Por una Cuba verdaderamente mejor y posible. Por Ernesto Díaz Rodríguez.

POR UNA CUBA VERDADERAMENTE MEJOR Y POSIBLE

Foto Pedro Portal

Por Ernesto Díaz Rodríguez, Secretario General de Alpha 66

No es sorpresa para nadie la convocatoria publicada en días pasados bajo el título “Llamamiento urgente por una Cuba mejor y posible”. Los que amparados en un supuesto afán de libertad para el pueblo de Cuba a través de los años han venido asumiendo actitudes coincidentes con los intereses de la tiranía castrista, no se dan por vencidos de la inutilidad de su estrategia de coexistencia pacífica con quienes los desprecian y humillan. Dentro de ellos puede haber unos pocos ilusos, gente que sin tener conciencia del rumbo ni el destino, van hacia donde sople el viento. Porque a base del adoctrinamiento político de que fueron víctimas los despojaron de reflexionar y asumir actitudes objetivas y dignas. Pero no se puede pensar que la generalidad de estos sublimes pacifistas actúa por simple ingenuidad, ni por inexplicable masoquismo político. Detrás de estas turbias maquinaciones hay una agenda muy bien definida del régimen comunista que desde hace más de 53 años nos oprime, a la que algunos, lamentablemente, en sumisa servidumbre les dan su apoyo irreflexivo. De esta manera, a través de diversas formas de penetración entre los de espíritu débil y los conformistas, se crean expectativas de que sólo por medio de fórmulas de coexistencia con la tiranía es posible un cambio que posibilite el disfrute de las libertades fundamentales en nuestro país. Nada más lejos de la realidad.

Por otra parte están los que sin importarles los sufrimientos y las agonías del pueblo de Cuba, en su enfermiza ambición de enriquecimiento sólo buscan multiplicar su fortuna. Y en la esperanza de que se les dé una oportunidad para realizar sus mezquinos proyectos, asumen posiciones vergonzosas reptando como las lombrices para mendigar espacios entre los tentáculos de la tiranía. Entre ellos, por ser uno de los más enfermizamente apasionados que promueven esta seria de medidas en favor de la dictadura comunista se encuentra el nuevo abanderado del diálogo, el acaudalado Carlos Saladrigas. Desde luego, sabemos qué intereses lo mueven y cuáles son las verdaderas razones que lo llevan a dictar conferencias en La Habana y a estampar gustosamente su firma en tan desafortunado documento. Por su demostrada carencia de escrúpulos y su filosofía de contemporizar con los enemigos de la libertad de nuestro país, no podemos dejar de pensar que sea él uno de los principales promotores de esta nueva conjura contra las aspiraciones a una Cuba verdaderamente mejor, libre de toda opresión, donde no quede espacio para las perversidades, los abusos de poder y los crímenes.

En Alpha 66 reafirmamos nuestro compromiso de continuar luchando con todos los medios a nuestro alcance por el derrocamiento de la tiranía castrista y la erradicación total de cada una de sus corrompidas estructuras. Porque entendemos que no es posible la paz sin justicia, el enjuiciamiento a los criminales y torturadores estará siempre entre nuestras exigencias. Y estaremos presentes reclamando que ni un solo crimen quede impune cuando llegue el momento de sentarlos en el banquillo de los acusados, para que paguen el precio de sus fechorías. Nunca ha sido ni será el diálogo absurdo y entreguista la estrategia que asumamos en la búsqueda de una Cuba libre. Porque no hay forma posible de entendimiento con los asesinos y torturadores de la población cubana, no aceptamos fórmula alguna de claudicación. No es alimentando con brasas de cobardía la hoguera de la indignidad, sino irguiéndonos con el puño cerrado y golpeando en el rostro de los esclavizadores de nuestra infortunada nación, que lograremos los cubanos quitarnos de encima la feroz tiranía. Y por ser consecuentes con la historia que escribieron con sangre generosa nuestros mártires, es que alzamos la voz contra los que tienden sus brazos al vil opresor. Porque sólo así estaremos en paz con nuestra conciencia y seremos merecedores de un destino mejor. No, definitivamente no es el diálogo infecundo lo que nos devolverá la paz a la familia cubana, ni acortará siquiera el escabroso camino que aún nos queda por transitar. Es la intransigencia fértil, única fórmula efectiva, para alcanzar con decoro la libertad que anhelamos. La intransigencia fértil, sin contemplaciones, única vía consecuente con nuestros principios para lograr el triunfo sobre las fuerzas del mal y levantar desde los escombros de la tiranía una Cuba mejor y posible.

Nota: Ernesto Díaz Rodríguez es poeta, escritor. Pasó 22 años en las cárceles castristas, fue condenado a 40 años.

Anuncios

7 Replies to “Por una Cuba verdaderamente mejor y posible. Por Ernesto Díaz Rodríguez.”

  1. unos que son coherentes y claros, aunque no les dejen serlo ni hacerlo.

    Me gusta

  2. Pues claro eso es la poca verguenza del siglo, equivalente a plegarse a aHitler como Chamberlain. Claro que no hay eligro de guerras, nada mas es un pueblo esclavo inerto esperando que otros toen la iniciativa para liberarlos realmente deprimente.

    Me gusta

  3. Completamente 100% de acuerdo, TOTAL RESPETO, ADMIRACION por aca sentimos por ALPHA 66 !!!!!!, PATRIOTAS TODOS !!!!, Saludos Osiel

    Me gusta

  4. LA BOLA DEL “DESTAPE APERTURISTA” MUSICAL CUBANO
    By hernandez01 | Posted 19 hours ago | HIALEAH, Florida

    CNN PRODUCER NOTE

    Por Andrés Pascual
    Hace 4 años, en un artículo que titulé La Sicodelia y la Nueva Trova, escribí:
    La Nueva Trova no ganó adeptos en Cuba, se la impusieron al joven por medio del proceso “no selección”; es decir, porque no tenía otra opción de entretenimiento.

    Para llevar a cabo el plan, suspendieron de radio y televisión a todos los cantantes hispanos de fama y clase que, como en cualquier lugar, estaba pegados; entonces aparecieron acusaciones estúpidas contra unos y fabricadas contra todos, por lo que José Feliciano, Sandro, Julio Iglesias, Camilo Sesto, Los Ángeles Negros y muchos de los grupos de lengua inglesa del pop internacional, fueron proscritos para limpiarle el camino a la Nueva Trova, con la que coparon la programación de objetivo juvenil.

    El desgobierno sabía que, solo sin posibilidad de alternativas, un joven universitario cubano, muerto de hambre y sin ningún tipo de libertad civil, se podía disparar a Pablo Milanés, a Silvio Rodríguez o a Sara González reclamando libertades para un uruguayo que podía viajar a cualquier lugar del mundo sí tenía el dinero para hacerlo.
    De esa forma pretendí “poner la mía” sobre la verdad de las suspensiones de artistas del pop internacional que fueron vetados para crear un panteón encabezado por esos soldados de la ideología castro-comunista, adiestrados en la superproducción panfletaria de letras con mensajes de libertad ajenos a la tragedia nacional, que originaron una expresión-choteo para lo que no tuviera sustancia ni interés: “deja esa trova ya…”
    Ahora soltaron la bola de que varios artistas exiliados serán autorizados a escucharse en Cuba, es necesario explicar que nunca informaron públicamente por qué los prohibieron, salvo algunos de los que se fueron por el Mariel.
    Que recuerde, las únicas dos veces que mencionaron algo referente al tema antes de 1980, fue cuando Orlando Quiroga, encargado de escribir el espacio La Habana de Noche, con el que sustituyeron La Farándula Pasa en Bohemia, le respondió a una lectora que preguntaba por la ausencia del radio y de la televisión de la primerísima actriz Minín Bujones que: “esa señora abandonó al país”, sería en 1963; o cuando, durante la celebración de un acto del Ministerio de Cultura en 1985, el liliputiense Armando Hart le respondió a una pregunta sobre la prohibición de Celia Cruz y de Olga Guillot hecha por la prensa mexicana que: “son momias de la cultura cubana, sin clase profesional ni ética para ser dignas de la representación de nuestro pueblo”
    Sin que la tiranía informara algo sobre el levantamiento del veto, ya Yoani Sánchez especuló en su blog y hasta en la BBC manejaron el “paso de avance a la democracia” que significa escuchar a Celia y a Olga por radio, porque, desde 1981, en Radio Taíno, emisora dirigida al sector turístico, ponían a todos los otros en un programa de mediodía que inició Manolo Ribeiro y continuó Eduardo Rosillo.
    Pero hay más ¿Están dispuestos a sacar de los archivos la Tremenda Corte, A reírse rápido, alguna novela jabonera, los programas de CMQ…? Mejor aún ¿Moverán los de televisión con los kinescopios de Leopoldo, Aníbal y Mimí (en la foto) con Pototo y Filomeno o Los Ricachos? ¿Podrán descubrir a Garrido y Piñero, a Jesús Alvariño, al Jiníguano, a Hada Béjar, a Santiago García Ortega, a… generaciones de cubanos ciegos y sordos durante 50 años? ¿Soportarían el rating que lograría un día dedicado a las grandes batallas de los grandes campeones cubanos del boxeo profesional u otro dedicado a la Liga Cubana o a los Cubans Sugar Kings? ¿Cómo aceptarían que el pueblo tenga la opción de juzgar en películas o programas televisivos aquella Habana con las aceras repletas de ciudadanos alegres y bien vestidos, ocupados en seleccionar la compra en un circuito de tiendas envidiable y con tantos automóviles como no tienen hoy algunas capitales del mundo? y ¿El sistema de transporte público? El que crea que eso puede suceder, también soñó que todos los miembros de la dictadura fueron ejecutados hace diez años por fusilamiento.
    Pero algo están cocinando a partir de la visita del manager-promotor de una parte importante de la disidencia más visible, por extensión, supervisor-asesor del grupo Obama en asuntos cubanos, Carlos Saladrigas.
    Nadie debe dudar de que, como se reunió con la “oposición”, lo haya hecho con la parte que le correspondió de la dictadura, a la que le “bajó” un plan de trabajo preparado con Washington y, quizás, otros colaboradores, en el que se sugiere que, porque se pueda escuchar El Yerberito original o Miénteme por quién mejor la cantó, se acredite que el país ha tomado las riendas del potro que lo lleva hacia “verdaderos mares de felicidad”, con los mismos asesinos a las riendas.
    Lo peor es que, desde ya, algunos lo creen y lo difunden. Si el anuncio de que se puedan poner por radio a cantantes prohibidos es una muestra de flexibilidad de la tiranía, entonces el cangrejo es carne.

    TAGS: celia, guillot, trova, apertura, cuba, nueva, cmq, cruz, musical, olga

    Me gusta

  5. LA PRESENCIA DEL ZANJÓN
    Por Andrés Pascual
    “Llamamiento urgente por una Cuba mejor” solo tiene de nuevo “nombres nuevos”, por lo demás, es la misma cantaleta desde que Boffill impuso la corriente pacifista de los Derechos Humanos, a la que se adhirieron muchos en Cuba porque, como que Ricardo entraba fácilmente a la Sección de Intereses Americana, pues relacionaron la inclusión en esos grupos como “me consigue una visa”; otros, porque “puede denunciar el caso de mi hijo que robó con fuerza y arma blanca en la casa de una vieja que vivía sola en la Víbora”, para joder al teniente Jefe del Sector que lo investigó, o como cubil de dirigentes y militantes que hicieron leña cuando aplicaron las medidas de “rectificación de errores del período” (mediados de los ochenta hasta hoy). Hubo oficiales del MININT que se vieron envueltos en una red de robo de piezas de aviones, con el fin de utilizar cierto mineral para cambiarlo por chucherías en las casas que, para dejar sin oro ni plata a la población, abrió la tiranía, esos también “jugaron”. Hasta pichones de ministros que no llegaron al cargo, enviados al “campo socialista a prepararse” desde puestos de “alto nivel” del Partido en Alamar y hablo de Oscar Peña.
    Incluso figuras “legendarias” del castrismo, como el abogado Aramís Taboada, sancionado por un cohecho millonario junto a Alcides Santana y el Mayor Juan Pacheco, miembro del grupo mercenario que ayudó a imponer a Boumediene en Argelia, también se “incorporaron” o colaboraron con Bofill y con Gustavo Arcos en el proyecto. A los tres los conocí en el Combinado.
    Aunque los “letrados” nunca fueron presos políticos, recuerdo una vez que Taboada me dijo en el Hospital de la prisión, en presencia de otro preso, que tenía 200 guayaberas y eso fue una bobería con la vida que se daba.
    El resto, hasta completar el regalito, son los infiltrados del G-2 que, a ciencia cierta, nadie puede decir cuántos han sido ni cuántos son ahora mismo, pero, por cálculos racionales, ese llamamiento con título de canción a lo Silvio Rodríguez, debe contemplar con facilidad entre el 70-80 %.
    Ariel Hidalgo Guillén clasifica como un “revisionista del marxismo fidelista”, siempre consideró que, de la forma como lo aplicaba Fidel no debería ser (lo tertuliaba en la celda de mi amigo Eddy Triana), si no como él creía.
    Lo internaron en el GULAP-UMAP, regresó, rectificó, se graduó de profesor de historia en el Pedagógico Superior y comenzó a dar clases en la Facultad Obrera del barrio Los Hornos de Marianao. Recayó en su vieja enfermedad e intentó escribir un libro sobre el asunto, pero lo comentó y se ganó 8 años de prisión por Propaganda Enemiga. En la prisión conoció a Boffill por intermedio de Edmigio López Castillo, sería agosto o septiembre de 1983 y entró al grupo, como Manuel Teodoro Rodríguez del Valle, René Díaz Almeida, Andrés Solares (en 1985), David Moya… lo anterior lo van a leer varios hermanos míos de la prisión que siguen Nuevo Acción, entre ellos Eddy y Elio Esquivel, “Chapli”, que saben que no hay engaño posible.
    Domingo Jorge Fernández se graduó de abogado con “la robolución” y trabajaba como asesor legal del MINSAP en Pinar del Río, pero algunos familiares suyos, como Rudy, un hermano que, o había sido del G-2 o todavía era al momento del suceso, irrumpieron en la embajada de Ecuador en 1981.
    A Domingo lo relacionaron de alguna forma con el acontecimiento y lo juzgaron aparte, sin formar causa con su familia y lo enviaron al Combinado con 8 años si mal no recuerdo. Tanto Ariel como Domingo son buenas personas en el sentido humano del término, eso me consta, pero…
    La palabra “violencia o violenta” infunde miedo, por lo general se piensa en un asesino entrando a un cine y matando a 12 e hiriendo a 59, o en un local lleno de niños musulmanes, donde cae un rocket judío y mata a 100…
    Ante el caso cubano, es el símbolo con que los desleales, pendejos, traidores y entreguistas denominan la lucha armada, defendida por gente que tienen mil veces el decoro y el valor que ellos no tienen, para desprestigiarlos.
    La intención es cubrirse con una sombrilla King Size, que les permita ser reconocidos como “los buenos” por parte de la población, pero, sobre todo, por los intereses creados dentro y fuera de Cuba.
    Montaner, Saladrigas… firman un documento así para contrarrestar la política de descrédito de 50 años contra el exilio, con eso y otras cosas, se desmarcan de la única línea posible, la dura y actúan como “reeducados”.
    Yoanis, Iliana de La Guardia, su marido, Rafael Rojas, Cuesta Morúa… se aseguran la vida muelle dentro o fuera de Cuba con asistencia americana y hasta quizás formen parte de un fantasmal gobierno provisional sin ejército ni ejercicio.
    Pero todos son traidores, más porque, al colocar a la lucha armada en la guillotina, solo buscan apoderarse en carácter protagónico de la posibilidad de convertirse en únicos representantes de la que nadie ve ni hace daño ni llegará a ningún lado, porque es propiedad de la tiranía y dirigida desde La Habana con ayuda de la Casa Blanca o de Madrid…
    Todo lo que se dice en ese panfleto traidor es por lo que han muerto o extinguido sanciones bestiales muchísimos patriotas, menos la configuración de la entrega de la posición irreductible con la invitación a diálogos que nadie sabe cómo ni con quiénes podrán efectuar ni con abandonar la lucha armada, que siempre debe ser la única opción del patriota verdadero.
    Si durante la insurrección mambisa todos hubieran estado de acuerdo con el primer llamamiento estilo el reciente preparado por el Tirano sucesor, por Obama, por Saladrigas, por Montaner y por quienes les cuelgan, la figura de Antonio Maceo no hubiera tenido proyección como símbolo de la intransigencia, porque, la Protesta de Baraguá significó que la lucha armada, VIOLENTA, jamás sería abandonada ni por diálogos ni por peticiones desleales y cobardes a fin de ganar quórum dentro de un pueblo que ya no le alcanza la voluntad para desconocer tanto como la apatía para evadirlo todo.
    Pero deberían explicarle a esas nuevas generaciones que intentan comprar con la política de “borrón y cuenta nueva” cómo y por qué manchan ese legado con acciones reptiles y oportunistas a destiempo.
    Ni creo en esa gente, en ninguno, ni en que puedan hacer mella en la coraza de la tiranía, a fin de cuentas, son sus empleados y no tienen un solo individuo con valor moral dentro de Cuba que los siga hasta convertirse en el ejército necesario que deponga a la dictadura ni tirándole besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.