Los JJOO en Londres.

No pude ver la Inauguración de los JJOO en vivo porque esa noche cenamos en el Terroir Parisien del gran chef de cuisine à la mode desde su época en el Hotel Meurice: Yannick Alléno; pero alcancé a ver una parte, y algunos fragmentos en internet, los más importantes y hermosos.

Alcancé a ver, por ejemplo, lo que ha sido la primera interpretación de Isabel II, la Reina de Inglaterra, en el cine, junto al último James Bond, en una de las apariciones más humorísticas y tiernas de la Reina. ¡Cuánto me alegro que los juegos hayan ocurrido en Londres, a pesar de todo lo que amo a París! Pero ¿se imaginan un número parecido en París? Impensable. La última reina que tuvieron la decapitaron. Y no puedo ni siquiera imaginar, por mucho humor que ella y yo tengamos, a Madame Bernardette Chirac, lo más cercano a una de las perritas de la Reina de Inglaterra que tenemos en Francia, con su jolie coiffure y el consabido aire de tener un palo metido en el trasero, lo de aceptar una actuación en el cine, junto a, vamos a ver, al agente pujón y mediocrón Jean Dujardin en su OSS 117, una pésima burla fílmica de James Bond.

¿Hubiéramos podido repasar la historia de Francia tal como la hicieron los ingleses de cabo a rabo con Vichy y Pétain incluídos?

¿Dónde está el cantante a la altura de Paul McCartney, el que por cierto, fue el único que me desagradó en la escena? Escogió una de las peores canciones de los Beatles, una de las más facilonas, y la interpretó pésimo. Y así y todo estuvo muchísimo mejor de lo que hubiera estado cualquier cantante de los de ahora en Francia. ¿A quién hubieran puesto, a Johny Halliday, a Patrick Bruel, a Jean-Jacques Goldman, o al rappero de turno? A las mujeres, ¡ni de broma!, este país considera en su gran mayoría que la voz mundialmente aclamada de Mireille Mathew es ringard o decadente porque la dueña de esa voz es de derechas, votó Nicolas Sarkozy, y además cantó La Marseillesa; aunque también a algunos rapperos que votaron a Sarkozy en el 2007, como al propio Johny Hallyday, medio que les ha caído tiña. A las otras grandes intérpretes como Lara Fabián, etc, las ha devastado la envidia y maledicencia de las mariquitas envidiosas de la televisión.

Es probable que los JJOO en París hubieran tenido una proyección más rimbombante, tal como ocurrió en China, o como se hacía en la época versallesca de Lully, pero no creo que hubieran tenido la belleza y sobriedad, el fino sentido del humor, y el esplendor artístico que existieron en los JJOO de Barcelona y ahora en los de Londres.

En cuanto a los países que desfilaron, unos de los más aclamados: Estados Unidos y Jamaica. De los menos aplaudidos: Siria, Cuba, Irán, y Arabia Saudita (ya una de las deportistas mujeres que por primera vez enviaron a los JJOO este año prefirió regresar porque se negó a quitarse el burka para competir; era una yudoca, imagínese qué hubiera pasado si el trapo se le enreda en la garganta a su contrincante. Pero ella prefirió el burka). En la delegación de Estados Unidos brilló la sonrisa de un cubanoamericano.

No sé en qué periódico español leí un artículo con fotos adjuntas sobre «los peores vestidos de la ceremonia», sin incluirse a ellos, que iban horrendos con unos brillos espantosos en unas telas con unos colores rechinantes imposibles. Pero teniendo a Zara, y a tantos buenos diseñadores, se decidieron por un ruso que los mató.

Todavía nada se ha terminado, al parecer la ceremonia final promete…

Zoé Valdés.

3 respuestas a “Los JJOO en Londres.”

  1. Me paso lo mismo que a ti, el ex-beatles sono chirriante y en cuanto a la reina, bueno, es la monarquia mas lista del mundo y por tanto, la mas rica. Han sabido rentabilizarlo «todo» con suma elegancia. Son como el bambu, duros cuando toca y flexibles tambien. Ah, y los rusos pagaron la estadia de los gallegos, recuerda, el que paga, manda.

    Me gusta

  2. Pense que era mentira que mis oidos escucharon mal,pero la delegacion fue una de las mas apladudas

    Me gusta

  3. Eres tremenda Zoé…

    Sobre Lord Paul McCartney… pedirle a un señor que supera los 60 años, que en vivo y al aire libre, repita la gloria melodiosa de un estudio es como pedirle a Mohamed Alí que caminara erguido y diera muestra de destreza pugilística… Fue grandiosa la banda musical del evento, grandiosa… un señor que pudo haber preferido cantar, por vanidad, con los artificios tan a la usanza en estos tipos de show… Gracias a Dios Paul, no fue un «manjar recalentado»… fue un manjar divino y auténtico en estos tiempos de cólera… Larga vida!… Yo, lo veo así… 😉

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: