Los tenicitos viejos de la Yuma.

En el año 1979 los “gusanos” se volvieron mariposas por obra y gracia de Jimmy Carter y de los caprichitos de Castro, que no son más que intereses económicos invariablemente, y con la intención de repletarse él y su dinastía los bolsillos y desbordar sus arcas.

Los “gusanos”, los familiares traidores entonces pudieron volver, y lo hacían cargados con regalos para sus parientes perdónandolos por su obligado olvido, también dejaban miles de millones en la isla, y así regresaron una y otra vez, invirtiendo el dinero ganado con su esfuerzo y dolor de exiliado. Un gran negociazo de los Castro.

El descontento social y esos viajes de la Comunidad Cubana exiliada provocaron la Embajada del Perú y Mariel, otro gran negociazo de los Castro. Años más tarde, la Crisis de los Balseros en el ’94, igual, otro desfalco al exilio cubano.

Mucho antes habíamos tenido a los soviéticos durante treinta años metiéndonos ayudas por tubos y cañerías, de esas ayudas se enteraba exclusivamente la nomenklatura, el pueblo se sustentaba malamente de las sobras. Castro ni se acordaba del embargo entonces, se burlaba de los americanos como siempre ha hecho y de su embargo, ni lo mencionaba siquiera; lo burlaba a través del CAME y sus aliados comunistas.

Se cayó el Muro y Castro echó garra al embargo de inmediato como maquinaria propagandística y recaudadora. Apareció la Unión Europea y la hundieron sacándole créditos y más créditos; al tiempo surgió Chávez (no de la nada, creado por ellos) y lo convirtieron en su Sugar Daddy. Ahora se les murió, y no es que estén tramando algo, no, ya lo tramaron hace rato…

En los años ochenta nos visitó también una Comunidad de intelectuales cubanos del exilio, la mayoría eran profesores de universidades norteamericanas, progresistas se hacían llamar varios de ellos, hijos de exiliados que habían crecido lejos de su país, o niños cuyos padres tuvoeron que enviarlos solos al exilio en la Operación Peter Pan para salvarlos del comunismo, y se habían criado y crecido en hogares ajenos al suyo. Niños desgarrados de cuyo desgarro el castrismo se iría a beneficiar una vez más.

Algunos entraron como Maceítos en esa Cuba de la escasez, otros volvieron como rescatados del “imperialismo yanqui”, por varias vías, llámense por Areítos o por componendas de Institutos de Estudios Cubanos en ciudades importantes de los Estados Unidos, organismos controlados por norteamericanos de la ultraizquierda, por aquellos que durante un corte de caña se habían retratado en posiciones eróticas en el pasado, en los sesenta, en los brazos de Fidel Castro, mecidos y acunados por él, por no llamarlo como se debe, y guardar cierta compostura.

Esos personajes también empezaron a viajar a Cuba por los ochenta, sus idas y venidas y su trasiego intelectual u otro nada tenía que ver en relación con la oposición pura y dura.

Los cubanos nunca hemos tenido zapatos. Cuando habían no te tocaban y cuando te tocaban no habían. Por la libreta de racionamiento, claro. Los que viajaban a Cuba lucían zapatos que para nosotros significaban mucho, por vergüenza apenas osábamos clavarles la mirada para no parecer indiscretos.

Recuerdo que cuando transcribí los cassettes de una famosa millonaria cubana recibida en Cuba con ciertos honores, para un libro que escribió en conjunto con una ilustre investigadora del patio, me mandó sin que yo se lo pidiera a través de su chofer particular (empleado del Comité Central desde luego) unos tenicitos usados dentro de una caja de otra marca de zapatos de lujo, como agradecimiento a mi trabajo que ella no remuneró nunca. La gran señora, ex propietaria de centrales azucareros, se había enterado en aquel momento de que los cubanos no teníamos con qué calzarnos, y eso que ya llevaba meses en Cuba. Los tenis no eran mi número de pie, y por supuesto estaban gastados, viejos y hasta sucios. Los boté directamente a la basura.

La americana de la galletica de las que les hablé ayer en otro post, al parecer también oyó la bola de que los cubanos no teníamos con qué abrigar nuestros miembros inferiores. Estando yo una vez en la oficina del ICAIC se apareció con un nailon rayado y descolorido que contenían unos tenicitos también usados y viejos, no eran para mí, sino para una joven secretaria que iba a trabajar en chancleticas de goma metededos (en ella me inspiré para describir los pies de la secretaria de Yocandra en La nada cotidiana). En la guagua que tenía que coger cada mañana repleta a más no poder, le habían pisoteado los pies hasta el abuso y había debido de pedir baja médica por fracturas de los dedos en múltiples ocasiones. La muchacha no botó los tenis que le regaló la americana, como hice yo, al contrario, se puso contentísima, y aunque tampoco eran su número, pues la americana caballona usaba como el 45 se los probó metiendo en la punta papel arrugado del Diario Granma, y daba saltos y palmoteaba de alegría. La caballona se ‘venía’ en un orgasmo de felicidad al notar cómo humillaba a esa pobre cubana, o cubana pobre.

En otra oportunidad, una de esas viajantes, llegó de los Estados Unidos con una bolsa repleta de las astillas de jabón que durante un año ella y su familia habían usado hasta dejarlos casi en la nada, se dio a la tarea de repartirlos entre nosotros. Ella sabía que en Cuba carecíamos de jabones. Cuando una de las empleadas de la Cinemateca abrió la bolsa, hasta pelos de fondillo venían pegados a las astillas de jabón apurruñado y maloliente.

Hace años, aquí en París, uno de éstos que viven del dolor de Cuba llegó a pedirme que trabajara para él, yo tenía que aceptar paquetes suyos que él me enviaría con destino a Cuba, e irme a los aeropuertos desde donde salieran aviones con destinación a la isla para que hacer llegar, a lo como fuera, cajas de panfletos y de libros sin títulos y sin el nombre de sus autores violando la Ley Prud’Homme y la Ley de Derecho de Autor. De tal modo yo le justificaba el trabajo que él no hacía mientras él seguía cobrando los presupuestos asignados para tal encomienda. Con desfachatez exigió que trabajara para él, que así era como único podíamos hacer algo por Cuba. Era la época en que había empezado una nueva ola de terrorismo en Francia, mucho antes del once de septiembre en Estados Unidos, y los paquetes eran más que controlados en los aeropuertos y hasta en las calles, y ningún viajante podía recibir paquete alguno de ningún desconocido. Respondí tranquilamente que yo no era esclava de nadie. Desde hacía años yo enviaba libros, medicamentos, revistas, información, hacia Cuba junto con Reporteros sin Fronteras y otras organizaciones internacionales, pero este señor lo ignoraba, o le habían informado mal, lo más probable que fuera esto último, a juzgar por el tartufo que lo acompañaba cuando vino a verme.

Al tiempo recibí por correo un radiecito de onda corta que no costaba más de diez dólares enviado por la misma persona, aquí los venden por menos, para que yo lo hiciera llegar a Cuba. Mejores radios que aquel había mandado yo a Cuba por diferentes vías. Ni siquiera acepté el paquete del correo por el que además tenía que pagar una barbaridad de sólo recepcionarlo. El radiecito volvió a su punto de origen por la misma vía, como podrán suponer, con el paquete muy bien cerrado nuevamente.

Durante años, como aclaré antes, he seguido enviando ayuda personal a Cuba, a la gente en la que creo, sin recibir nada a cambio, reitero.

Hace mucho tiempo que decidí que prefiero andar descalza antes que ponerme los tenis viejos de los negociantes de la libertad de Cuba. Y los radiecitos de onda corta, ya habrán entendido que se los pueden meter por donde mejor les quepa, seguramente a algunos les dará mucho placer.

Hasta hace poco me preguntaba con cuál nuevo invento los Castro y sus compinches intentarían sacarnos dinero, y anoche mientras intentaba dormir (estoy releyendo ese libro tan bueno de Manet que me mantiene en una especie de éxtasis en vela y del que ya les hablé), que es cuando yo tengo los mejores pensamientos, me di cuenta que la trampa está en los viajes, y en las tareas con las que han programado a algunos de los mensajeros, la de llevar mogollón de dinero para Cuba. El lema es: ¡Aquí no entras si no vienes forrado! ¡Y de aquí no saldrás si no nos forras! De modo que los viajes nada tienen que ver con la ideología y mucho menos con la libertad, ¡es el baro, monina, el baro!

Zoé Valdés.

Anuncios

17 comentarios en “Los tenicitos viejos de la Yuma.

  1. Por supuesto, plata es lo unico que andan buscando y gracias a ese criticado embargo es que estan saliendo de Cuba, si los rusos existieran Y CHAVEZ NO SE HUBIERA MUERTO ni blogs pudieran tener.

    Me gusta

  2. Pues claro que es el billete el guaniquiqui todo el mundo se pregunta a que servirà todo el dinero que recaudarà la YS en el restaurant de Coral Gables y por el mundo, no serà la unica cosa ademas llevarà las fotos de los cubanos incautos del exilio que querran hacerse con la YS como bobalicones que seran archivados con perfeccion maniacal para luego contactarlos para seguir haciendo lo que vienen haciendo captar y penetrar captar y penetrar, hasta que logren el objetivo, por lo pronto ya tiene fotos con Rubio, Illeana Ros , Diaz Ballart y otros cuando llegue a Miami serà para coger palcos

    Me gusta

  3. Ay cooo~ooo Sra Zoe, JAJAJAJA, me ha hecho USTED la ma~ana, hasta el aire me falto de tanto reirme con eso de “pelos de culo” en los residuos, astillitas de jabones, JAJAJA, GRACIAS, GRACIAS, es USTED una ESPADA de mente, literatura, carajo, a Dios le pido, invoco QUE MUCHA SALUD a USTED le conceda, Gracias de nuevo

    NO VIAJES NO REMESAS NO LLAMADAS NO RECARGAS NADA d NADA, basta ya con el brete “de por la familia”, Siiii, los mismos que aplaudieron al escuchar; ” no los NECESITAMOS “, remember ???, JAJAJAJAJA, pero los cubanos AHI TENEMOS, lo que NOS MERECEMOS por adulones, ahora los “flacos” de mentes perversas a la Cuba CARCEL RETORNAN, para asi sentirse; ” millonarios entre limosneros “, potentemente enriquecida esa “carne rusa”.

