Papa Pancho.

El nuevo Papa es argentino, jesuíta, se llamará Francisco. Es la primera vez que tendremos Papa jesuíta y argentino, o sea suramericano y muy religioso, lo que era de esperar, pero algunos lo subrayan. Me dio buena vibra al verlo asomarse al balconcillo, su inclinación ante los fieles también ha sido una novedad, símbolo de una sencilla y sincera humildad, dicen. Me agradó su sonrisa, y también que haya demostrado un cierto desenfado salpicado de ternura. Tal vez llegó el momento de que la iglesia se ponga para las cosas, y descienda por fin a la gente.

Barack Obama lo ha llamado el «Papa de las Américas», el primer acierto verbal de Obama desde que fue reelegido presidente. En Cuba, sin embargo, ha habido la callada por reacción, la gente anda todavía enganchada con la muerte de Chávez y preguntándose si habrá llegado la otra papa, el tubérculo, a la bodega. Lo que diga Castro II no sirve, nadie lo oye.

Nicolás Maduro ya se atrevió a afirmar que Hugo Chávez desde el más allá fue quien decidió que el Papa fuera el argentino. No se ha informado bien Maduro de que este Papa, Francisco, por San Francisco de Asis, humilde, espiritual, eso dicen, es también un férreo crítico de la Teología de la Liberacion, supo enfrentarse a Néstor Kichner, y no podemos decir que se lo haya puesto fácil a Cristina Kirchner. O sea, que dudo que Chávez haya estado por algo en esto, a no ser que, en entre la morfina y el embalsamiento, ande medio jalado junto a los diablillos del infierno y todavía se siga creyendo Alicia Alonso en el Lago de los Cisnes.

De modo que Francisco me ha hecho muy buena impresión, y me parece extraordinario que ahora las figuras centrales de América no sean más Castro I ni su hermano, sino un señor de una hermosa sonrisa, tímido, y del que ya se espera mucho. Pero claro, como nada es perfecto, es al parecer homófobo.

Dicen además que es moderado, moderno, y reitero, sencillo. Por lo que ya me dan ganas de entrar en confianza y llamarlo casi con cariño Pancho.

Lo recalco, tiene un problema, al parecer anda algo retrasado sexualmente, pero con todos los problemas que hay en el mundo, lo gay no es primordial en estos menesteres. Primero el hambre, luego el culo, el culo puede esperar un poco más. Y mientras más se espera mejor es, ¡si lo supiera yo!

Zoé Valdes.

17 respuestas a “Papa Pancho.”

  1. Pues no ! el culo es primordial y llevamos siglos tratando de protegerlo. No dicen que el amor entra por la cocina…
    Naturalmente, cada quien a sus prioridades. Pero todo importa ! Yo solo vi una cara de zorro más, lo único que puedo ver en esos que se dicen enviados de Dios sobre la tierra. Coño, si parece que aún vivimos en el siglo XV !

    Me gusta

  2. Concuerdo, creo que este Papa Pancho nos darà muchas sorpresas, no creo que sea homofobo por estar en contra del matrimonio gay, creo mas bien que se atenga estrictamente a los mandamientos, y sin que los gay se me ofendan un poco de severidad en la Iglesia con todos estos curas pedofilos y depredadores se necesita hay que esperar aun yo le doy el beneficio de la duda

    Me gusta

  3. Javier, con todo respeto. Ve a decirle eso a una madre italiana cuyo hijo está enfermo y ella no tiene para pagar la Seguridad Social, después de haberla pagado toda su vida. Ve a decírselo a los africanos, a la gente enferma de malaria y de sida. Y no, no tienes razón, no parece que vivimos en el siglo XV, los homosexuales han ganado mucho más en los últimos años que las mujeres, por ejemplo, que han perdido mucho. La obsesión por el matrimonio no la entiendo, y no la entienden tampoco muchos homosexuales, porque el matrimonio hizo cosas terribles con las mujeres. Algunas cuando se casaban tenían que entregar la dote, y con esa dote sus maridos hacían los que les venía en ganas, entre ellos alquilarse putas, comprarle casas a las amantes que tenían, etc. De manera que bueno, han logrado casarse, han conseguido muchas cosas en poco tiempo, los hemos apoyado, pero no veo yo mucho que los homosexuales apoyen a las madres que necesitan lo esencial para sus hijos, el pan, los medicamentos, y sobre todo vivir decentemente, con un salario igual que el que reciben los hombres, entre ellos los homosexuales, que si quieren ser como las mujeres y tener todos las ventajas de las mujeres también entonces debieran compartir las desventajas, como la de los bajos salarios.

    Me gusta

  4. Los homosexuales son tan egoístas como todos los grupos sociales siempre han sido. Es natural que lloren para mamar aunque ya mamen sin llorar. Y también es obvio que entre papa y pinga un gay partío escogerá lo primero. Digo papa de comer y partío de hambre, por supuesto.

    Pero volviendo a Pancho I, dicen que tuvo una novia antes de meterse a cura a los 21 años, o sea, que saltó a tierra después de oler el bacalao, cuando lo común es a la inversa: luego tirarse al mar.

    Me gusta

  5. Zoe: Te he dicho en otras oportunidades que ME ENCANTAS! no solo por tu autenticidad sino por la profundidad humana que en todas esas cosas que escribes y los prejuiciosos dicen que es pornografia, realmente se encierran en ellas.
    Gracias por existir!

    Me gusta

  6. Sólo quise decir Zoé que todo es importante, ahora lo que naturalmente cada quien ve las cosas en el orden en que mejor se les organice en la cabeza. Para nada los homosexuales quieren ser como las mujeres, te equivocas. Solo se pide igualdad de derechos; y perdona que te lo recuerde, pero hoy en día cualquier mujer tiene más derecho que un homosexual ya sea ante esa tiránica iglesia como en cada una de las sociedades donde vivimos. Decir que no tengo razón es negar mi punto de vista que es el mismo que tienen millones como yo.
    No seguiré la controversia, nos conocemos desde hace muchos años para empezar a darnos ahora explicaciones y puntos de vista públicamente cuando ya lo hemos hecho alrededor de una copa o una taza de té; cuando hemos vivido juntos cosas y casos muy intensos.
    Güicho, conozco tu agudo sentido del humor con el que muchas veces empatizo, pero no veo en qué los homosexuales pueden ser más egoista que los «normales». Si ellos mismos no se defienden, quiénes lo harán entonces?

    Me gusta

  7. Javier, la igualdad de derechos es para todo el mundo, y las mujeres no gozan de esa igualdad de derechos. Que hoy en día una mujer tenga más derecho que un homosexual no es el caso. El que pone la competencia en el tapete eres tú. Una mujer no tiene el salario que tiene un homosexual por ser hombre, una mujer tiene todo el derecho que se ha ganado con sus luchas, y por ser madre y padre en muchas ocasiones, criando sola a sus hijos después de parirlos, que son nueve meses llevando a una criatura en su vientre que no es para menospreciar. Ustedes han logrado mucho, han conseguido el matrimonio, con el apoyo de las mujeres, han conseguido la adopción con la ayuda inefable de las mujeres que han puesto sus vientres a cambio de dinero para en muchísimas ocasiones poder estudiar, criar a sus hijos, y llevar una existencia más amable, cosa que no le permiten sus salarios. Pero los hombres pueden permitirse alquilar vientres -lo que me parece muy bien siempre que sea legal y conozco personas que lo han hecho con todo el amor del mundo- pagándolos porque sus situaciones financieras se lo permiten. También millones como yo piensan lo mismo.
    La controversia la has puesto tú aquí, no pretendrás que me calle en mi blog para luego alrededor de una copa o de un café, lo hablemos como solemos hacer. Por lo demás, las controversias entre amigos siempre son positivas. Ya lo discutí contigo cuando te empecinaste en contra de Sarkozy y a favor de Hollande, y mira, es el presidente más impopular en treinta años de República. Ya sé, son temas diferentes, pero lo que hemos vivido las mujeres pagando en muchas ocasiones con nuestras vidas, que a muchas las han matado los hombres, y los que hemos vivido en Francia en los últimos años pagando impuestos sabemos de lo que hablamos.

    Me gusta

  8. Mi estimado Javier, dije que los homosexuales son tan -o sea, ni más ni menos- egoístas que los otros grupos y gremios. Si no fuera así, no serían humanos. Es natural y está bien que cada cual defienda sus intereses, siempre y cuando haya voluntad de compromiso. Desde luego, eso no implica que vaya a tener lástima por los granjeros que demandan subvenciones, los gays que piden matrimonio o los médicos que reclaman salario mínimo de 70 mil estacas.

    E igual seguimos amigos aunque hayas votado -¡qué horror!- por el zapatero francés.

    Me gusta

  9. Sin ningun tipo de guataqueria me voy por la opinion de Zoe. No creo en el matrimonio como antesala de la de felcicidad. Tengo 27 años con mi pareja somos inmensamente felcices y no nos pensamos casar. Hay muchas opciones legales que nos proTejen sin necesidad de esa payasada. Yo no expondre a mis queridisimos hermanos y sobrinos a esa tonteria. Eso no me haria mas feliz. Lo que hay que tener bemoles para defender el amor desde dentro del infierno, la mierdera isla de Cuba. Donde la mayoria de lso hombres son bugarrones y homofobicos a la vez. Ah y el papa ma cae bien!

    Me gusta

  10. Sabroso comentario sobre Pancho, Zoe. Veremos que pasa. Veremos si «la santa, cede»…. Un abrazo.

    Me gusta

  11. Meridiano, certero, esclarecedor, comedido, fino, afilado, justo y decente el criterio que defiende nuestra galardonada escritora.
    Y el Guicho ese me parece sangrón como una mosca, siempre dando la nota y llevando la conversación a lo estercóreo. Por favor, respete, que no está en el retrete.
    Felicidades Zoe, por tu premiazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: