Constituirnos sujetos liberados, para el cambio posible. Por Edell Escalante.

CID.

Nota mía: Muy bueno que este artículo ponga el dedo en la llaga. ¿Sabemos dialogar, polemizar, los cubanos? Resulta curioso que aquellos que proponen el diálogo para una Cuba posible -según ellos-, yo ya hasta olvidé el título del panfleto oportunista y entreguista, sean los que menos estén preparados para el diálogo y para la polémica. Aparte de las firmas y de los curriculums inflados que aparecen en ese documento, la gran mayoría de los que ahí firman no han respondido a las críticas que se le han hecho por el documento, ni se han prestado diligentemente para polemizar con ellas.

Son los mismos que cuando les mandas un email pidiendo una explicación, o no responden e ignoran olímpicamente tu pedido, o por el contrario te inundan el buzón con propaganda castrocomunista disfrazada de beatitudes iluminadoras. Es curioso que el cubano castrocomunista pasó de haber sido un ferviente creyente de los Castro a ser un beato alumbrado por los beneficios de los paraísos fiscales de Singapur and Co. Y es que los escribieron ese documento infame lo único que tienen en la cabeza es: ambición de poder, ambición de riquezas, ambición de fama. La ambición de libertad y de justicia es lo último que tuvieron a la hora de redactarlo, si es que alguna vez se les ocurrió.

Zoé Valdés.

Una respuesta para “Constituirnos sujetos liberados, para el cambio posible. Por Edell Escalante.”

  1. No se les ocurrio pues para mi ese documento lo redactaron en el minit.