Si los cubanos apestábamos… Por Tania Quintero.

Si los cubanos apestábamos…

Disfraz de mofeta
Disfraz de mofeta

 

En Cuba, parece que muchos todavía no se han enterado que hace ratón y queso los cubanos empezamos a apestar, no en las guaguas ni en la lanchita de Regla, si no en el planetaNo es peste a grajo, como la de los bolos. El olor es otro. A boniato salcochao con picadillo de soya. fongo hervido con jurel. A croqueta de claria frita en grasa de pellejo de pollo. A Populares y chispaetren.

Que el ‘subdesarrollo muerda’ y acojone al bolitero del barrio, que nunca ha salido de su provincia, se puede entender. Pero no en cubanos ‘leídos y escribidos’ que a menudo navegan por internetY en pleno siglo XXI, sin sonrojarse, cuentan las mordidas del subdesarrollo con maracas y chancletas de palo.

Como si fuese algo gracioso, cuando es muy penoso. Porque antes de 1959, cualquier cubano se podía hacer un pasaporte y viajar a cualquier país, aunque la mayoría prefería Estados Unidos. Era el caso de Silvia, Clara y Ofelia, las hijas de mi vecina Eloísa, que a cada rato iban a Miami. Ninguna de las tres eran ricas: eran habanera humildes y trabajadoras. Entonces,el pasaje de ida y vuelta a la Florida, si mal no recuerdo, costaba 49 pesos (en esa época, el dólar y el peso tenían el mismo valor).

Es una verdadera vergüenza, y una violación de los derechos humanos, que después de 54 años de «revolución», no todos los cubanos, si no solo aquéllos aprobados por el régimenson los que van a tener posibilidad de viajar y conocer «el mundo en funcionamiento» (expresión que ya quedó inscrita en el Libro de las Guajiradas).  

Cuba no es la primera dictadura que a sus ciudadanos les concede la migaja de viajar al exterior. Hace tiempo, China permite que los chinos viajen, como turistas o para estudiar, trabajar o montar negocios en países capitalistas. Y los chinos entran y salen sin hacer bullaViajan con laptops, cámaras fotográficas y de videos, las imágenes las cuelgan en sus redes sociales o las imprimen y ponen en sus albumes. Sin alardes.

Muchos ‘narras’ son de pueblos tan o más atrasados que los municipios criollosY las torpezas cometidas en aeropuertos, aviones y ciudades foráneas, las dejan como anécdotas para contar a familiares y amigos a su regreso. Los chinos tienen sus cosas, pero tienen amor propio. Los japoneses se hacen el harakiri.

Los cubanos no. Nos creemos los bárbaros de la colmena, los más ‘calientes’. Pensamos que a base de penes y fondillos vamos a conquistar al «mundo en funcionamiento». O con botellas de ron, cajas de tabaco y cadenas de oro. Cosas de indios con levita. 

Quienes nunca han salido de la isla, es normal que hagan el ridículo. OkLuego lo cuentan por teléfono, carta o email. Pero hacerlo público no da ninguna risa. Son tan bobos de la yuca (o se hacen) que ni siquiera se dan cuenta que los están cogiendo pa’l trajín. Cuando después esas declaraciones en tono de jarana se leen fuera la isla, se vuelven el hazmerreír en el mundillo del cubaneo.

Si ya los cubanos apestábamos, a partir del 14 de enero de 2013 empezamos a apestar todavía más. Un tufillo rancio, viejo. De enguatada sudada bajo el sol. De pantalón verde olivo sin lavarDe jaba con tierra de las papas compradas en el agro. De café molido con chícharos. De moringa y libreta de racionamiento.   

En tiempos de crisis económicas y conflictos bélicos, de desastres naturales y oleadas migratorias, los recursos de todos los países han disminuido. Los gobernantes -y habitantes- de las naciones desarrolladas piensan que no es su problema si a los ‘pobrecitos cubanos’ los tenían encerrados en su isla y no les dejaban salir. Y se han apurado en tomar medidas, para evitar posibles éxodos no deseados. 

Visto lo visto, esos cubanos papelaceros dan lástima. Al margen de que algunos han querido ser como el Che, forman parte de la generación que tuvo la desgracia de nacer en la etapa más oscura, inculta, maleducada y desinformada que ha habido en Cuba en las últimas cinco décadas. Por culpa de dos hermanos, hoy octagenarios.

Tania Quintero
 

Blog de Tania Quintero.

18 respuestas para “Si los cubanos apestábamos… Por Tania Quintero.”

  1. cierto sra. Quintero pero ademas de esto yo le agregaria que a estos cubanos papelaceros apestosos y que a la vez dan pena por culpa siempre de los Chacumbeles family se han puesto ademas sinverguenzas oportunistas y de doble moral asi estan las cosas

  2. Muy bien. Tenemos que empezar por criticarnos nosotros mismos.

  3. Muy cierto articulo, ahora, NO SOLITO culpa de los octogenarios hermanitos, ha sido/fue/ES, no, no, no, el adulon, envidioso pueblo cubano MUCHO que ver con la «situacion» tiene, Siiiiiii, NUNCA he visto a un marciano, boliviano, chino, ruso a un cubano repudiar, encarcelar, Mucho Menos FUSILAR, pero Si, Si, Si, Si CUBANOS a CUBANOS fusilando, encarcelando, vejando, REPUDIANDO, etc, etc, VISTO HE !!!!!!!!, potente, de ampanga el «cebito amarillo» IMPERIAL, los caapooooo, con mucha peste «los dejo», Uffffffff fofo, que peste….

  4. y ahora cual sera la «lucha» de Yoanis? puesto ya la dejan salir y regresar con la pacotilla.

  5. Que bien dicho, Sra. Quintero!!!, unos viajeros muy bien descritos, son tremendos papelaceros y ridiculos, y si a eso se le puede llamar epitetos, nombretes u ofensas, pues muy merecidos, como dice usted tuvieron la desgracia de crecer bajo esa pudricion encabezada por el mas podrido de todos, que fue el Che, y por culpa de los dos asesinos que todavia se empen~an en seguir destruyendo a sus ciudadanos.

  6. Quien sabe si los chacumbeles se olian la nueva ley inmigratoria! Para nosotros esa va a ser la tapa del pomo!

  7. Una verdad como un templo. Magnífico escrito sra. Quintero,disfruto mucho todo lo que escribe.

  8. Nanette:La senora Sanchez tiene programado una gira por todo el orbe,que incluira giras por America,Europa y algunos paises de Asia para retornar a Cuba y continuar su gran labor de cronista en la isla.

  9. Candela!
    Te felicito querida Tania, muy pero que muy bueno tu artículo.

  10. Muy bueno por lo cierto. Que pena ver un pueblo tan decadente yatrasado, que en otra epoca fue orgullo de nuestra America y del mundo.

  11. Gracias por el link, Yadi!. Abajo fue el comentario que usted hizo en el articulo de la Sra.Quintero «cuando me fui de Cuba» y el que siempre hace cada vez que alguien se refiere a los cubanos «de ahora», o sea, «al hombre nuevo», al que creo la revolucion, al cinico, al desalmado, al descarado, a los que han salido de Cuba para darle un mal nombre a los cubanos, a ese producto revolucionario es al que nos referimos, a esos que nos han puesto en «front page» del Toronto Star de mala manera, como en sus tiempos lo hicieron los marielitos y los balseros en todos los pueblos de EU donde llegaron, y por ser la realidad no quiere decir que es absoluta, yo conozco infinidades de cubanos netamente «hechos en Cuba», que son ejemplo de desencia y dignidad humana. Gracias nuevamente porque nos ha demostrado que va habiendo coherencia, que no importa que vivamos 100anos alejados de ese infierno, gracias a la democracia que disfrutamos vamos a seguir llamandole a las cosas por su nombre, aunque levante ronchas.

    yadi
    febrero 6, 2013 en 3:21 am
    Dolorosa la historia de Tania, Chris y la de tantos otros cubanos que han sufrido la separación familiar. No entiendo porque los cubanos no podemos crecer, aun viviendo por muchos anos fuera del infierno y disfrutando de la democracia de naciones avanzadas socialmente como Suiza, Canada,etc, continuamos con los epítetos, los nombretes, las ofensas, queriendo ver al otro como ser inferior. Demostremos que salimos de Cuba para mejorarnos como seres humanos y dejemos atrás esas costumbres provincianas (ups).

  12. http://www.thestar.com/news/immigration/2013/02/07/from_cuba_yet_another_broken_heart.html
    Este es otro articulo que salio hoy, no entiendo el motivo detrás de estos articulos, parece que aqui tambien apestamos. Miranda, yo reafirmo el comentario que usted copio aqui, y agrego, para debatir con alguien que tiene ideas diferentes, o demostrar que estan equivocados, no debemos llegar a la infantileria de llamarlos palestinos o demas nombretes. Estamos de acuerdo en que Eliecer esta haciendo el ridículo, pero un periodista creo yo debería utilizar otros argumentos para demostrar sus ideas. Hay una gran diferencia entre llamar las cosas por su nombre, y el ataque personal o colectivo simplemente por pertenecer a un grupo, una raza, un pais o hasta una provincia. Yo soy una que no tiene miedo levantar ronchas, pero vivir fuera de Cuba ha sido una escuela de aceptación y respeto hacia los demas.

  13. Son personajes de carne y hueso que en sus años mozos acompañaron a guerrilleros y combatientes cubanos que ayudaban a liberar a sus pueblos o a salvaguardar la libertad alcanzada después de siglos de colonialismo.

  14. No sé qué mentalidad traen los médicos hondureños graduados en Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana, Elam, o si sufrieron alguna metamorfosis de sus creencias políticas o económicas, pero que han aumentado su sensibilidad humana hacia los enfermos es un hecho.

  15. Pero aún resulta más doloroso lo mal que nos llevamos y lo poco unidos que estamos.

Deja un comentario