Lista incompleta de homicidios al estilo Fidel. Por Eduardo Prida.

Lista incompleta de homicidios al estilo Fidel

Autor: Eduardo Prida. Ex prisionero político Causa 06/90. Psicólogo Forense en Cuba. Autor y Asesor de investigaciones científicas sobre diferentes implicaciones médico legales. Representante permanente del Instituto de Medicina Legal en los Tribunales y otros órganos legislativos y fiscales. Licenciado en Ciencias Jurídicas. Profesor Asociado de Criminología y Teoría del Estado y el Derecho.

Profesor Asociado del Instituto Superior del Ministerio del Interior (1976-1981)
Vive en la Florida desde 1996.

Introducción:

La llamada “Revolución” toma el poder valiéndose de jugadas de engaño, su verdadera fuerzas estaba en la sombra dentro y detrás del Partido Comunista, quienes a su vez dibujaban un paisaje político inexistente realmente, al manipular la prensa, el rumor y creando diferentes incidentes violentos que parecían ser espontáneos de un descontento popular.

Las capas poblacionales más impulsivas y dinámicas fueron empujadas a la violencia, así los estudiantes universitarios agrupados y manipulados por la FEU, quien desde sus inicios había sido una iniciativa de los comunistas encabezada por Julio A. Mella y otros connotados agentes rojos.

Más tarde es derribado el gobierno en 1959, una avalancha popular, los comunistas no identificados tomaron las posiciones claves para eliminar a los “nobles e incautos que habían sido inducidos a luchar”.

Aparecieron en escena un desfile de accidentes aéreos, accidentes de tránsito, suicidios y las ejecuciones legales pero también eliminaron “compañeros no deseados” enviándolos a misiones especiales con muy alto riesgo de no regresar.

El método ha sido cada vez más preciso incluyendo la introducción de factores biológicos para crear enfermedades, tóxicos letales a mediano plazo con síntomas patológicos muy disimiles y para dar muerte en la mayoría de los casos no utilizan cubanos si es en el extranjeros y dentro de Cuba, tienen a la disposición un ejército de delincuentes en las prisiones cubanas, quienes salen de la prisión y cumplen la misión y le obsequian privilegios como más comida o unas visitas conyugales.

La propia Sección Z está localizada dentro del Combinado del Este y trabaja paralela con otro aparato especializado de la Contra Inteligencia que se llama TOS (Trabajo Operativo Secreto).

En Cuba las muertes de extranjeros sean periodistas, sacerdotes o diplomáticos siempre aparecen en una escena que desprestigia al occiso al relacionarlo con conductas de homosexualidad, droga o negocios ilícitos.

El método de eliminación física es muy variado pero siempre cuenta con la orden y el estilo inconfundible del propio Fidel Castro, única persona que tiene potestad para ordenar ejecuciones, estos casos se describen en detalle de lugar, tiempo y persona en el segundo tomo del libro “La Sovietización de Cuba y sus Consecuencias” del autor, existen además evidencias y resultados conocidos por todo de las epidemias de de SIDA(HIV), dengue, neuritis óptica, neuropatía o con tóxicos bajo condiciones muy controladas para conocer con toda precisión los resultados cuantos mueren, de qué forma y en qué tiempo.

El caso del accidente y muerte del eminente opositor Oswaldo Payá Sardiñas, de relevancia internacional nos impelen a este breve análisis con algunos elementos históricos.

Antecedentes del Uso de los accidentes por el régimen de Fidel Castro.

Antecedentes del Uso del Asesinato Politico por Fidel Castro

Antes de 1959 existen muchos casos que están debidamente testificados y documentados desde su era universitaria gansteril desde el 1944 en Bogotá, Colombia hasta en las luchas por el poder de la FEU, en la Sierra Maestra tiene mucha relevancia Frank País y su sucesor, el Comandante René Ramos Latour quienes no se proyectaban hacia un entendimiento marxista, el primero fue entregado a las autoridades del gobierno para que lo capturaran, las evidencias apuntan a una Vilma Espín que ejecuta el Plan y el otro el único Comandante muerto en combate en condiciones no muy claras.

Los casos de los Comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto “Ché” Guevara ambos comparten estandartes emblemáticos, pero uno porque no era asimilable a una posición marxista por defecto y el otro porque no tenía cabida en la dirección del país, por exceso, dada la imagen tan pintoresca y omnisapiente con que lo habían pintado y también hubo de pasarlo a una de vitrina de recuerdos.

Los casos arriba apuntados serían suficientes para mostrar el uso del “accidente” como arma de intimidación y eliminación, incluso con sus propios hombres. La lista es interminable: Rolando Castiñeira, Osvaldo Sánchez Cabrera, Juan Abrante Fernández, William Morgan, Manuel Piñeiro Lozada, Haydée Santamaría, Isidoro Malmierca Peoli, Emilio Aragonés, Jose Naranjo, René Rodriguez Cruz, José Abrahantes Fernandez, Arnaldo Ochoa Sánchez, Antonio La Guardia Font, José Martínez, José Padrón Sánchez, Manuel Piñeiro Lozada, como factor común a todos la “muerte accidental” les llega exactamente en los momentos que a Castro le conviene por alguna razón.

Pero si esto fuera poco, el avión de Cubana de Aviación en Barbados lo hizo estallar en pleno vuelo para culpar a los cubanos del exilio de manera general pero específicamente estaba dirigido a culpar a los cubanos que prestaban sus servicios en la DISIP de Venezuela como honorablemente lo hizo el gran guerrero Luis Posada Carriles y otros muchos dignos cubanos, de manera que Fidel Castro Ruz hizo explotar el avión en pleno vuelo, su objetivo táctico era neutralizar a los que perseguían de manera eficiente los esfuerzos castristas por capturar a Venezuela igual que los soviéticos habían colonizado a Cuba, repitiendo la escena, incluso utilizando al experimentado agente Fabio Grobart, quien clandestinamente subvertía el orden democrático, desestabilizaba el estado venezolano reclutando traidores para hacer lo que hoy conocemos la Venezuela Bolivariana del Teniente Coronel Hugo Chávez Frías.

El Departamento América operaba fundamentalmente utilizando como centros operativos las peluquerías Cisne Negro de Caracas, cubriéndose el asesino conspirador con la imagen de un ancianito indefenso e insignificante llamado Fabio Grobart o Juan Blanco entre otros nombres, esta conspiración de Castro para tomar Venezuela había sido detectada por la Inteligencia Naval a instancia de los cubanos exiliados y los cubanos de la DISIP. Increíblemente Castro hace explotar el avión DC-8 en vuelo y asesina de manera alevosa y cruel a sus propios servidores civiles y militares por sus caprichos napoleónicos.

El argumento castrista sobre el hecho ha estado en el tapete político por más de 35 años de manera ininterrumpida utilizándose para desprestigiar y acusar de asesinos y terroristas a sus adversarios políticos, los cubanos del exilio.

Acaso no trataron de montar una escena accidental con la manipulación de los sucesos anteriores y posteriores al trágico y cobarde hundimiento del remolcador “13 de Marzo” cargada de familias que solo trataban de huir de los espantos de la vida bajo el régimen.

Cabe preguntarse el por qué no salieron las torpederas y lanzacohetes de la Marina de Guerra o las patrulleras Griffin de Guarda Frontera emplazadas a pocos metros de distancia?

Sin embargo, si tenían escondido en la obscuridad embarcaciones con dotaciones civiles para impactarlas en la proa y popa. Hundirlos con mangueras de alta presión en medio de la obscuridad. Esta es la más espantosa escena de terror jamás ni imaginada por los directores de cine.
Ejecuciones legales por miles durante 50 años, otro caso de maniobra política del régimen tomo al victima al Padre Loredo quien fue a prisión y el fusilamiento del Ingeniero de Vuelo José María Betancourt después de poner en peligro a los pasajeros de un Il-18 de Cubana, manipularon a la población durante tres semanas buscando al asesino que siempre estuvo en manos de Ramiro Valdéz Menéndez para chantajear a la Iglesia Católica y despojarla de la Escuela de Belén, la granja Barbosa, el Convento de la Víbora y Villa Maristas y enviaron miles de trabajadores de la Aviación hacia los destacamentos de trabajo forzado de la UMAP.

El joven franciscano cubano que tras 15 años de prisión siguió siendo una espina en el costado del régimen después de su excarcelación a mediados de los ’70. Se le siguió hostigando y sufriendo presiones, no solo del gobierno, para que saliera del país. Ante esa negativa de quien quería seguir al lado de su pueblo, se intentó eliminarlo atropellándolo “accidentalmente” con un camión, saliendo vivo de puro milagro. Pero al final triunfaron las presiones, teniendo que salir al exilio.

Muerte provocada por enfermedad como el preso político Thomas López Seguí a quien le inocularon hepatitis y otras enfermedades infecto contagiosa, así como las torturas psicológicas más cruentas que pudieran existir contra un ser humano y a pesar de su fuga de la prisión de Quivicán no logró sobrevivir ni un año en Estados Unidos por su precario estado de salud.

Frescos están los cadáveres del gladiador invencible Orlando Zapata Tamayo y de la indomable Laura Pollán, quien padeció golpes, hostigamientos con accidentes de tránsito y como el método no resultó, le aplicaron una inducción patológica con una jeringuilla, muriendo finalmente.

Laura Pollán, Premio Sajarov.

En el 2011, el caso del documentalista italiano que sufrió en La Habana -y filmó- una acción similar a la descrita por Laura Pollán y Oswaldo Payá a la prensa. En este caso pudo observarse el episodio aberrado de ser sacado de la carretera por un carro particular, de modo “accidental”… pero quedo grabado y la prensa lo divulgó.

Está en capilla ardiente en espera de un atentado el espía convicto René Gonzalez a quien el periódico Granma le tienen augurada la muerte a manos del exilio y para preparar las condiciones le dieron candela a “cuatro papeles viejos” en su propia compañía Broker Airline representada por la Coronela de la DGI Vivian Marinnu.

 

Anuncios

7 Replies to “Lista incompleta de homicidios al estilo Fidel. Por Eduardo Prida.”

  1. Las remesas siguen llegando, idem los turistas cubanos de Miami cargados de dólares para gastar en profesionales del sexo, en vacaciones, para que los veneren los amigos pobres del pueblo.
    En eso estamos, todavía…
    Gracias Eduardo Prida por la incompleta lista de homicidios.

    Me gusta

  2. Yoani Sánchez la jinetera de los castro de propaganda digital para el extragero
    yoanisanchez

    yoanisanchez #Cuba A que no se atreven a darnos un minuto frente al microfono? Por que le tienen tanto miedo al debate? Pobres medios oficiales 😦 about 1 hour ago · reply · retweet · favorite

    Me gusta

  3. Fidel Castro, ya se sabe, perteneció a una pandilla de matones en los años 40. Se ha asegurado que él fue quien mató o mandó a matar a Manolo Castro, líder universitario que a pesar de tener el mismo apellido no era
    familia suya, si no un rival. Después del 59, los Castro, sobre todo Raúl, porque siempre estuvo vinculado al Partido Socialista Popular (PSP), perfeccionaron las técnicas de eliminación de enemigos políticos con militantes del PSP que eran miembros de la KGB.

    En el mes de septiembre en mi blog publicaré, en dos partes, un texto de Yndamiro Restano, quien como yo nació en el seno de una familia de comunistas del PSP, que les recomiendo leer. Se titula Los cinco artífices ocultados, y trata sobre el papel jugado por Osvaldo Sánchez, Joaquín Ordoqui, Francisco Ciutat de Miguel, Wilfredo Velásquez y Aníbal Escalante. Por esa y otras investigaciones que Restano y otras personas han llevado y llevan a cabo, está confirmado que Osvaldo, Ordoqui, Ciutat y Velásquez fueron agentes de la KGB.

    En mi infancia debo haber visto a Ciutad y Velásquez, más conocido por el ‘compañero José’, pero a los únicos que recuerdo, porque entre agosto de 1959 y febrero de 1961 trabajé como mecanógrafa en las oficinas del Comité Nacional del PSP (los testimonios sobre esa etapa los pueden leer en cinco partes en mi blog en Harry Potter y la revolución escatimada), son a Aníbal, Joaquín y Osvaldo, quienes siempre estaban con mucho secretismo y tenían una fuerte vinculación con el Kremlin, pero pensé que se limitada al ámbito partidista y político, no a la tenebrosa KGB.

    Lo que sí puedo afirmar es que nunca creí la versión que se dio del accidente aéreo que le costó la vida a Osvaldo Sánchez y a los dos checos que como piloto y copiloto le acompañaban en la avioneta derribada a la altura de Varadero, cuando regresaban de Camagüey, a donde Osvaldo había ido a investigar la desaparición de Camilo Cienfuegos.

    Ese ‘accidente’ quedó sin aclarar. También en una nebulosa ha quedado todo lo relacionado con Aníbal Escalante, la microfracción y las acusaciones públicas de ‘divisionismo y sectarismo’ que le hicieran los Castro. En medio de la crisis política, a propósito creada por los Castro para sacar de circulación a Aníbal y con él a unos cuantos viejos militantes del PSP, la esposa de un primo mío, hijo de Blas Roca, murió cuando estaba baldeando descalza la sala y se electrocutó con una lámpara de pie. Hacía poco había dado a luz a su segundo hijo. Entonces yo vivía y trabajaba en Nueva Gerona y no pude viajar a La Habana, pero después se supo que el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) montó un gran operativo en el velorio y el entierro.

