Murió Alfredo Guevara.

Murió Alfredo Guevara hoy 19 de abril a la edad de 87 años. Mi madre nació un 19 de abril, murió con 71 años en el exilio, eso sí, bien cuidada, y rodeada de sus familiares cercanos, en el Hospital Saint-Antoine. Le mandé a hacer una tumba de mármol rosado en el cementerio de Père Lachaise. Mi madre nunca soportó a Alfredo Guevara.

Alfredo Guevara murió -como era de esperar en su caso- en una clínica de lujo en Cuba, de las que sólo existen para viejos dirigentes como él. Por lo que leo murió solo, más bien acompañado de dos extraños, de su secretario y de un viejo loco fanático e hijo de puta de Miami, uno de los que le que le llenaba el estómago y el refrigerador, de vez en cuando, de pollos del Sedano y de Medianoches zapatúas.

Sí, en efecto, por lo que leo, por todo aquello no andaban su hermano (no sé si seguirá vivo), ni su sobrino, ni siquiera el hijo «adoptivo», que fue su chofer, y más… ni la esposa del hijo adoptivo, ni los nietos adoptivos, ni sus mejores amigos, o sea… Tampoco estarían ni Fidel ni Raúl. Aunque a él, en los cumpleaños, quien verdaderamente le interesaba que lo felicitara era Fidel. Se desvivía los 31 de diciembre esperando a que sonara el teléfono, deseando que fuera el ‘Jefe’ para felicitarlo. Cuando se trataba de otra voz atendía con desgano y colgaba sin explicaciones, entrándole una ansiedad indescriptible e inaguantable.

Murió Alfredo. Yo lo quise, por ósmosis. Ahí sí que fue por ósmosis. Hasta que descubrí que nos había engañado, no solamente a mí, ni a los otros, sino a varias generaciones; no fue intelectual ni nada. Sólo se interesaba en mí porque yo era la mujer acompañante de quien realmente le interesaba a él. Leo por ahí que si intelectual, que si creador del ICAIC, todo mentira. Sólo era un petulante con ínfulas, culto hasta donde se lo permitió su obsesión marxista y castrista,, sobre todo fidelista. Tampoco fue del todo castrista, ni del todo marxista. Como no fue del todo homosexual, ni del todo cubano, ni lo suficientemente afrancesado como pretendía. Una vida de mentira. Dejó un libro mediocre (lo sé porque yo le recopilé los artículos y traté de que le cambiara aquel título rimbombante: ‘Inundar el mundo de belleza’), y  escritos más mediocres todavía. Carlos Franqui lo describió magistralmente en Retrato de familia con Fidel como «el cerebro gris» de la revolución cubana. Guillermo Cabrera Infante lo inmortalizó como el Comisario político en Delito por bailar el chachachá.

Le gustaba humillar a las mujeres, las despreciaba, o por el contrario se servía de ellas, típico de algunos tartufos cubanos.

No tengo por qué agradecerle que me haya permitido viajar fuera de Cuba con mi familia porque ese era un derecho con el que quiso chantajearme y humillarme una vez más. Y no fue el ICAIC quien me pagó el viaje, y mucho menos él, al que le costaba pagarle a uno un chocolate.

Pude decirle todo lo que pensaba del comunismo y de Fidel Castro en su cara, y me tuvo que oír. Lo hizo porque ya yo me iba. De todos modos fui de las pocas mujeres a las que -según él mismo reconoció en público- respetó intelectualmente y decía que de todos los que habían salido con él yo había sido la que más había aprendido en Francia. No me hizo ningún honor, aprendí a contracorriente de sus intenciones, porque que yo aprendiera, que yo me cultivara como escritora, no estaba para nada en sus planes, más bien todo lo contrario. Cuando me largué se vanaglorió de haber salido de nosotros.

La última palabra que escuché hace veinte años en su boca referida a mí fue «cloaca». Lo puse como botija verde. ¡Decirme él cloaca a mí! ¡Él, un verdadero vertedero de estiércol perfumado con Roger Gallet!

Me enteré de su muerte aquí en Serbia, mientras presentaba uno de mis libros. Salí con mi traductora a tomarme un helado, y no sentí nada. La heladería se llama Gloria, como mi madre. A mami le encantaba el helado de coco. El exilio me ha lavado, más bien me ha restregado de adentro hacia afuera, ahora sí que estoy como nueva. No sentí nada. La novela ya no podrá esperar más.

Entretanto, un adelanto con El hombre profundo, en una primera versión que habrá que retrabajar. Espero que aquellos que lo conocieron más que yo, aquellos que se beneficiaron muchísimo más, escriban lo que tengan que escribir. En una época nos confundió casi magistralmente haciéndonos pensar que la única solución pasaba por él. Típico de los Fouchés palaciegos en los regímenes totalitarios.

Zoé Valdés.

34 respuestas a “Murió Alfredo Guevara.”

  1. Tantos años de marquesa y ya no moverá el abanico- Cercenador. Siniestro y… mas apítetos que nunca lo honrarán. Es un insulto llamar «intelectual» a la alevosa dalia con mala baba . Parejera. Yo tampoco siento nada. .
    Excelente artículo, Zoe. Saludos.

    Me gusta

  2. Muy bueno, como siempre, me encantan tus articulos y la forma de describir a los personajes, sobre todo a los que tu llamas Fouches palaciegos . Gracias Zoe

    Me gusta

  3. No creo en eso de llorar al muerto malo como si fuera bueno. Además, no creo que la muerte en sí sea «castigo divino» ni nada por el estilo. Dios no castiga, mucho menos con la muerte. Simplemente, al muñeco se le acabó la cuerda. Ahora su alma tendrá que vérselas consigo misma.
    Excelente resumen y juicio de una vida que, sólo por causa de su adhesión y promoción falseada de un crimen que aún sigue perpetrándose, no merece otra cosa que ser expuesta sin dorar la píldora. Ni siquiera «cerebro gris», sino en todo caso «cerebrito», intrigante y acomplejado de muchas cosas. Buen administrador de «su» reino de taifa, el ICAIC, vasallo del Señor de Horca y Cuchillo de Todo lo demás. Se ha ido antes que su señor para prepararle el recibimiento en el infierno con luces y cámaras.
    ¡Bravo una vez más por Zoé!
    Rolando

    Me gusta

  4. A esa basura de personaje comunista, castrista, ya conocido en la universidad de La Habana desde los años cincuenta, tan solo merece recuerdos de desprecio. Hombrecillo de pasos cortos, que presumía de intelectual, fracasado en todo lo que dirigió, pero siempre siervo de sus amos los Castro.

    Me gusta

  5. Murio como tenia que morir, solo y reducido a la piltrafa humana que fue , no merecia una muerte mejor evidenciado quedo su valia cuando ni siquiera los suyos estuvieron con el , mucho menos ninguno a los que el les rindio total sumision, ese fue el pago por ser cobarde y me alegra mucho que su fin haya sido digno de un asarozo. Gracias Zoe por decirnos quienes eran estos verdaderos miserables .

    Me gusta

  6. Sra. Zoe tiene que ser una bella sensacion el poder restrujarse de adentro hacia afuera pienso que es como renacer liberarse de todas ellas eso le hace mucho bien , me congratulo por este articulo salido desde el mas profundo un articulo liberador. Nunca me alegro de la muerte de nadie pero cada cual muere como se merece y este sujeto gris murio solo y por algo serà porque Dios es siempre o casi siempre justo me rio y sonrio porque hasta tacaño era porque uno en su posicion que usa una colonita baratica como Roger Gallet (cosas de maricas) buena si para los pobres mortales, pero para su status siempre una baratija porque minimo en su lugar yo hubiera usado una Imperial Guerlain (cosas de machos cubanos horror!) por litros y hasta me hubiera llevado un frasquito en la caja pa’ no apestar , almenos para cubrir las apariencias delante de Perucho

    Me gusta

  7. Fidel Castro, de nuevo como enterrador. Le mandará una corona. Su hermano le mandará otra. Imagino que lo velarán en el último piso de la funeraria de Calzada y K, Vedado, destinado a los incondicionales del régimen. De sus muchos enemigos, a la mente me vienen tres:

    Blas Roca, quien en los años 60 sostuvo con Alfredo Guevara, una de las pocas polémicas políticas que se publicaron en la prensa cubana después de la llegada de los barbudos.

    Haydée Santamaría, quien días antes de suicidarse, desesperadamente buscaba en Alfredo un hombro donde apoyarse. Pero para él, como Fidel Castro y otros ‘revolucionarios’ más, ella ya no era ‘una heroína del Moncada’, si no una «loca». El 26 de julio de 1980 dijo a los suyos que iba a bañarse. Y con la pistola previamente escondida, se dio un tiro.

    No llegó a disparar, pero con gusto Guevara le hubiera entrado a tiros a Raúl Rivero, luego de aquella famosa bronca en la Casa de las Américas.

    A favor o en contra de AG escribirán unos cuantos. Pero ningún testimonio tan sincero como el tuyo, Zoé.

    Me gusta

  8. Mucho ME ALEGRO, BIEN MUERTO ESTA !!!!!!!, y como faltan…………….TODOS han de pagar por TOTAL TRAICION a la patria, este SE SALVO, siiiiii, la biologia lo «premio», JAJAJAJA, todavia SU «cooperante» familia falta, Siiiiiii, PROHIBIDO OLVIDAR, MUCHO MENOS PERDONAR !!!!!

    Me gusta

  9. Bien expresado Zoe, una mierda mas que muere alla, en la isla de los defraudados, lastima, los dos mojones mayores todavia viven.

    Me gusta

  10. Jean Renoir dijo «Las únicas cosas que son importantes en la vida son las que se recuerdan».
    Los recuerdos de Zoé Valdés de esa época y de ciertos personajes, narrados en esa prosa devastadora es un regalo importante para la historia y para los estudiosos de la sicologia y de la mala vida de un grupo de malvados sin talento que ayudaron a destruir un pueblo.
    Gracias Zoé por compartir con nosotros lo que podrias haber publicado en un libro y felicitaciones una vez más, por tus éxitos en Serbia.

    Me gusta

  11. ¡¡¡¡Qé bueno qué bueno qué buenoooooooo!!!!!! El artículo que esperaba. En cuanto a mi relación con ese pilar del horror: Yo siempre lo detesté porque nunca me quiso. Pero si así hubiera sido, me habría confundido muchísimo; qué suerte tuve!!!

    Me gusta

  12. Mucha gente, demasiada, se vendió al castrismo por oportunismo y ambición, pero un caso como el de Guevara es peor, porque tiene la bajeza adicional de entregarse a quienes lo despreciaban por maricón, y solamente lo toleraban por su utilidad y servilismo absoluto. Guevara lo sabía perfectamente, igual que sabía de los campos de la UMAP y de los abusos contra homosexuales muy superiores a él, como Virgilio Piñera, por no hablar de homosexuales comunes y corrientes que no le besaban el culo al castrismo o no tenían gran cosa que ofrecerle. O sea, AG sencillamente se dejó utilizar toda una vida por el mal a cambio de ser “aceptado” y tener cierta posición, exactamente igual que si hubiera sido un judío servidor de los Nazis en contra de otros judíos. Llamarle asqueroso, miserable y mezquino es lo mínimo que se merece. El harto viciado aire de Cuba queda ligeramente más limpio ya que esta alimaña no lo sigue respirando.

    Me gusta

  13. Una historia poco conocida de Alfredo Guevara aparece aquí

    Haz clic para acceder a Ovares.pdf

    en esta entrevista que le hice a Enrique Ovares sobre la participación de ambos en el Bogotazo, el 9 de abril de 1948, con el Verdugo Mayor y Rafael del Pino Siero; y el robo de la campana de la Demajagua. Según Ovares, «Guevara odiaba a Fidel y siempre estuvo en contra de todo porque decía que era un anarquista y un tipo incontrolable.»
    El audio de la entrevista grabada está aquí

    Me gusta

  14. Opino que tal vez los intelectuales, conocian a Alfredo Guevara, si hacemos una encuesta en Cuba entre la juventud, no creo que sepan quien era. Sin embargo por lo que veo estan callendo como fichas de domino, uno detras del otro. Sin lugar a dudas estamos próximos a ver el final de la dictadura.

