El día que rompí con Yoani Sánchez. Por Tania Quintero.

Yoani Sánchez e Iván García, 2009
Yoani Sánchez e Iván García, 2009

Desde la tarde de diciembre de 2003 cuando la conocí en casadel periodista Geri Krebs, en Zürich, hasta el 7 de noviembre de 2009, me consideré una amiga, fiel e incondicional, de Yoani Sánchez. La defendía a rajatabla. Por ella me fajé con unas cuantas personasA partir de diciembre de 2004 mi hijo, Iván García, empezó a visitar su apartamento y entabló una estrecha amistad con ella y su esposo. No había periodista que visitara La Habana y llamara a Iván, que Iván no lo llevara a conocerlos.

Antes de pasar a administrar el blog Desde La Habana, Carlos Moreira a Iván, a Laritza Diversent y a mí nos abrió una web, se llamaba Cuba: Puntos de VistaEl sábado 7 de noviembre de 2009, Moreira reprodujo un texto de Yoani Sánchez titulado Secuestro estilo camorra. Después de almorzar, decidí echarleun vistazo a la web. Y veo el escrito de Yoani (lo podrán leer al final). No pude contenerme y dejé el siguiente comentario:

2009-11-07 13:40:50 Tania Quintero
 

Querida Yoani, si lo hubieras pensado primero, después no hubieras llorado. Piensa primero en tu hijo antes de ir a otra actividad ajena a tu blog. Tu sabes que te les has atragantado y ya lo que hiciste el otro día de disfrazarte y ponerte una peluca, para entrar a un debate que bien podrías haber obviado, para ellos, los hijos de puta de la Seguridad del Estado, fue un desafío. Tu eres bien lista, Yoani, y sabías que podía pasar lo que pasó. Y prepárate, porque la próxima puede ser peor. Cuando uno le llena el saco de los cojones a los represores, se vuelven bestias. Mira lo que le están haciendo a mi primo Vladimiro Roca, que en cualquier momento te lo pueden hacer a ti, dejarte encerrada en tu apartamento, sola, con tu marido y tu hijo o con visitantes. La plataforma Voces Cubanas y los 15 blogs en ella alojados, hace tiempo no se pueden leer dentro de Cuba, pero desde hace días tampoco afuera. Hace apenas una semana tu y Reinaldo inauguraron una Academia de Periodismo, algo que para mí es más importante y tiene más valor que por solidaridad o amistad, no sé bien, ir a una manifestación juvenil, que me parece muy bien que la hayan ideado esos artistas contestatarios, pero que, sinceramente, no veo por qué tu tenías que ir. Me da la impresión de que como eres tan hiperkinética, ya te aburre estar sentada escribiendo o trasladando a otros tu experiencia como bloguera. Yoani, por favor, no quieras estar en todas partes, como dios, ni metiéndote en tantas camisas de once varas, como una vez ya te dije. No tires por la borda todo el reconocimiento internacional ganado, porque esa misma opinión pública, un día se harta de ver siempre tu nombre y tu foto en titulares. Es una lástima que no pueda decirte todo esto personalmente, pero ya ayer llamé a tu casa, a las 8 a.m. hora de La Habana, y no pude hablar contigo. Cuando te mando un email, casi nunca respondes y cuando lo haces es al cabo de dos o tres semanas. Por favor, trata de estarte tranquila y concentrarte en escribir y enseñar, pero sobre todo, en tener siempre presente a tu hijo. Un adolescente que como tu misma le dijiste a la revista VEJA, es un emigrante en potencia. Y cualquier día, Yoani, el primero que se puede cansar de ti y tus protestas es Teo. Y se monta en una lancha y se larga. Si tiene suerte, desde Miami te llama. Si no, uno más devorado por tiburones en el Estrecho de la Florida. 