    A ellos no les importó el dolor de la familia, ni que la fallecida era nuera de Blas Roca. Lo que les interesaba era grabar y fotografiar a los militantes del PSP que asistieran a dar el pésame, por si los de la ‘microfracción’ aprovechaban para reunirse y ‘conspirar’. En Cuba se decía que el DSE es el resultado de varias escuelas y técnicas de espionaje, tomadas de la KGB soviética, el MI inglés, el Mossad israelí, la CIA estadounidense y la Stasi de la antigua RDA (su jefe, Markus Wolf, viajó en más de una ocasión a la isla y una media hermana suya, Cathèrine Gittis vivió en La Habana, en mi blog les recomiendo leer Recordando a Cathèrine Gittis).

    Si damos crédito a lo que Yndamiro Restano plantea en Los cinco artífices ocultados, a los 53 años de trabajo de espionaje verde olivo, hay que añadirle, como mínimo, siete años, los que los del PSP pertenecientes a la KGB llevaban en eso. O sea, estamos hablando de 60 años de experiencia en la labor de espionaje y penetración comunista en Cuba.

    Hace unas semanas, Esteban Volkov, nieto de Troski en El País decía “Sin memoria no hay futuro”. Y tiene razón. Cuba no debe, no puede, convertirse en un país desmemoriado, que ‘recuerde’ sólo lo que le conviene recordar y ‘olvide’ lo que no le cuadre y no se ajuste a sus planes. Payá y Cepero fueron asesinados. Fue más que un asesinato político, los eliminaron como parte de un complot bien orquestado por el DSE, experto en desapariciones físicas o políticas, según el momento y la circunstancia. Carlos Aldana, Carlos Lage, Roberto Robaina, Felipe Pérez Roque, Raúl Castellanos, son sólo cinco de los integrantes de la extensa lista de ‘desaparecidos políticos’ o ninguneados oficialmente. Pueden darse con un canto en el pecho que están vivos. Peor suerte corrieron Arnaldo Ochoa, Tony de la Guardia, José Abrantes, Manuel Piñeiro…

    Si la mano no les tiembla para matar a los suyos, qué esperar cuando se trata de disidentes molestos como Laura Pollán Toledo y Oswaldo Payá Sardiñas? Ya lo he dicho: no fui amiga de Payá, no firmé el Proyecto Varela, nunca fui a su casa ni conocí a su esposa e hijos. Aunque no formé parte de su grupo, siempre lo respeté y valoré. En esta hora, doy todo mi apoyo a Ofelia Acevedo y Rosa María Payá, dos mujeres muy valientes, sobrias y coherentes, también a sus otros dos hijos y a su hermano Carlos. Se los doy desde el más profundo respeto, sin hipocresía, sinceramente.

    Sin necesidad de tirarme fotos con un pulóver con su rostro. No permitamos que traten de convertir a Payá en una mercancía, él no fue ningún Che. Ésos que desde que se enteraron de su muerte empezaron a trajinarlo, paren ya de sacarle lasca, de cogerlo como banderín, de estarle dando órdenes a su familia. Por favor, déjenlo descansar en paz!

    Me gusta

  4. La lista es larga y con nombres importantes todos los difuntos formaban parte de la dictadura,y los muertos no pueden hablar , seguiran muriendo los que dan fastidio ahora es el turno de la disidencia faltas otros , otros nombres para que inicie a suceder algo para que el pueblo se mueva contra tanto oprobio

    Me gusta

  5. En el comentario que dejé el 4 de agosto, me equivoqué en la fecha del supuesto accidente que le costó la vida a Osvaldo Sánchez. No fue en octubre de 1959, si no en enero de 1961. Agradezco a Yndamiro Restano la aclaración que me envió por email y que a continuación copio:

    “Tania, hay una foto en internet de Osvaldo Sánchez con Camilo Cienfuegos, que parece fue hecha en Camagüey. Posteriormente, en enero de 1961 matan a Osvaldo Sánchez con ‘fuego amigo’. Sánchez había ido con Raúl Castro y Ramiro Valdés a Santiago de Cuba, estos dos se quedaron allí y Sánchez regresó para occidente. Entonces tratan de aterrizar en el Aeropuerto de Varadero y no pueden, por las lluvias y vuelven a realizar otro intento y lo derriban las mismas fuerzas oficiales. A eso es a lo que se le llama ‘fuego amigo’. Igual pasó con Pity Fajardo y con otros”.

    Otro comentario mío: una evidencia de que el Caso Payá está totalmente controlado por los servicios secretos cubanos son las fotos e informaciones publicadas el 3 de agosto en la web Cuba al Descubierto y que en este link pueden leer: http://cubaaldescubierto.com/?p=2444

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.