Una niña cubana, de una familia pobre pero trabajadora, de cuando todavía quedaba algo en Cuba, sobre todo vergüenza.

La bata de hilo blanca, bordada en azul celeste me la mandó a hacer mi abuela materna con una modista de la Calle Muralla. El relojito era de mi madre, comprado en El Encanto. La cadena y manillas me las había mandado de regalo mi padre con mi abuela paterna. Y el azabache es cosa de mi abuela materna.  La foto se hizo en el Atelier Núñez, en la calle Reina. Cumplía siete años. Nunca me celebraron cumpleaños, pero siempre tuve una foto para cada cumpleaños. Todavía quedaba algo en La Habana, sobre todo vergüenza y esperanzas. Esa niña soy yo.

Zoé Valdés.

23 respuestas para “Una niña cubana, de una familia pobre pero trabajadora, de cuando todavía quedaba algo en Cuba, sobre todo vergüenza.”

  1. Un bonito recuerdo de cuando Cuba era una isla civilizada.

  2. Una familia pobre como muchas pero que tenia la esperanza de progresar una niña pobre muy limpia a la que se le dieron valores como justamente dice «cuando aun habian» Estos recuerdos son muy importantes aun cuando no hay un cake pero hubo la foto, el vestidito (muy fino por cierto) y los regalitos de los familiares En la actualidad en Cuba se celebran los 15 de Florita pero la pobre hace 3 años que hace la jinetera, vive en un solar donde los codigos de entonces ya no existen no son ya una familia sino enemigos chivatos, bisneros, chulos, abusadores y donde hoy se ven en Cuba niños mocosos pidiendo limosna esta es la gran diferencia

  3. La mirada dulce e inteligente de una linda niña amada por sus familiares.
    Me alegro mucho que tus padres vivieron lo suficiente para compartir tus primeros triunfos contigo y con el resto de tu familia.
    Gracias por compartir.

  4. UNA NIÑA PRECIOSA QUE LOGRO SER
    UNA JOYA DE MUJER

  5. Yo tambièn fui esa niña… pero menos sonriente… y ya la verguenza se estaba perdiendo… y algo, casi no quedaba…

  6. Que linda, adorable!!!. Asi mismo es, el cubano jamas tuvo que ser burgues(como dice la propaganda), para vestir a su hijo decentemente y tirarle una foto el dia de su cumpleanos, o cuando le diera la gana.

  7. Fuiste pobre pero afortunada. Cuando existe una estructura familiar solida se sale adelante como tu.

  8. Realmente nunca te he dicho que todas las fotos tuyas son maravillosa,es como descubrir a los que no tuvieron esa etapa de la vida,donde de verdad,uno se creia un rey y casi nunca falaban,el vestidito para las nenas y el bombache y las marineras para los varones,tienes una joya en tus manos,esos son los bellos recuerdos.

  9. MUY BONITA,ELEGANTE Y DECENTE, SE MIRA ALEGRIA EN TU ROSTRO,MUY HERMOSOS Y AGRADABLE LOS BUENOS RECUERDOS DE TUS SERES QUERIDOS. TE COLMARON DE BUENOS VALORES FAMILIARES,POR TAL RAZON,HOY DISFRUTAS Y COMPARTES,EXPERIENCIA Y,TE CONMUEVES CON SAUSAS AJENAS(PERO QUE CONVIERTES TUYAS PROPIAS),A ESE GRAN MUNDO DE LETRAS DONDE CRECISTES,,,,,,,HABRA QUE PONER AL PECHO DE MI NINA,UNA MEDALLA,AUNQUE EL BATEY, MALICIOSO ME LE DE TAN MALA FAMA. TQ. ELIO ESQUIVEL.

  10. Eras pobre pero con dignidad y una familia llena de moral,no como los millonarios que hoy existen en nuestra desangrada patria,asesinos y ladrones,en esa foto estas muy bien ZOE. Omar Pernet Hernández…

  11. Qué linda foto!

  12. Se te puede ver lo de pilla en los ojos de esa cara bonita.Si yo también soy de cuando en Cuba había verguenza y me puedo identificar con esa foto.A veces me pregunto si merece la pena rescatar La Patria o dejarla que acaben de destruirla y comenzar de cero. Yo misma no me creo ésto pero estamos como el salmón y el cubano no se revela.Gracias por el regalo de tus fotos que cuentan una historia yo todas las disfruto.

  13. Se puede ver tus ojos de pilla en esa cara bonita, Yo también soy de cuando en Cuba había verguenza, me puedo identificar bien con esa foto. Hay veces que pienso si merece la pena rescatar la Patria o dejar que la acaben de destruir y comenzar de cero.Esto no me lo creo ni yo misma; pero ya somos muy pocos los que seguimos «intrancigentes», estamos como el salmón y el cubano de a pie sigue bajando la cabeza y mirando para otro lado cuando arrastran a los que protestan, muy triste. Gracias por tus fotos que cuentan una historia, yo las disfruto mucho. Saludos

  14. Ni falta que hace, adorable cubana, que aclares que la de la foto eres tu.

  15. La Niña no ha cambiado mucho, que bonita!

    «Que República se perdió!»; podríamos decir si la comparamos con la que existe hoy en Cuba y en muchos otros países.

  16. Zoé, no era necesario que pusieras que tu eres esa niña: tu cara es inconfundible, por los ojos achinados y el pelo lacio. Y por ese mestizaje que es sello de identidad de La Habana: blanca, mulata y china.

    Antes del 59 a uno lo retrataban en cualquiera de los muchos estudios fotográficos existentes en la ciudad, por el día del cumpleaños o cuando al niño lo disfrazaban por los carnavales. También en las escuelas públicas, con aquellos fotógrafos particulares, quienes al inicio o final del curso dejaban plasmadas las imágenes de los diferentes grados, con la Señorita (así se le decía a las maestras) retratada en el centro. Si en la escuela había un acto o una fiesta, de nuevo iba el fotógrafo. Luego los padres compraban las fotos, que no costaban más un peso o dos cada una.

    Todo eso se fue perdiendo. Los maestros, ya se sabe, un desastre, igual que la enseñanza. Pero siguen habiendo fotógrafos particulares que se dedican a retratar a los niños de primer grado, el día del ‘Ya sé leer’, el 4 de abril. O cuando les ponen las ‘pañoletas’, azules o rojas. Fotos aburridas. Es una suerte tener recuerdos de cuando Cuba era Cuba.

    En mi época (nací en 1942) no había ‘pañoletas’ ni ‘pioneros’. Lo que tengo son fotos de excursiones al zoológico o a llevarle tabacos a los antiguos mambises en el Hogar del Veterano de 10 de Octubre, que todavía existe y hoy es un asilo estatal muy deprimente. También con las distintas ‘Seños’ de la primaria o del día que terminé el 6to. grado, cuando el inspector municipal nos entregó los diplomas a las alumnas que sacamos las mejores notas: Sara, Teresita y yo y las tres nos estrenamos vestidos blancos.

    Ese señor visitaba a cada rato nuestra escuela, primero hablaba con nuestra directora, Modesta Ramírez, una mujer mayor, doctora en pedagogía. Luego iba a las aulas, cuando entraba, nos poníamos de pie. A veces se quedaba observando la clase, otras nos preguntaba, con mucha amabilidad y educación. Era negro, alto, y siempre vestía de traje, cuello y corbata.

    No sé en Francia, pero en Suiza, las escuelas y los maestros son muy parecidos a como eran los maestros cubanos, de escuelas públicas o privadas, antes de que llegara el ‘comandante y mandara a parar. No sólo acabó con la ‘diversión’, si también con todo el país.

  17. Gracias a todos. Así es, querida Tania. Y sí, en Francia los profesores son muy parecidos a los que había antes en Cuba. Aunque desgraciadamente algún que otro cubano de esa generación del cuchillo entre los dientes se ha colado a golpe de inventos y guanábanas en las escuelas francesas y ya tú sabes, un horror. Los cuentos que he oído son de terror y misterio. Pero eso son excepciones muy bien localizadas, y en algunos casos, ya expulsadas.

  18. Que linda foto, este post es dignidad y orgullo de vivir, fuiste y eres afortunada, tu humild familia te inculco tremendos valores morales, te admiro y estoy muy orgulloso de ser uno de tus fieles seguidores.
    Un saludo grande: Martin

  19. Que linda Zoe, me recuerda a las mias, con vestidos bordados por mi abuela.

Deja un comentario