El relato que a continuación podrán leer fue la copa que llenó y desbordó el vaso. Con anterioridad, el show que montó con una peluca rubia, que se puso para disfrazarse de extranjera y poder entrar a un evento oficial al cual no estaba invitado, me había caído muy mal. Y ahora, ese culebrón que había escritoDe pronto, mi admiración hacia Yoani Sánchez se desmoronó, no podía entender tanto aspaviento, tanto melodrama a la hora de redactar lo que debió haber sido una noticia denunciando un acto represivo. Entonces me di cuenta de que me había equivocado,que junto a la mujer frágil y aparentemente sencilla, convivía otra.Egocéntrica, ambiciosa, dispuesta a hacer todo lo que seanecesario por tal de imponerse y sobresalir sobre los demás.Con una sed insaciable de fama, protagonismo y publicidad. No me equivoqué

Cerca de la calle 23 y justo en la rotonda de la Avenida de los Presidente, fue que vimos llegar en un auto negro de fabricación china a tres fornidos desconocidos: “Yoani, móntate en el auto” me dijo uno mientras me aguantaba fuertemente por la muñeca. Los otros dos rodeaban a Claudia Cadelo, Orlando Luís Pardo Lazo y una amiga que nos acompañaba a una marcha contra la violencia. Ironías de la vida, fue una tarde cargada de golpes, gritos y malas palabras la que debió transcurrir como una jornada de paz y concordia. Los mismos “agresores” llamaron a una patrulla que se llevó a mis otras dos acompañantes, Orlando y yo estábamos condenados al auto de matrícula amarilla, al pavoroso terreno de la ilegalidad y la impunidad del Armagedón.

Me negué a subir al brillante Geely y exigimos nos mostraran una identificación o una orden judicial para llevarnos. Claro que no enseñaron ningún papel que probara la legitimidad de nuestro arresto. Los curiosos se agolpaban alrededor y yo gritaba “Auxilio, estos hombres nos quieren secuestrar”, pero ellos pararon a los que querían intervenir con un grito que revelaba todo el trasfondo ideológico de la operación: “No se metan, estos son unos contrarrevolucionarios”. Ante nuestra resistencia verbal, tomaron el teléfono y dijeron a alguien que debió ser su jefe: “¿Qué hacemos? No quieren subir al auto”. Imagino que del otro lado la respuesta fue tajante, porque después vino una andanada de golpes, empujones, me cargaron con la cabeza hacia abajo e intentaron colarme en el carro. Me aguanté de la puerta… golpes en los nudillos… alcancé a quitarle un papel que uno de ellos llevaba en el bolsillo y me lo metí en la boca. Otra andanada de golpes para que les devolviera el documento.

Adentro ya estaba Orlando, inmovilizado en una llave de kárate que lo mantenía con la cabeza pegada al piso. Uno puso su rodilla sobre mi pecho y el otro, desde el asiento delantero me daba en la zona de los riñones y me golpeaba la cabeza para que yo abriera la boca y soltara el papel. En un momento, sentí que no saldría nunca de aquel auto. “Hasta aquí llegaste, Yoani”, “Ya se te acabaron las payasadas” dijo el que iba sentado al lado del chófer y que me halaba el cabello. En el asiento de atrás un raro espectáculo transcurría: mis piernas hacia arriba, mi rostro enrojecido por la presión y el cuerpo adolorido, al otro lado estaba Orlando reducido por un profesional de la golpiza. Sólo acerté a agarrarle a éste a través del pantalón los testículos, en un acto de desespero. Hundí mis uñas, suponiendo que él iba aseguir aplastando mi pecho hasta el último suspiro. “Mátame ya” le grité, con la última inhalación que me quedaba y el que iba en la parte delantera le advirtió al más joven: “Déjala respirar”.

Escuchaba a Orlando jadear y los golpes seguían cayendo sobre nosotros, calculé abrir la puerta y tirarme, pero no había una manilla para activar desde adentro. Estábamos a merced de ellos y escuchar la voz de Orlando me daba ánimo. Después él me dijo que lo mismo le ocurría con mis entrecortadas palabras… ellas le decían “Yoani sigue viva”. Nos dejaron tirados y adoloridos en una calle de la Timba, una mujer se acercó “¿Qué les ha pasado?”… “Un secuestro”, atiné a decir. Lloramos abrazados en medio de la acera, pensaba en Teo, por Dios cómo voy a explicarle todos estos morados. Cómo voy a decirle que vive en un país donde ocurre esto, cómo voy a mirarlo y contarle que a su madre, por escribir un blog y poner sus opiniones en kilobytes, la han violentado en plena calle. Cómo describirle la cara despótica de quienes nos montaron a la fuerza en aquel auto, el disfrute que se les notaba al pegarnos, al levantar mi saya y arrastrarme semidesnuda hasta el auto.

