede ser moderado ante una dictadura como la de los hermanos Castro? ¿Cómo se puede considerar a Chepe una luminaria de la economía, dónde lo ha probado, cuál ha sido su éxito económico?

Son, como diría mi madre, «otra partí’a de vivos».

Claro, África del Sur no le conviene citarla, porque no les conviene el embargo, y hay que dejar que los viejos dictadores se mueran en sus camas y que cojan el poder los hijazos. Y que siga el embargo para ellos coger cajitas.

Lech Walesa jamás negoció la libertad de Polonia, eso para empezar.

Al parecer, este señor, Saladrigas, no se ha enterado de lo que fue la Operación Pitirre en el Alambre, en los años ochenta en Cuba, que después que dejaron a los artesanos en la Plaza de la Catedral vender sus productos, les quitaron las ganancias y los metieron presos; por citar uno de los más sonados robos de negocios que el estado castrista hizo contra los trabajadores.

Este señor dice que visitó Cocosolo y habla de Cocosolo como si fuera Marte, cuando en Cuba todo el mundo sabe lo que es Cocosolo, y Cuba entera está ya al nivel de Cocosolo.

La burocracia es la implantada por los castristas, más de 53 años que es sabido que esta burocracia es la que ha mantenido a los Castro en el poder, y es la razón por la que no acaban con ella, porque les conviene. Porque con todo con lo que los Castro han querido acabar han acabado. El Partido son los Castro. Este señor le echa la culpa a las personas mayores, y habla de seguridad médica, pero qué descaro, dios mío. Los viejos a los que se tiene que referir es a los dos viejos dictadores, pero no lo hace, desde luego.

Añade que no se puede emplazar al Papa, vaya, el Papa es lo máximo, sin contar que los ateos y los que tienen otras creencias son personas que deben ser tomadas en cuenta. Observen su defensa de la iglesia del Cardenal Ortega y del resto que se ha doblegado al castrismo.

¿Cuál es la fortaleza de la iglesia en Cuba? Lo que hay que fortalecer es la democracia, la libertad, y la diversidad en todos los sentidos, incluída la diversidad religiosa.

Esta entrevista se hizo antes de la visita del Papa. La visita del Papa no trajo nada más que detenciones, violencia, vejaciones, y ciolaciones de los derechos humanos; las críticas por anticipado fueron más que justas, y premonitorias, inclusive se quedaron chiquitas. Todavía Saladrigas no ha condenado verbalmente lo ocurrido, ni tampoco su iglesia.

Me voy a sentar a ver cómo le hacen el hueco en el bolsillo y luego lo meten preso como hicieron con Alan Gross, como mínimo.

Zoé Valdés.

5 respuestas para “Cuba y su historia: Entrevista a Carlos Saladrigas. Por Alberto Müller.”

  1. Este Reformista sigue soñando con un espacio dentro de un capitalismo de estado, donde personajes como el (negociantes) aumenten sus fortunas y aseguren las de sus familias.
    Tambien se opone a cambios radicales para garantizarles a la senil Pandilla del Granma un final lleno de paz y comprension.
    Afirma Saladrigas que los ancianos cubanos se preocupan con los cambios, pero no dice que la pension de jubilado apenas alcanza, ni que los recursos medicos mas sofisticados no se dedicaran a ciudadanos (en los comandantes de la roboinvolucion si) de la tercera edad.
    Tambien dice que debemos estudiar la forma en que ocurrieron los cambios en Europa Oriental, pero no se si se refiere a Rumania o la RDA.
    Pero lo mas absurdo es pensar que su gestion tendra exito, cuando reconoce que el socialismo no es la solucion, mientras los Castros tratan de perfeccionarlo.
    El grave problema de este señor es que quiere quedar bien con la iglesia complice, la tirania culpable y el exilio dividido.

  2. Para colmo, el tipo parece un Lenin gordiflón. Puro asco.

  3. A este sepulcro blanqueado no le interesa el verdadero exilio, al que tilda de «histérico.» Se cree muy superior a «esa gente,» confundiendo el dinero con la vergüenza. Y el Müller es otro que bien baila, aunque en definitiva pinta poco o nada.

  4. Que verguenza para sus padres, que con dolor lo entregaron al porgrama Peter Pan para que se hiciera un hombre de bien, y con todos sus millones es una basura! Una verguenza!!!

  5. El comentario anterior que aparece bajo mi nombre fue enviado sin haber sido revisado por mi y se ha sustituido el nombre del Cardenal Ortega por el de nuestro muy respetado Monsenor Roman. Favor de retirarlo de los comentarios. Gracias.