    Me gusta

  15. Nunca he podido explicarme por que fue el unico homosexual que nunca fue perseguido o preso en los «60. Una figura gruesa con un jacquet sobre sus hombros….Gracias, Zoe.

    Me gusta

  16. Esto… ustedes se dan cuenta de que, no obstante todo lo que dicen de él, y que es cierto, A.E. murió feliz, porque aún vivía y pataleaba el amor de su vida. No se le pudo quitar eso.

    Me gusta

  17. Recuerden, entre tanto gesto perruno y arrastrado, que Guevara fue uno de los firmantes de la infame carta publicada en el 2003 apoyando las ejecuciones sumarias de tres muchachos negros por el «crimen» de intentar huir de la finca del Mayoral Castro. Otra firmante fue Alicia Alonso, que pronto se juntará a Alfredito.

    Me gusta

  18. Que bueno uno menos y uno mas para el pulgatorio si existe, se esta extinguiendo este tipo de ave o de pajaro da igual,
    indigno y extremadamente cobarde.

    Me gusta

  19. Valiente y contundente articulo sobre AG,estamos asistiendo a la caida logica de los miembros selectos del clan Castro.esperemos caiga en ruinas todo el imperio

    Me gusta

  20. Muy bueno tu artículo, como todo lo que escribes.Por haver sufrido en carne propia, todos los devaneos de ese régimen.Recuerdo en un programa de televisión en el que fue invitado para comentar la celebración del festival de cine «Caracol» Habló maravillas, como siempre para ellos todo está bien; pero, estaba Rufo Caballero y comenzó utilizando la plabra mediocre y de ahí en adelante criticó todo el festival…Guevara se paró avandonó el plató y le dijo a la conductora.- si sé esto, no acepto su invitación….Fue comidilla en otros programas, pero ese en concretó deapareció en pocos días…..es una pena que no recuerdo el nombre de las conductora.

    Me gusta

  21. Muy bueno Zoe. Muy bueno a punto de caramelo y tu como siempre, muy frontal y sin tregua.
    Yo mismo. Como uno mas de los tantos nacidos bajo esa ahogante retro-evolucion maldita, siento un placer muy festivo, con cada boleto al infierno que el inexorable paso del tiempo le otorga indiferente de cada uno de estos viejos proxenetas de mi pueblo y yo, mas joven que todos ellos, también tendré mi día pero en paz para un ultimo adiós no sin antes, bailar o al menos escupir sobre las tumbas de estos insectos que tanta pena y dolor me trajeron a mi y a mi gente y que hay que admitir, han marcado con hierro caliente el pecho de la patria y la han dejado con una cicatriz engorrosa de maldad odio y envidia, que le durara décadas y generaciones antes de que se le desaparezca y para esto, borrada con mucho amor humano y de familia.
    Yo como muchos Cubanos, hoy vivo en Miamii y me dedico a mis cosas y mi trabajo pero cuando oigo otra vez de uno de estos esbirros de los Castro, por un instante, siento este hervor profundo apoderarse de la sangre en mis venas y acto seguido como en estos casos y con cada noticia como esta, osea, la de la muerte de otro patético viejo parásito de mi pueblo, yo hago una pausa y una fiesta en mi corazón y no se como explicarlo, pero me veo muy lejos de pecado cuando saboreo mi sobrevivir sobre la deteriorada humanidad de uno mas de estos esbirros o sera, que se el daño que le han echo a mi Cuba y mi gente y por eso no siento remordimiento o pena y porque se, que hasta los ángeles están de acuerdo conmigo.
    Que mueran bien feo todos estos comunistas y castristas y otros esbirros y que se les extienda el morir que, cada segundo de su agonía lo voy a gozar sin pena ni pudor de ningún tipo!.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: