Dimitri Medvedev en Cuba para hablar de comercio y proyectos energéticos.

Les Échos.

Le zumba haber vivido 54 años en la pobreza más terrible, en un estado terrorista, para que ahora le entreguen el país al peor postor. Sin libertades, sin nada a cambio.