La risa de Guillermo Cabrera Infante.

En mi blog Zoé en el metro..

gcain2

7 respuestas para “La risa de Guillermo Cabrera Infante.”

  1. A la gente le encanta hablar por hablar, con tal de decir algo dicen lo que sea, sin conocer a la gente te le forman «un profile» como si nada. De esta foto quiero decir que, Que Handsome era el maestro!!!

  2. Lo cierto es que en sus entrevistas lucìa muy adusto… me hubiese encantado escuchar esa risa… me la imagino tronadora. Quizàs muchos esperaban, acostumbrados al intelectual barato y predecible que Guillermo Cabrera Infante iba a dedicarse al drama o a la tragedia… pero no, se dedicò al humor que es la mejor forma de enfrentar a los censores, a los tiranos y a sí mismo.
    Ya Aquiles Nazoa lo definía: “el humor es una manera de hacer pensar sin que el que piensa se dé cuenta de que está pensando”… Cabrera Infante evoluciona la manera de pensar abrièndole un nuevo mundo lùdico al lenguaje.. es él, la «pal~abra» y tambièn, mea Cuba.
    Yo me divierto… incoercible.

  3. Feliz cumpleaños al Maestro, y pienso que si es feliz porque brilla con luz propia y para los que se hacen losetodoyo, consejo sano calladitos se ven mas bonitos

  4. Se le nota los ojos risueños en fotos que de el he visto, aunque estuviera serio. Feliz cumpleaños lastima que ya no esta entre nosotros.

  5. GUILLERMO CABRERA INFANTE NUNCA SE IRA QUEDO PARA LA POSTERIDAD

  6. Elemental: no se puede enseñar a leer y escribir si no se sabe leer y escribir. Lo mismo aplica a la risa: es imposible hacer reír si no se sabe reír. Atrasa siglos el que piense que alguien con el dominio del arte de hacer reír no haya sabido reírse. Demasiado simplista esa opinión. Leyéndolo a Caín es indudable que a cada carcajada nuestra la precedió una carcajada de él.

    Sobre las poses en las fotos, eso ya es otra cosa. Efectivamente, cada quien se retrata como mejor le parece. A mí, particularmente, me fascinan todas las fotos de Caín. Y mientras más serio, mejor. Más que severidad, siempre advierto una atractiva tristeza en los rasgos de su rostro, en su mirada. Y reía, sin embargo. Y hacía y aún hace reír.

    Gracias, Zoé.

  7. El humor es un balance entre la fruslería y la circunspección; pero en el caso de GCI iba más allá, porque como dice Zoé, obligaba al lector a reflexionar. Nadie como él para el manejo hábil del razonamiento utilizando la herramienta de la risa. En literatura el humor es grandeza; además, las virtudes de reír y hacer reír van de la mano. Y si vamos a enjuiciar sus fotos, debemos entonces hacer lo mismo con Chaplin, que por lo general, frente a 35mm, ensombrecía el semblante. I Can’t Believe. F.M.

Deja un comentario