Historia de una foto… completa.

Desde hace años hay una gran cantidad de zánganos que quieren o intentan hacer el pan con mi vida privada, y no cesan de difamarme, calumniarme e insultarme a mí y a mi familia. Se la pasan publicando mentiras, y algunas verdades a medias; ya les he advertido que no pierdan su tiempo, que llegado su día todo se sabrá, porque todo lo escribiré y porque no tengo nada que esconder.

Han publicado una foto donde aparezco junto a Alfredo Guevara y Silvio Rodríguez en uno de esos blogs conducidos por estos pobres arruinados. La foto ha sido editada, o sea, no la publicaron completa, contando supongo con que yo no la tendría en mi poder. Pero la tengo, y aquí se las dejo… completa. Y con su verdadera historia.

Sobre esa época, a mediados de los ochenta, he escrito la mar de veces en este blog. Fue la época en que caímos engañados, o no engañados, seducidos por las promesas que nos hacía Alfredo Guevara a los jóvenes escritores y artistas, unos más otros menos, como cayeron varias generaciones de artistas y escritores en Cuba antes que nosotros, y al parecer siguen cayendo. ¡Qué pereza, vuelve de nuevo con la historia!

Nunca he negado que aprecié a Alfredo Guevara como todos los que allí estábamos, y otros que no aparecen en la foto, porque nos vendió un mundo posible dentro de Cuba, si seguíamos siendo contestatarios, con cordura, y construyendo siempre la magna obra, densa, profunda, filosófica. Obra que  él mismo nunca construyó. Jamás he negado que estuve muy cerca de su persona por razones de trabajo, y sobre todo porque mi primer esposo lo estuvo más que yo. De ese modo fue que lo conocí.

Esta foto se tomó en la casa de José López Horta en La Habana, el ex dueño de Café Nostalgia posteriormente en Miami, que aparece en la foto sentado en la cama con camisa azul. Estábamos un grupo en su cuarto, donde único había aire acondicionado. Pero en realidad aquella noche se celebraba una fiesta en honor al primer viaje que realizaría una serie de pintores jóvenes a Brasil, esos pintores eran Moisés Finalé (viven entre Francia y Cuba), no recuerdo si Humberto Castro (exiliado en Miami), Pepe Franco (residente en Argentina), y no recuerdo los otros, en uno de esos intercambios ideados por Guevara y Horta… El hecho es que las palabras del catálogo las escribimos Osvaldo Sánchez y yo; y se decidió, o sea, lo decidió Alfredo Guevara, que la misma exposición que viajaría a Brasil se mostraría en la Galería Habana. Así se hizo ulteriormente, yo leí las palabras hacia el público de la calle, los pintores pintaron toda la calle Línea, y graffitearon hasta las guaguas, y aquello degeneró tanto que hasta Silvio Rodríguez se encabronó y se fue; llamaron a la policía y por nada cargan con todos nosotros.

Pero esta foto es de antes del evento, en ella aparecen Silvio Rodríguez bastante huidizo (ese no era su ambiente y la pasaba mal entre nosotros, por aquella época se decía que tenía una relación con Beatriz Valdés, y también con Sonia Pérez, la esposa de Reinaldo Escobar, entre otras muchas, lo que no viene al caso). En honor a la verdad Silvio Rodríguez buscaba ayudar a las nuevas generaciones bastante rebeldes, él lo había sido en una época, y se interesaba creo que bastante curiosamente en nosotros. Alfredo Guevara a su lado, asistía a esas fiestas como gran amigo de Pepe Horta que era y creo que sigue siendo, hambriento de conocer a toda esa juventud que ya se desbordaba de los límites, de aproximarse a la sangre fresca y a los nuevos artistas y pensadores (como mismo se acercó a Paideia, otro grupo entre los que se contaban muchos que habían estudiado en la URSS, en un momento determinado), ya no se interesaba más en Manuel Pereira (había sido mi esposo y a través de él conocí a AG, vive exiliado en México), ni en Miguel Barnet, ni en los de generaciones anteriores, a los que ahora despreciaba profundamente. Luis Orlando Deulofeu, el que está de pie con la mano y el brazo apoyados en el respaldar de la cama, camisa gris, (exiliado en España), de él se decía de todo en aquella época, que si era seguroso, que si era amante de Pepe Horta, que si lo era de AG, esto último lo dudo… La verdad es que nos tratamos poco, pero siempre vi muchísimo talento en él, en sus películas y en sus libros; no tenemos una visión concordante de aquella época, lo presiento en sus libros, pero tampoco tuvimos la misma experiencia. Lo llamo La Dulo, y lo estimo y admiro. En primer plano con barba a lo Rasputín, Iván Giroud, fue el Director del Festival de Cine de La Habana, pero antes se tuvo que jamar mucho cable en los Camilitos, como ingeniero que apenas pudo ejercer, y como mano derecha de Pepe Horta; es el padrino de mi hija, nos dejamos de tratar por razones políticas, al parecer vive y trabaja en Madrid, Aaron Vega (primo de Ricardo Vega), el hijo de Daysi Granados y de Pastor Vega, con la prima de Pepe Horta (en una época posterior se dijo que estuvo vinculada a un grupo de DDHH), si mal no recuerdo en aquel momento noviaban. Aaron Vega vive en Puerto Rico, entra y sale de Cuba -según me han dicho-, no tengo trato con él, pero nunca nos peleamos, sólo nos distanciamos. De pie, con una camisa a cuadros azules, Tabito, el hijo de Marisela Sosa, del ICAIC, estudiaba Medicina, sobrino del cineasta Mario Crespo, un chico muy simpático, amable, educado, y zorrito. Yo simpatizaba mucho con él y con su familia. Recostados al respaldar de la cama el músico Ulises Hernández y yo, es él quien me tiene el brazo pasado por encima. Siempre quise mucho a Ulises y a Iván, a quienes le dediqué mi libro Traficantes de belleza. Nos enemistamos también por razones políticas en el momento en el que el Papa Juan Pablo II visitó Cuba. Es un pianista de mucho talento. Delante de Alfredo Guevara,  se halla su hijo adoptivo, que antes había sido su chofer, Tony Guevara. Un joven simple y de buen trato, que cayó de fly y seguramente piensa que salió ganando la gran lotería.

Ninguno de nosotros fuimos a buscar a Alfredo Guevara, él se interesó en el fenómeno artístico de los años 80. Ninguno de nosotros renunció a su arte, ni a sus ideas, sin embargo, la mayoría tuvimos que exiliarnos, de no haberlo hecho no habríamos podido seguir con nuestras ideas y nuestras obras en Cuba. Por ellas muchos de nosotros tuvimos problemas.

Solamente dos personas poseían copia de esa foto. La otra persona supongo que en algún momento mostrará  el resto de las fotografías que él mismo tiene y de las que se sentía muy orgulloso, y también supongo que enseñará su rostro y dirá su nombre. Lo que no me corresponde a mí.

Grupos como éstos había varios en La Habana de los 80, muchos se mataban por que AG repara en ellos, lo lograron después que todos nosotros nos largamos. Nada que ver con los hijos de papá, hijos de pinchos, de militares, ni de la élite que andaba en automóviles de lujo y vistiendo a la última. Al salir de esa fiesta cada uno tenía que mandarse una perra guagua o regresábamos caminando a nuestras casas.

Zoé Valdés.

Fuera de esa foto, en la sala, bailando o conversando y bebiendo, estaban Gustavo Acosta y Anita, Thelma Quintana, Pepe Franco, Carlos Alberto García (no estoy segura, pero es posible), Moisés Finalé, Consuelo Castañeda, Daysi Granados, Pastor Vega, Lourdes de los Santos, Mario Crespo, Marisela Sosa (era una asidua, pero no puedo recordar si esa noche estaba), Osvaldo Sánchez, Leonor Arocha, y un español que representaba o quería representar a algunos pintores cubanos. Tampoco puedo recordar si el pintor Arturo Cuenca (exiliado en Miami), llegó a asistir esa noche, pero él estuvo en numerosas ocasiones en esos fetecunes, él fue quien los bautizó así, porque lo mismo se daban en casa de Pepe Horta que en la casa del embajador de Holanda que se llamaba Khunt, y Cuenca bautizó sus fiestas como fetekhunes. Tarde en la noche llegó Beatriz Valdés, la actriz de La Bella de la Alhambra.

Anuncios

36 comentarios en “Historia de una foto… completa.

  1. Zoé ¿pero es que estos que se la pasan buscándote las cosquillas y diciendo tonterías de tí, pueden decir con la mano en el corazón que ellos no tienen nada de lo que arrepentirse? Cada persona es ella y su vida, y la vida de una persona da muchas vueltas. Lo triste no es haber creído en algo que no valía la pena, lo verdaderamente triste es seguir pensando igual, y eso es lo que le pasa a todos tus detractores. Deja que todo te resbale. Total, no hiere el que quiere sino el que puede y si tú no quieres nadie podrá. Saludos.

    Me gusta

  2. Les salió mal la jugada, creyeron que no tenías la foto. Les diste con el hacha y con el cabo. Parece que están aburridos… Que se pongan a ver los Juegos Olímpicos! O a releer Paradiso!

    Me gusta

  3. Nadie puede extrañarse de esta última bajeza. Porque tus logros les duele. No solamente a sus dueños, sino a los degenerados esos que viven en un estado de perenne envidia, les diste una tremenda sorpresa al publicar la foto y el texto.
    Por otro lado, como dice Moraimai te ves preciosa.

    Me gusta

  4. Eso tipejos no saben como tratar de denigrarte (se quedan en el intento y solo te dan más publicidad y gratis, sin tener que usar la master card como tan graciosamente dice Moramai)…La foto está genial, pocos cubanos tiene o han tenido el privilegio de poseer fotos de aquellos tiempos, eso ya es un mérito, no se que mierda ganan o se creen que te dañan con esa foto…solo demuestran lo que son, inmaduros, subnormales, estúpidos en fin. Muy buena respuesta y tremendo cachetazo con la publicación de la foto, tú siempre tienes el AS bajo la manga y es algo que ellos no toleran, más allá de tu postura política les duele tus triunfos artísiticos, tu talento, tu persona, tus logros, pimienta para todos!!!.

    Me gusta

  5. No dejes que te moleste nada de lo que dicen de ti Zoe una partia’ de anonimos, no se atreven a darte la cara, seguro ellos tienen algo que esconder, apuesto que si se encuentran contigo hasta te besan con el beso de Judas, mandalos a freir esparragos.

    Me gusta

  6. pues a mi lo que mas me gusto del lugar donde aparece la foto recortada es la lista de sus seudonimos. moramai es uno de ellos. que lista tan buena. la mandaron a diario de cuba. una joyita.

    Me gusta

  7. Gracias a todos. Escucha eso, moramai, ahora además de Frida, a la que he entrevistado y todo, dicen que tú también eres un seudónimo mío. La verdad es que esta gente se la pasa jugando con internet con el dedo en la boca. Ni siquiera ven la cantidad de entradas que tengo, y además necesitan inventar que me creo seudónimos. Pobruchos!

    Me gusta

  8. alguien me explica que tiene esa foto de particular? no se ve escena porno, no hay bacanal orgias desnudos cual es el problema?? para mi verles las caras antiguas de esos tiempos, usos y costumbres me parecen mas bien con el perdon de todos unos guacarnacos que se divierten en la boberia Y???? para decirla toda hay gentes que han hecho del denigrar un deporte y muchos estarian en el podio con medalla de oro joder!

    Me gusta

  9. granmother… Como buena comemierda que es eres ¡Qué podría esperar!… Que le gustara!…De repente, fue Ud. la misma que hizo la listica anónima (que no quise adornar con comentario alguno… que sean los cheer leaders subnormales lo que levanten el bodrio de post) y ahora se solaza del pujo… No sé si fue Hipócrates (¿sabrás quién fue Hipócrates?… no, no es un hipócrita, débil mental)… se lo dejo de tarea… Pues Hipócrates decía que la porquería se generaba en el cerebro… y no lo dudo si a las pruebas me remito… Como verá no puedo hacer nada contra su mal, sólo le aconsejo que tenga cuidado cuando el excremento le suba por el esófago, porque puede asfixiarse…
    Su intencionalidad, trayendo a este espacio esa porquería de mí que soy ajena a la lucha tribal encarnizada contra Zoé Valdés, es asquerosa…

    Me gusta

  10. Zoé… Si alguna duda tuve alguna vez de la calaña de aquellos que te agreden… ya no la tengo… ya estoy segura…
    A mí, en todo caso, sería a la que le encantaría poder ser tu heterónima literaria… porque de vida, vida propia tengo… 😉
    Un abrazo…

    Me gusta

  11. Es muy lamentable que todo eso suceda,lei este articulo y el otro de “la sombra”junto con todos los comentarios como tambien los que estan aqui.lo que mas me molesta es que se escondan bajo un rostro que no existe y no pongan sus nombres para expresar sus opiniones lo cual me da a entender que son los que te ven un dia y te dan una palmadita en el hombro y te saludan como tus mejores amigos.si algo aprendi desde niño es darle la cara a cualquier situacion pase lo que pase y sin medir las consecuencias,porque uno es dueño de sus actos.Conozco tu labor y tus trabajos y no voy a la base de los chismes y anedoctas de juventud porque si vamos a ver muchos errores el exilio seria el pulgatorio de todos los cubanos,cuantos los hay que apretaron el gatillo y hoy viven en Miami o en cualquier parte del mundo y solo dicen me “equivoque”a juzgar que muchos o todos nos pusimos un pañoleta y gritamos !pioneros por el comunismo! aunque hubiera sido de dientes para fuera.todos somos causante de un regimen que glorificamos una vez, de cualquier manera,aunque hubiera sido por desgana o por simple diversion de estar en ese lugar porque ibamos a estar todos en la misma jodedera.lamentablemente la idiosincracia del cubano es cogerlo todo pal relajo y de cualquier acto haciamos la fiesta,pero en nuestro silencio interior sabiamos verdaderamente quienes eramos, pero como escribi anteriormente yo era dueño de mis actos y prueba de eso esta en mi expediente escolar que por sierto para ello era muy sucio y no cabia una queja mas,por lo cual mi madre para que me eceptaran en la escuela de arte tuvo que arrancale unas paginas porque estaba marcado muy bien en letras rojas “no participa en actos politicos” y tengo como testigos a mis “compañeros de aula”y dicho expediente escolar que recoge toda mi actitud desde la primaria.
    Porque vamos a juzgar el pasado de Zoe?simplemente por sus exitos,porque ha llegado a donde esta por su sacrificio y prueba de ello lo demuestra en su labor literaria,no me importa quien la juzge o la critique vilmente o quiera desacreditar su persona con textos sin rostros o simples chisme de solares ciberneticos, lo que me une a Zoe no es su pasado es su presente y porque conoci a su padre y madre en persona mas que a ella y se lo grande que fueron porque en la sencilles de la palabra se conoce la raiz de un ser humano.
    es mi humilde opinion porque cuando uno escoge a un amigo es para las buenas y las malas.si llegara el caso de que un dia Zoe se sienta mal conmigo he de tomarlo como un dia malo,pero no desacreditar toda una vida y odiarla por el simple echo de que no coincidimos en un pensamiento,hablando las personas se entienden,pero la sinceridad tiene rostro.
    En su libro “El hombre mediocre” Jose Ingenieros cita.”la envidia es una adoracion de los hombres por las sombras,del merito por la mediocridad.es el rubor de la mejilla sonoramente abofetada por la gloria ajena,es el grillete que arrastra los fracasados” Capt V.- La envidia (la pasion de los mediocres)

    Me gusta

  12. Zoe querida, ante todo gracias por tu visión, siempre dadivosa, de mi trabajo audiovisual y de mis libros. He sabido hoy de esta entrada en tu Blog y te contesto porque me atañe directamente y porque, como no puede ser de otro modo, doy la cara siempre. Y siempre asumo la responsabilidad de lo que hago, filmo o escribo. No me queda claro si sabes que la foto he publicado yo. Dices textualmente “Han publicado una foto…” Por ello no estoy seguro. Pero sí, es la misma que ilustra una entrada en mi Blog luisdeulofeu.com, y que se titula: Poesía son ustedes dos. Yo la recorté porque el escrito va solamente de esa experiencia que tuve cuando era estudiante de Periodismo, al preguntarle a Silvio qué es poesía. Y porque muchos años después, en ese encuentro en casa de Pepe Horta, me firmaste un ejemplar de un poemario tuyo que admiraba, al mismo tiempo que, para mi sorpresa, Silvio recordó mi pregunta sobre poesía de años atrás. Lo escribí y lo ilustré con esa imagen nuestra como un homenaje a la suerte que tuve entonces, siendo estudiante y un guajiro de Pinar del Río becado en La Habana, de estar cerca de ustedes. Pero nunca como una ofensa a tu familia. Ni a la de nadie. Jamás. No edité la foto pensando que no la tuvieses. Siempre he sabido, porque en su momento Pepe así nos lo hizo saber, que todos los que salimos en ella tenemos una copia. Tampoco la recorté con el objetivo de manipular su significado. Simplemente porque el escrito va de mi encuentro con Silvio, contigo y con vuestra poesía.
    Y aunque no creo necesario, por mi parte al menos, tener que airear públicamente con quien me acuesto, sí me creo en el deber, casi más en la obligación, de hacerlo por implicarse a terceras personas, como es el caso, en un Blog tan leído como el tuyo: No, nunca me acosté con Pepe Horta ni con Alfredo Guevara, como bien haces en dudar. Nunca fue mi objetivo ni ninguno de ellos me insinuó siquiera la posibilidad de ir más allá de la relación semiprofesional que tuvimos. Y agrego el prefijo porque realmente, el único proyecto que salió de esa cercanía laboral me lo censuraron nada más grabar la primera entrevista. En el caso de Pepe, con mucho gusto por mi parte, esa relación se ha hecho más ciber personal desde el lado del mundo en el que se encuentra, al que me encuentro yo.
    Y también yo fui de los que “al salir de esa fiesta… tenía que mandarse una perra guagua o regresábamos caminando a nuestras casas.” En mi caso a la beca. Ni siquiera vivía en La Habana todavía.

    Y sobre lo de si era “seguroso” o no, esa marca que persigue a los cubanos que no hemos querido volver a militar en ningún extremo, ni del ¡VIVA! ni del ¡ABAJO!, por creer más en “el ajiaco” que somos y debemos ser y defender como idea democrática, está ampliamente explicado en mi tercer libro, Biografía de una sospecha, que acabo de publicar en AMAZON.ES. Sobre él hablo en aquella entrevista nudista que me hizo Marzel en su corto y cuyo link creo que publicaste en tu Blog. Solo que allí no tenía aún el título definitivo y por esa razón aparece como La cuenta, por favor. Es un libro que por tratar precisamente temas como ese de lo que se dice de uno sin uno, lo considero mi no novela. Es un libro tránsito hecho con el objetivo de decir únicamente la verdad. A él remito a todo el que haya sospechado o sospeche y le interese saber sobre todo ello de primera mano. Gracias una vez más, Zoe, y perdóname si te ofendí al publicar esa foto y esa experiencia contigo, con Silvio y con la poesía.

    Me gusta

  13. Lo unicio que hicieron bien esos que te quieren agredir por una foto -que en realidad no dice nada extraordinario-, fue ponerse el ”nombrete” que se pusieron a si mismos… sobre sombras jaja, si muy acertado porque las sombras solo son ausencia de luz! y eso mismo es lo que son, ausencias de luz!, que infelices no? No es de extranar que se obsesionen con tremenda envidia con los que si la tienen.
    Y eso de atacar desde anonimato y no atreverse a usar sus nombres reales es muy tipico de esos cobardes, que solo son la calaña enferma de odio y envida creada en los laboratorios marxistas en Cuba, la cultura de la envidia, la difamacion y la calumnia. Solo son unas sombras infelices, te envidian, y se retuercen con sus frustraciones, rabiososo por tu exito, Y ese tipo de gentuza lo que mas detesta es que los atrapes y des sus verdaderos nombres a la luz… precisamente, Lo cual pasara en algun momento, y mientras para que darles importancia si ni valor tienen de firmar sus propias infamias y estupideces. Tus lectores te apreciamos mucho y hasta los que no te leen, pues por ser una cubana digna e inteligente que defiendes siempre la Libertad para Cuba, eres un orgullo para el exilio!. Gracias.

    Me gusta

  14. Gracias a todos, gracias, Dulo, por tu extensa explicación que no tenías que darme. No sabía que habías sido tú quien habías publicado la foto, en primera instancia, pero sí estoy segura que no has escrito la cantidad de basura, infamia y calumnias que publicaron acompañando sólo la foto recortada.
    Yo terminé mi relación con Pepe Horta hace algunos años, y es para siempre. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  15. Jesús Rivera, creo que no te invitaron porque si mal no recuerdo, por aquella época estabas preso, ¿no? O sencillamente no eras del gusto de Guevara y Horta, o tu obra no lo era. En lo que ninguno de los que allí estábamos teníamos nada que ver, que yo sepa. Aparte ellos dos.
    En cualquier caso, una vez que saliste al exilio, mi hermano Gustavo Valdés sí te invitó a su primera galería, en el edifico donde mi padre tenía su mueblería, y me parece que fue de un gran apoyo para ti y para tu familia, y luego compartieron galería juntos. Así como te invitamos, Gustavo, Ricardo y yo, a participar en la serie de Un pintor, un cuadro, producida por nosotros y realizada por Ricardo, tal como consta en youtube y en Telebemba.
    Aunque no comprendo tu posición estimo tu generosidad, al abrirle las puertas de tu galería, cuyo nombre es Qbava, o algo por el estilo, a aquellos personajes de Cuba que hoy siguen apoyando a los que te metieron en la cárcel. Yo, desde luego, como no tengo tu misma experiencia, no poseo esa grandeza de espíritu que tan bien te define.

    Me gusta

  16. Jesús Rivera estuvo preso en Cuba por bisnero, no por artista… Cuando todo el mundo estaba haciendo su obra él estaba bisneando… Luego llegó al exilio y quiso hacer arte…

    Me gusta

  17. Zoé, antes, yo prestaba mucha atención a muchas cosas que me decían, o hacían, no las contaré, porque no son necesarias, no soy conocido,ni he escrito libros, ni poesía, ni música, yo disfruto todo eso, como una unción,pero no he sido ungido.
    Las personas que nos rodean,son de dos clases, las que nos acompañan siempre, y aquellas que en alguna estación , se bajan del tren. Por muchos años de observar la naturaleza humana, puedo concluir que las deformidades del alma, son muchas, tan variadas a veces, que no sabe uno si temer, espantarse o salir huyendo, lo que si mi pobre ser ha aprendido y que te comparto ahora, es que el silencio y la espera, son las mejores curas, y no sé si callando y esperando he logrado mucho,pero al menos, no me he perdido yo.
    Yo mismo no he sido ni bueno, ni perfecto, la medida de eso la tiene Dios, en el momento de mi juicio me dirá si llegue, me pasé, o me faltó, pero también ese temor, el del juicio, ha dejado de erizarme, porque vivir, es asumir y no lo haré al modo de los otros, sino al mío propio.
    No doy consejos, comparto mi pobre experiencia, voy en mi piel, cada uno en la suya, no somos serpientes que se mudan y les nace otra, con esta ,con sus imperfecciones tendré que,me guste o no, llegar al final, aunque muchos circundantes, me recuerden a las suspicaces serpientes, no lo somos. Humanos e imperfectos, necesitados de amor, compañía, perdón,afecto, y retomo, para todo el accidente de vivir, nos queda siempre el silencio y la espera…
    No podemos cambiar nada, sino seguir el viaje, a veces incluso , algunos que se han bajado, vuelven a subir, no recuerdo entonces, por qué se bajaron, porque de verdad lo he llegado a olvidar, al hecho y al sujeto , y cuando retornan, es una cara nueva.
    Silencio y espera, han sido mi madurez, vivir herido y sanando siempre, herido de una muerte que no sé cuándo ocurrirá , pero que me espera, no huyo de ella, sólo voy a mi paso, ni rápido , ni lento, en silencio , un sereno silencio.
    Juan Valdés.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s