    Me gusta

  4. Y gracias a esta manifestacion de protesta folklorica y pictoresca a las 4 cubanitas en huelga de hambre en Bahamas el consul asegurò que no las deportarian, y ellos son 4 gatos pero que hacen oir sus razones

    Me gusta

  5. Y ahi tenemos a otro especimen: el chivaton Yuma, que escribe informes y que visita la guarida de los personeros del regimen en este pais. Lo peor, que la mayoria de estos chivatones yumas se autodefinen como “cubano-americanos”.

    Me gusta

  6. Estoy realmente sorprendido como la “maquinaria” que produce ídolos de humo como YS ha querido ocultar el blog de su heroína. Son realmente estúpidos y absurdos los pretextos que proponen para que el blog “saliera” de la super carretera. Es claro que lo que menos importa es lo que Yoani escribió o escriba, lo que realmente sus creadores no quieren es que su misma creación lea los comentarios que se escriben en su blog y al mas puro estilo castrista le esconden la realidad. Una verdadera vergüenza.

    Me gusta

  7. Asi siempre ha sido Zoe, cada vez que el dictador ha estado bancando por otros lugares,como siempre digo, “se ha dado la lija” de despreciar a los exiliados, pero cuando se le acaba el cuento con los que ha estado exprimiendo, viene con un invento a coger para el trajin al exilio. En esa fue la cumbancha que entro la Coco Fusco y todos los demas, hijos de cubanos que siempre oyeron a sus padres hablar y suspirar por Cuba y se montaron en la guagua liberal del relajo, porque era la unica oportunidad que tenian para ir a conocer Cuba, no fueron a ayudar a ningun cubano ni al pueblo, fueron al relajo y para el protagonismo, no vieron como la (solo cambiaron las vocales) Cucu Diamante hizo lo mismo?, pero con la musica, que beneficio posible dejo esta cuatrerita al pueblo cubano?, solo fue a buscar sus 15minutos de fama para su ego, y ya nadie se acuerda de ella. Que pena me da ver como han ayudado y siguen con su ayuda a que esta dictadura se mantenga, mas cuando son cubanos o hijos de cubanos, me he quedado fria con el cuento de las astillas de jabon, y no lo dudo en lo absoluto porque asi son estos izquierdozos, la generocidad es solo con el dinero ajeno, los beneficios que sean solo para ellos, precisamente para ser ellos “los diferentes”, al resto mantenerlos en la miseria y el que los critique o se queje decirles que es por envidia, y esto es lo que quiere la Yoani para Cuba, un convenio de, yo me hago la desafecta y ustedes me dejan forrarme viajando por todo el mundo, para formar parte del grupo de revolucionarios privilegiados a lo Silvio,la Wendy,Formell y todos los descarados que apoyan la dictadura para poder seguir haciendose los que valen. Que gente tan azarosas todas.

    Me gusta

  8. Coco Fusco no puedo jajajajjjjjjjjjjj y ahora me recordaron a la descarada de Cucu Diamante,que no tiene Cucu y mucho menos de diamante,como castigo cuando se caigan los hijos de Lina,la voy a poner a menear el Cucu en La Plaza que par de descarada,Zoe hacia tiempo que tu blog no fuera tan bueno,no te soportan pero no te pueden ignorar.

    Me gusta

  9. Son todos una banda de descarados viven aqui y gozando de libertad y de beneficios;me entere y me dejo con la boca abierta,Malena Burke invitada a un homenaje en La Habana y por supuesto ella fue y cuando la madre se enfermo no pudo ir mientras estuvo viva,solo la dejaron entrar cuando fallecio,no tienen moral o era verde y un chivo se la comio.

    Me gusta

  10. Si no llega a venir el negocio de la “Comunidad” hoy fuéramos libres ya. Recuerdo que las prisiones estaban llenas de presos políticos,las de guardias negados al Servicio Militar igual de llenas-ahí andaba yo en una celda y puedo dar testimonio de eso-los sabotajes a la orden del día.
    Se vinieron con lo del Mariel y limpiaron la casa.Luego repitieron en el ’94 y más tarde en el 2010 con los de los 75 de la primavera y todos los familiares,pegados y colgados que sumaron miles.
    De eso se han valido siempre y como ven algo nebuloso lo de Venezuela,ya mandaron a la Mariela de Cenixienta a hacer amistades en Facebook.Ya varios bonos mordieron el anzuelo.Óscar Peña sigue invitando a gente al festín.

    Me gusta

  11. Soy Pedro Pan, jamas regrese, ni pienso, hasta que Cuba sea libre y soberana, llevo 51 años añorando a la Cuba que deje de niña, se me estruja el corazon tan solo pensar que morire en el exilio sin nunca mas ver a mi isla, Cuba me duele y atormenta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s