Logré ver, no obstante, el grado de sobresalto de nuestros atacantes, el miedo a lo nuevo, a lo que no pueden destruir porque no comprenden, el terror bravucón del que sabe que tiene sus días contados. Yoani Sánchez, La Habana, 7 de noviembre de 2009.
             

                     * * * * * * * *
Ya había anochecido cuando ese sábado, 7 de noviembre de 2009, prendí de nuevo la computadora. Tenía un correo de Zoé Valdés, algo que me extrañó: la conocía y admiraba desde Cuba, pero nunca había intercambiado con ella ni una palabra ni un email. Me decía que había terminado de redactar un trabajo para su blog y al ver mi comentario, quería incorporarlo, si yo la autorizaba, claro. Le respondí que sí. Al día siguiente, Zoé Valdés publicaba De La Tentación.

Uno de los periodistas independientes que más ha escrito sobre Yoani Sánchez, su esposo y su entorno bloguero ha sido mi hijo Iván García. Voy a desempolvar esos textos en mi blog. De los publicados, pondré el link. Reproduciré los no publicados o no localizables en internet. Iván fue un buen amigo de los dos. Se portaron muy mal con él, pero ya pasó página. Lo suyo es el periodismo, oficio en el cual lleva 18 años. Escribiendo. Dos o tres crónicas cada semana. Como debe ser. 

Tania Quintero.

Blog de Tania Quintero.

Foto tomada del trabajo de Iván García en El Mundo titulado ENTREVISTA | Yoani Sánchez
‘Fue un secuestro estilo camorra napolitana’ (15/11/2009)

Anuncios

14 Replies to “El día que rompí con Yoani Sánchez. Por Tania Quintero.”

  1. Asi mismo es sra. Quintero no solo a ud, esos shows empezaron a filtrar en la mente de muchos que como ud llegaron a la misma conclusion y de ahi fue decantando cada dias mas su posicion y mas claro que el agua creo que muchas personas pensantes han llegado a las mismas conclusiones con las declaraciones del Brasil pero el endiosamiento y el fanatismo de la masa de los cubanos muchos sin lecturas y otros por oportunismo siguen montados en ese carro donde ella lleva una agenda bien precisa y es la de lavarle la cara a la dictadura y al mismo tiempo alimentar su ego

    Me gusta

  2. Es que Chris lo ha dicho todo. Gracias Tania Quintero por el extraordinario texto. Saludos afectuosos a Iván Garcia.
    Gracias a Zoé Valdés tambien, por supuesto.

    Me gusta

  3. Pues esta ” perla” es solamente para requete acuñar lo escrito por madame Chris.
    ———–
    El viaje sólo fue posible por las recientes reformas emprendidas por el gobernante Raúl Castro, lo que alivió las restricciones de viaje para muchos cubanos”.

    “Creo que estamos en tiempos de cambio”, dijo Yoani. “Necesitamos que los Estados Unidos reconozcan estos cambios que se producen en Cuba -. Cambios que trascienden la política y se están expandiendo en todo el mundo digital, me gustaría poder decir que esta nueva Cuba puede contar con (el presidente Obama)”.

    http://www.martinoticias.com/content/yoani-sanchez-theguardian-eeuu-obama-cuba-tiempo-de-cambios-reconocimiento-/20566.html
    No hace falta comentario, aquí tienen la embajadora del ” raulismo” por si acaso quedaba alguién sin enterarse.
    Vergüenza , esta mujer es la vergüenza de la mujer cubana.

    Me gusta

  4. Esta es la misma reformista que dice que tres mujeres con carteles en su contra en New York constituyen un meeting de repudio castrista. Nada mas que una pala para reforzarle su leyenda. Habria que recordarle que es un verdadero meeting de repudio: donde las hordas castristas gritan durante horas, ensordeciendo a las victimas, donde las victimas son golpeadas, desnudadas, embarradas con todo tipo de excremento, chapapote, arrastradas, donde les tiran huevos y les rompen las ventanas de las casas, donde los insultos verbales son lo mejor que se recibe, porque todo lo demas queda destruido y la agresion fisica es impune. Luego habla de lapidacion mediatica, faltando el respeto a las multiples mujeres que por cualquier cosa son lapidadas en el mundo islamico. Lo que ella ha visto hasta ahora, a pesar de ser hecho por elementos procastristas en el extranjero, nunca se ha visto asi -un meeting de repudio tan civilizado e inofensivo- en Cuba, cuna de los mitines de repudio salvajes de la era del Mariel. Pero bueno, ahi esta, pidiendo dialogo con la tirania castrista. Pidiendo a los Estados Unidos que “reconozcan” los “cambios” de la dictadura castrista, y poniendose a la venta con B’rak Obama. No me digan que no lo digo desde hace años….

    Me gusta

  5. NO HACEN FALTA MAS PALABRAS, YA SE HAN DICHO BASTANTES. “”EMBAJADORA DEL RAULATO”” ME ENCANTA LA EXPRESION ESA……ES UNA FARSANTE APROVECHADA Y OPORTUNISTA.

    Me gusta

  6. los pregonero de los castro tratando de vender paquete de cambio con la presevacion de la dinatia castro
    oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo tania quintero ya que usted conoce a aurora moreira==

    digame si conoce a el tal querrillero chileno casado con moreira camilo fuente xxxxxxxxxx jorge gonsalez

    Me gusta

  7. Yo no estoy de acuerdo con muchas cosas que sostiene Yoani, algunas me parecen puro mongolismo, creo que estar en Cuba y escribir en contra de la Dictadura es un mérito que no se le puede negar, aunque le preste en algunos momentos un servicio al Raulismo Light, pero que sea egocéntrica, que busque tener un nombre, que forme payasadas y que se ponga una peluca rubia, me encanta, me encantan las rubias… En fin, hay que criticarla por hacerle el juego en ocasiones a la Dictadura, pero si quiere salir desnuda a protestar contra el machismo esa es su decisión, es su vida, si no oye mis consejos no la puedo repudiar, quién oye consejos caballeros?

    “A 10 años de “la primavera negra”, ¿cómo la observa?
    -Si el Gobierno pensaba que aquello iba a descabezar a la oposición, diez años después somos más. Aquel golpe lo que hizo fue restarles credibilidad, a un costo político altísimo.”

    Aquí dice que es opositora, en otros momentos lo niega o por lo menos no actúa como tal…

    Me gusta

  8. Mi opinion es que se debe ignorar por completo aqui en Miami Yoani Sanchez, que de sus apestosas conferencias y que se marche tan en silencio que ni un acto de repudio se merece.

    Me gusta

  9. yoani mira los repudio de cuba de los verdadero desidente-
    por que tu ere parte de la propagnada castrista yoani

    tania quintero esta 4 ves que le hecho la pregunta del querrillero camilo fuente ———————–que usted lo conoce

    Me gusta

  10. Yoani Sanchez ha venido para que Obama crea sus mentiras y de mas flexibilidad al desgobierno castrocomunista y que no se atreva Obama a cambiar a nadie por nadie porque le caera una maldicion de por vida, los cinco asesinos no deben quedar libres y mucho menos ser cambiados por nadie, ya tuvimos bastante cuando Playa Giron que nuestros heroes fueron canjeados por compotas.

    Me gusta

  11. Lo dije desde el primer momento, modestia y aparte. ….La van a dejar salir el dia que el gobierno cubano la necesite como jaque mate al embargo americano………… Alli esta con la muerte de chavez lo unico que los salva es la relacion economica con los Estados Unidos. No hay mas na’.

    Me gusta

  12. Estoy asombrada, en Cuba refute su protagonismo y premios, me decia porque a ella cuando hay tantos periodistas en Cuba que escriben en contra de la dictadura, con menos oportunidades, Tania Castro sabe de lo q. digo, a travez de fax q. luego se esconden, telefonos q. la seguridad interrumpe, una odisea, como pudo mantener un blog?, como podia disfrasarce siempre de extranjera? El q. conozca a la seguridad del estado sabe q. esto es pelicula hollywood, aqui en los EU me dijo “La patria es de todos” , un apoyo mas, ahora esto, a mi no me cupo la menor duda cuando ella y Eliecer no quisieron llamarles espias, luego hizo una justificacion estupida, me dije: no quieren meterse en ese diferendo, no le responde a nadie los twitters q. le envian, es una diosa intocable, yo no le hubiera hecho mitin ninguno, tirarla a mierda es lo mejor, ella es una socialista de la vieja escuela de Fracfurt (asi se escribe?) si la analizan bien me daran la razon.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.