Los restaurantes de Douglas Rodríguez eluden lo cubano. Por Charlie Bravo.

Los restaurantes de Douglas Rodriguez no son nada del otro mundo. Comencemos por lo obvio: su ALEJAMIENTO -a propósito- de lo cubano. No se atreve a tener un restaurante cubano, siempre lo disfraza bajo la carpa de lo “PAN LATINO” o “NUEVO LATINO” como si le avergonzase de algún modo el gentilicio. En New York tuvo Patria y Chicama (ambos vagamente latinoamericanos, con algunos platos cubanos pasados por agua), Yuca en Miami (que a mi juicio era pseudocubano) y algunos otros, ahora tiene restaurantes vagamente latinoamericanos en Philadelphia, Scottsdale y en Miami Beach. No es ni siquiera “Nuevo Cubano” o maravillosamente étnico como un buen par de restaurantes chino-cubanos de New York City. A la mente me vienen La Caridad en el Upper West Side, otro en la calle 14, si no mal recuerdo, y uno que había en la calle creo que 60 o 61, en el Upper East Side.

Dicho esto, si sus padres no hubieran venido a los Estados Unidos (a lo mejor tampoco entienden mucho, como los ancianos de Miami según sus mismas palabras) él no tendria cuatro restaurantes, trabajaría en un hotel en Cuba, fachándose los trozos de jamón seco y los pollos viejos para tener un mísero Paladar en una casa cayéndose a pedazos. Claro, la miseria tropicalista vende bien en New York, Philadelphia y otras metrópolis americanas, pero vivirla en el trópico castrista es otra cosa.

Quizás estaría loco por venir a cocinar a los Estados Unidos, soñaría con New York, y estuviera el día entero remaldiciendo la hora en que lo parieron en Cuba y pidiéndole a amigos que se fueron recetas para hacer de todo, desde pan a pizza, libros de cocina, sartenes, y hasta especias.

O estaría cocinando claria para su familia, y cagándose en la hora en que sus padres no se fueron de Cuba.

Pero no. ¡¡¡Está en la YUMA!!!! Y entonces va a Cuba, a ponerse un ridículo sombrero y a sudar como un condenado, y a hacerse el más cubano que los mismos cubanos. Pero ya dije ridículo antes….. eso es precisamente, que si no fuera tan ridículo fuera cómico. Es más bien tragicómico.
Conozco a alguien con un pequeño Paladar en el Vedado. ¡Ah, pero es tremendo gusano! Quizás por eso no se empata con una invitación de Douglas. Ni falta que le hace. O quizás invita a chefs ante los cuales puede sentirse superior, no me extrañaría. Es la colonización del cubano por el cubano. Cosa habitual, parece.

Asia de Cuba, con magnífica cocina experimental ha cerrado, sino lo recomendaría a todos, pero ¡La Caridad existe!.

No Alma de Cuba, que no está en Philadelphia pese al restaurant del mismo nombre “by Douglas Rodriguez”. El alma de Cuba no se dónde estará, pero no está en ese restaurant con un dueño que va a servir de “side show” en una bienal de arte castrista.

Aparte de La Caridad, estos son otros restaurantes chino-cubanos de New York, donde pueden comer como reyes:

La Dinastia.

Nuevo Jardin de China.

La Nueva Victoria.

Y para el round-up completo vean esta lista.

Charlie Bravo.

—-

Nota mía:

El concepto mismo de Paladar no es cubano, es brasileño, nacido de una telenovela brasileña. Sin embargo, el concepto de las fondas cubanas, o chinas, como bien ha señalado Higinio Fuentes, es el que debería ser retomado; pero ese país ya ha dejado de ser hasta cubano. Por eso al chef latino le viene tan bien.

Nunca fui a comer a Patria, pasé varias veces por ahí en automóvil, con mi hermano y con mi padre, pero a mi padre no le gustaba, y mi padre tenía tremendo olfato. Además, ¿cómo se le puede poner a un restaurante Patria? Hay que ser tarado.

Yo recomendaría Zafra, su dueña acaba de ganarse el más importante premio de alta cocina en Estados Unidos. Tiene otro restaurante que no conozco todavía, Cucharamama, que todo el que lo ha visitado concuerda en que es delicioso.

Viendo el video del cocinado ese de la Bienal con Douglas Rodríguez y el dueño de La Guarida (hay quienes dicen que es una verdadera guarida, que tiene cables y micrófonos hasta en los mondadientes, los pusieron cuando llevaron a la Reina de España a aquel tugurio folclórico) yo no me comería absolutamente ni un frijol envuelto en caviar y rociado con champán (les estoy dando una receta), por una razón muy sencilla, se ve a la legua que ahí no hay el más mínimo requisito de higiene para cocinar, y de ese sombrero cheísimo que todo el mundo ha señalado las gotas de sudor deben caer como una pila abierta sobre los «manjares».

Aunque comprendo el hambre ambiental que obliga a los que allí vi a devorar todo lo comestible que se les ponga por delante.

Zoé Valdés.

7 respuestas para “Los restaurantes de Douglas Rodríguez eluden lo cubano. Por Charlie Bravo.”

  1. A modo de ampliacion, respondo a Higinio y a Chris, sus comentarios a mi comentario: si, hasta el modelo cubano de la fonda ha sido rechazado en Cuba. Como es «pecado» imitar al pasado -todo tiempo pasado fue mejor, dicho de relevancia unica en Cuba- hay que imitar al extranjero, que muchas veces imita al pasado de Cuba. Es decir, caen en la imitacion de la imitacion del pasado. De ahi que la fonda no pueda ser fonda -porque evoca la imagen del caldo gallego y las maripositas chinas- y tenga que ser paladar y el potaje de frijoles negros se cambie el nombre -y pasaporte, quizas reflejando los deseos de los dueños- y se llame feijoada. Y el cafe pase a llamarse cafezinho (eso lo vi en Cuba) Conozco bien la zona del Escambray, Chris. Los dos Escambrays, el de Cuba y el de New York, que hoy siendo mayoritariamente dominicano se conoce por su nombre ingles, Washington Heights, que es el nombre original. Conoci el Mambi -excelente- y algo mas, en downtown Manhattan estaba el Pilar y creo que otro que se llamaba la Gloria, tambien magnificos. En Dover, New Jersey (off the beaten path, I know) esta o estaba Jai Alai, del vasco exiliado en Cuba primero y en USA despues Iñaki Cenikacelaya, tambien muy bueno. Y si uno se hace amigo de Iñaki pues puede hasta meterse en la cocina con el. Maricel Presilla nos ha dado dos restaurantes donde la excelencia y el buen gusto priman, Zafra y Cucharamama, y su premio -muy bien merecido- lo demuestra. No es solo la cocina de Maricel Presilla, es su estilo y su saber hacer, que hacen Hoboken muy cubano. No hay que perderse tampoco los pequeños hole in the wall que hay en Union City, Weehawken y Elizabeth, muchos de los cuales han cerrado. Si cierran no es por malos o fracasados, es solo por el retiro de sus dueños. Un chef me pregunto el otro dia por restaurantes cubanos en Miami: le respondi que debia tocar la puerta de cualquier exiliado, de los verdaderos, no de los «economicos» que en esa casa se comeria mejor que en cualquier restaurant y la hospitalidad seria inolvidable. Aparte de que seguro veria uno o dos libros de cocina historicos, de antes del accidente fatal en la historia de Cuba. En Washington, no recomiendo nada cubano, todo muy pasado por agua para mi gusto. Ni siquiera Cuba Libre, que parece parte de una cadena, y que para colmo su dueño argentino tambien padece del mal del colonialismo culinario y se la pasa en Cuba en los «paladares». Muchos se beneficiaria si comiera un sandwich cubano en Miami o en Tampa o en New Jersey y una cerveza fria, pero cosas de la vida, tambien va para Cuba. No se como se puede hablar de cocina cubana en Cuba, cuando la escasez del castrismo la ha abolido por decreto. En Cuba quedan los restos de lo que fue la cocina cubana y esos restos estan tan profanados como cualquier esqueleto de chino del cementerio de 26 y Zapata.

  2. JAJAJA, con TODO acabaron, hasta de las «fondas» SE OLVIDARON, paladares ?????

  3. Muy buen texto de Charlie y tu comentario…

  4. Muy buenas tus aclaraciones, Charlie. El lunes, el Canal Internacional de TVE en su telediario nocturno pasó un pequeño reportaje realizado por corresponsal en La Habana, donde se puede ver al Douglas Rodríguez (con nombre y apellido del exboxeador fallecido hace unos días, luego del alcoholismo haberlo convertido en un guiñapo humano), cocinando y sirviendo sus platos en dos contenedores convertido en ‘cocina y restaurante’, que además de muy caluroso, daba una imagen bastante deprimente y antihigiénica.

    Según la corresponsal de TVE, uno de los platos-estrella del Douglas es la sopa de yuca, pero como no había yuca (increíblemente, porque si algo nunca faltaba en los agromercados cuando en 2003 me fui de Cuba, eran la yuca y el boniato, por suerte, porque con una ración de arroz blanco y frijoles, de cualquier color, acompañada de yuca con mojo o con dos o tres trozos de boniato hervido -frito de vez en cuando, porque la grasa no alcanzaba para estar friendo- uno se llenaba), la hizo con malanga, una vianda que a diferencia de la yuca siempre escaseaba y se conseguía a precios altos.

    Entre una sopa de yuca y otra de malanga, me quedo con la de malanga. Si es caliente y la han elaborado con sustancia de pollo o de carne de res (no con cuadritos de caldo), porque según mi hija, este cocinero la prepara para tomar fría, tipo gazpacho. Y el gazpacho sí es sabroso frío, pero una sopa de yuca o malanga fría… solavaya!

    Si el culebrón mexicano Gotita de Gente popularizó en Cuba el nombre de Dondita y el serial Malú Mulher en los 80 provocó que a muchas niñas, perras y gatas les llamaran Malú, por la telenovela Vale Tudo, protagonizada por Regina Duarte, los cubanos tomaron el nombre de Paladar y se lo pusieron a los restaurantes privados, como recuerda el periodista brasileño Bruno Ceccom (http://www.gazetaesportiva.net/noticia/2012/02/formula-1/personagem-de-regina-duarte-em-vale-tudo-inspira-restaurantes-cubanos.html).

    Espero que si algo queda del paso de ese cocinero cubanoamericano por La Habana, no sea precisamente esa sopa de malanga. Gracias, Charlie, por esos links a restaurantes donde se puede comer buena comida cubana en USA.

    En mi blog, en 2010 publiqué Las otras Gran Vía (http://taniaquintero.blogspot.com/2010/06/las-otras-gran-via.html). Los hijos de los dueños que hace más de 80 años abrieron en La Habana una de las mejores dulcerías, siguen confeccionando cakes y dulces en la Florida, en Elite Cake Creations (http://elitecake.com/). También en 2010, con el título Los mejores dulces de Los Angeles son cubanos (http://taniaquintero.blogspot.com/2010/09/los-mejores-dulces-de-los-angeles-son.html), reproduje un trabajo publicado en El Mundo/América. Unos meses antes, en el blog Desde La Habana había publicado El chef preferido de Jennifer López es cubano (http://www.desdelahabana.net/?p=886).

    Mi madre, como casi todos los espirituanos y camagüeyanos, era muy ‘sopera’. Dos eran sus sopas preferidas: la de pollo con culantro, malanga y trozos de mazorcas de maíz, y la de plátanos verdes. De esta última copio la receta, que por algunos de los ingredientes que lleva, es prohibitiva para muchos cubanos residentes en la isla:

    Se prepara un buen caldo con media gallina y una libra de falda y dos huesos de ternilla, sazonado con sal, cebolla y tres tomates. Se le da color con azafrán tostado y un poquitico de bijol. Después de colado el caldo, se echan los plátanos verdes salcochados y pasados por la máquina de moler y se deja hervir hasta que la sopa quede espesa. También se puede hacer friendo mariquitas de plátanos verdes, que se machacan en un mortero y después se agregan al caldo. Cuando esté terminada, a la sopa se le exprime el zumo de un limón criollo, para que no se ponga oscura y quede amarillita.

    Esta receta la tomé de El Güije, de su sección de cocina cubana, donde se dice que formaba parte de un Menú de las Estrellas publicado en la revista habanera Cinema del 12 de agosto de 1956. El resto de las recetas pueden verlas aquí: http://www.guije.com/public/cinema/1069/menu.htm

  5. Yo ya he give up and give in, me doy por vencida y me rindo NO COMPRENDE! La mentalidad de estos sujetos que seguro se consideran de la diaspora, yo sigo siendo gusana. Pobre George, parece esta bien incomodo pues es nuy bien educado y conmesurado con su vocabulario pero perdio los estribos y lamo a la Infanta tha bitch in SF (therealcuba)

  6. Tambien soy espirituana y si, los espirituanos son muy soperos sobretodo al otro dia despues de un fiesta, que como guajiros autenticos, empiezan la fiesta pero no tienen para cuando acabar. Esta Sopa de Platanos le gusta mucho a mi mama. La receta esta muy buena, gracias la voy a hacer por la receta a ver como me queda. Yo recuerdo que mami tambien hacia la sopa de pollo o de carne y freia chatinos (tostones) y se los echaba a la sopa, eso le da tremendo sabor. Las sopas siempre caen bien.