Las Pussy Riot condenadas a 2 años de cárcel mientras que el asesino Anders Behring Breivik a 21.

Tres muchachas, dos de ellas son madres de niños pequeños, han sido condenadas por un tribunal ruso a 2 años de cárcel, por cantar una bobería  dirigida a la virgen, pidiéndoles que sacara a Putin del poder, en una iglesia. Esa misma iglesia le ha quitado finalmente importancia al asunto, pero ellas, a las que antes se les pedía 7 años de prisión, han sido condenadas por el tribunal a 2 años.

Entre tanto, al asesino Breivik, lo han condenado a 21 años de cárcel. Es lo que él quería, que le reconocieran su causa ideológica, según ha dicho la prensa. Si tiene buena conducta es probable que salga antes. Lo que no sacará a sus víctimas de la tumba, por supuesto. Yo le hubiera metido cadena perpetua, y si no existiera la hubiera creado sólo para él.

Así va el mundo. O sea, el mensaje es que proporcionalmente resulta más negocio y hasta más «justo» masacrar gente inocente que cantar una canción pidiendo libertad en una iglesia. Pero eso es lo que trajo el barco en este mundo horrendo en el que vivimos.

Zoé Valdés.

Video de Breivik que acoge la noticia con una sonrisa.

Video de la condena a las Pussy Riot.

8 respuestas para “Las Pussy Riot condenadas a 2 años de cárcel mientras que el asesino Anders Behring Breivik a 21.”

  1. Los que estamos acostumbrados ha ver los nuevos usurpadores de poder que ns gastamos en en America, nada nos sorprende o es que Putin no es de la misma calannia que Chavez,Fidel, Ortega, Evo Morales y comparse, es la misma carronnia, son gansteres al frente de una nacion en vez de un barrio, son nada mas y nada menos que abusadores, rodeados de matones, asesinos(claro mandan ha matar, pues no tienen c…….para hacerlo) se creen dioses y por supuesto con el poder economico compran influencias, politicos, jueces y cuanta madre hay.
    Los primeros en venderse son los politicos, porcierto dicho sea de paso, para mi este es el estrato o el grupo social mas repugnante que conforma una sociedad, que me disculpen los politicos que crean que ellos no.

  2. De acuerdo total con Zoé.
    Breivik se salió con la suya: notoriedad y que no lo declararan demente.
    Lo de los tribunales rusos es una infamia.

  3. cosas buenistas de la socialdemocracia nórdica, tan amiga del castrismo y comunistas letrinoamercianos por otro lado… Quizás estos hicieron por el Aron también preso, e hicieron amnésico mental al rubio…

  4. Aqui el mas cabron no es Putin, es el Patrirca de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Ese es el resultado del nuevo Absolutismo, de juntos confabularse para robarles al pueblo acabando con la libertad religiosa para no permitir que sus contribuyentes se les vayan para otras religiones. El patriarca pudo evitarles la carcel a las chicas, pero la afrenta a Putin era una afrenta al Patriarca. Es lo mismo que intentan hacer con las iglesias en cuba.

  5. Tanto el hijePutín como el hijePatriarca pensaron en perdonar a las Pussies, pero las encuestas de opinión reflejaban un claro deseo de castigo por parte del pueblo ruso. Por tanto, los nuevos boyardos tuvieron tan poca opción para el perdón como un hacendado al que se le cuela un negro en el salón a la hora del café para cantar un bumayé antiesclavista, y que luego los barracones reclamen el cepo para el atrevido. En esas circunstancias no queda otra que sacarle en cuero en tiritas al susodicho. Cualquier otra actitud sería una locura que conduciría al haitianismo.

  6. Registren bien el historial social y politico de esas degenradas antes de subirlas al pedestal de la libertad de expresion. Averiguen que hizo una de ellas con un muslo de pollo en un supermercado. Salieron bien con esos dos años, de los cuales solo haran unos meses. Si hubiera sido conmigo les empujo los 7, pero en Siberia.

  7. tirania, religion; sinonimos SON

  8. Todas las versiones recogidas indican su inclinación por la vida fastuosa y frívola, aun en la época en que hizo saber que era seminarista y se preparaba para el sacerdocio. Eugenio Lugones, que lo conoció en la pileta de natación del Ateneo de la Juventud a comienzos de la década de 1970, dice que algunos amigos le decían “El Cura” y otros “El Conde” o “El Duque”, “porque se notaba fácilmente que era una persona de mucho dinero… programamos –agrega– un viaje juntos a Río de Janeiro, donde estuvimos cerca de quince días en la época de los carnavales… en su coche particular tenía una sirena, especialmente durante los años 76 al 78. Yo le pregunté por qué la tenía y ahora me doy cuenta de que no era para abrirse paso y que no lo molestaran en la ruta como decía. Además de eso tenía credenciales a nombre de otra persona con su foto y esto lo sé porque personalmente yo se las vi. Creo que el apellido que figuraba en esas credenciales de comisario de la policía de la provincia de Buenos Aires” (29) .

Deja un comentario