Un asteroide perdido y peligroso aparece de nuevo.

La roca, de medio kilómetro de diámetro, ha sido sido detectada por un astrónomo aficionado desde el Observatorio del Teide… «no supone ninguna amenaza para la Tierra a corto plazo.» Qué pena, yo esperaba que cayera en Punto Cero convirtiéndolo en Punto Talco.

Deja un comentario