Gobierno cubano comercializa parafernalias con símbolos nazis. Por Leonel Alberto Pérez Belette.

Cliqueen en Cubanet.

7 respuestas a “Gobierno cubano comercializa parafernalias con símbolos nazis. Por Leonel Alberto Pérez Belette.”

  1. Ah, como en los Estados Unidos y otros paises.
    (ver la misma daga aqui, en Amazon: http://www.amazon.com/exec/obidos/ASIN/B0096ZI0IY/militariana-20/)
    Muy bien, ya estan al mismo nivel en la cultura del odio. Lo mismo venden simbolos nazis que t-shirts con la jeta del Cheo Huevera. El periodista no se lo pregunta, sin embargo. Estoy seguro que en la misma tienda.
    Menuda sorpresa que les espera en Cuba (la del postcastrismo), cuando vean que en nombre de la libertad de expresion y de comercio se pueden vender o comprar todo tipo de articulos con los que no esta uno de acuerdo ni por asomo o equivocacion. Las curiosidades o reliquias militaristas (camisetas del Cheo Huevera incluidas) tienen un gran mercado…. incluso, hoy por hoy puede encontrar uno armas del derrotado ejercito nipon de la segunda guerra mundial y tambien armas producidas por los nazis, originales y reproducciones.
    Por otra parte, no me extraña. Los dos castro fueron siempre simpatizantes nazis, aunque Castro I se sentia mas a gusto imitando a Mussolini. No es cosa muy difundida, pero Benitin fue el inventor del trabajo voluntario, el campismo popular, las guarderias infantiles de caracter ideologico, los pioneros -tambien de caracter ideologico- el comite (en las industrias), las guardias del comite (en las industrias), las milicias de tropas territoriales (adoctrinamiento fascista de los trabajadores), y tantas otras lindezas, como esos campamentos donde lo mismo se bailaba que se armaban y desarmaban fusiles y se marchaba, llamados «dopolavoro» (despues del trabajo)
    Y que se enteren, si los simbolos del castrismo no son declarados ilegales al igual que su propaganda, uno de los libros mas vendidos del postcastrismo seguramente seran cualquier mamotreto fidelista re-empacado como nostalgia por los viejos tiempos (o si no, que vean que sucede en la antigua Alemania del Este y Bololandia)

    Me gusta

  2. Es curioso que el periodista nombre «conCejo al Consejo de Estado… por lo demás, no me escandaliza… los comunistas son macabros. Al fin y al cabo, son el otro extremo del fascismo.

    Me gusta

  3. Moramai; no suelo tener faltas al escribir; si vieras los cacharros con los que escribimos los periodistas independientes dentro de la Isla y las condiciones que soportamos (en Cuba ni los teclados de los hoteles tienen acentos); la forma en que nos vemos forzados a enviar los trabajos mediante el servicio de Internet más primitivo y vigilado; cómo somos sutilmente desacreditados; el tiempo con el que contamos; que muchos de nosotros, sin ser graduados de la Facultad de Desinformación de la Universidad de La Habana, nos hicimos periodistas sobre el camino porque la mayoría de los profesionales de la prensa carecen de cojones para asumir las consecuencias de intentar ayudar a su Pueblo y nadar contra la corriente oficialista; a lo mejor y entenderías.
    Charlie; sí he plasmado esos temas y tienes razón, pero no puedo abarcarlo todo en un trabajo; o tú lo hubieras dejado por la mitad; yo también; lo que quiero es que piensen. Además, por acá hay que tener cuidado y responsabilidad, yo no tengo nada que perder, pero puedo provocar que la soga se parta por la parte fina, o peor prohiban hasta el razonar la razón del por qué de la razón. Y brother no es lo mismo que uno de los tantos anormales de este Mundo, en cualquier país, venda mierda nacional socialista en una plaza calquiera que lo haga a unos metros de una sinagoga.

    Me gusta

  4. Bochornoso lo que se escribe, piensan que hablando sandeces van a cambiar algo, o será que las mentiras se cobran mejor?

    Me gusta

  5. Les recuerdo que a pesar de que la Constitución cubana de 1976 sanciona como delito perseguible extraterritorialmente al Apartheid, en la Isla se nos prohibía hasta hace poco cosas tan simples como hospedarnos o entrar en un hotel; por la flagrante transgresión de ser ciudadanos cubanos y en nuestra propia tierra. Le zumbaaaa los caprichos del Comediante en Jefe y sus testaferros. En una ocasión fui detenido en la puerta del Hotel Nacional cuando trataba de llegar al Bar Vista al Golfo para poder ver un partido de fútbol (Por edicto del mandarín son muy pocos los que en la Isla tienen acceso a canales internacionales de TV, o Internet en sus casas; dado que todo pasa por la información y está es poder) y conducido a un calabozo de clasificasión; donde mis acompañantes de celda eran ancianos encerrados por vender maní y dulces; además… Es una pena que algunos lo hayan olvidado. Mientras, los hijos de los ekovios del Poliburó y otros personajes, frecuentaban esos mismos lugares a cuenta del erario público ¿Alguien duda cuan corruptos son; o se olvidaron de Pedro Ros? Aún suceden cosas similares y lo peor es que ya casi nadie protesta por los desafueros del Gay de cuatro estrellas. Si alguien tiene duda del artículo pueden dirigirse directamente a los pobladores de La Habana Vieja, a los empleados honestos de esta «Boutique» Colección Habana y a la empresa española Denix que suministró esa porquería, mierda nazi cuya distribución está prohibida hasta en países como Alemania o Francia, para impedir la apología al nacional socialismo. Al Consejo de Estado y a la Oficina del Historiador también pueden dirigirse, dudo que les repondan pero tal vez encuentren algun ser con verguenza; quedan pocos comunistas honestos porque la mayoría de ellos han tenido que exiliarse por el Mundo dado a que los oportunistas en el poder los marginaron. Les recuerdo que el hecho del que hablo no es de un individuo fanático de la supremacía blanca vendiendo sus aberraciones en una esquina; lo cual sería su maletín en una sociedad libre y su autodestrucción como Ser Humano; para nada, la Oficina que dirige Eusebio Leal es un apéndice del Buró Político; he ahí el peligro. ¿Alguien le ha mirado la cara al señor fiscal Días-Canel y recuerda su tránsito por el Ministerio de Educación? ¿Papito Serguera, alias Charco de Sangre, reload?

    Me gusta

  6. ¡Atención vecinos de La Habana Vieja! El Patriarca de la ciudad, el humilde Don Eusebio Leal Spengler está metido en el reservado del restaurante El Templete, con su esposa, otro personajillo gubernamental y unas viejas catatuas mexicanas lamenalgas del régimen cubano. ¡Tremendo tronco de mesa a costa del herario público! Estos humildes representantes ideológicos del Buró Político, para acomodarse en este lugar, exigieron que los trabajadores avergonzaran a un padre de familia al levantarlo de la mesa que ocupaba. El teléfono del Templete es 8668807.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: