¿No es esto una Primavera brasileña?

¿Por qué no se dice?

17 respuestas a “¿No es esto una Primavera brasileña?”

  1. Brasil está ahora en pleno invierno.

    Me gusta

  2. Porque Brasil es parte del eje de influencia castrista en sur América y la Rouseff es una ex guerrillera comunista. Y se supone que esos gobiernos de la izquierda son tan pero tan buenos…. Además esperemos que Yoani Sánchez proclame desde el piso catorce que ella inspiró estas protestas que le viene bien para la película que le están montando. A lo mejor hasta Fariñas sale en una de las escenas montado en un penco con una tonga en la mano. Bueno, o en otra parte.

    Me gusta

  3. Es una protesta sin duda alguna. Lo curioso es como o por que sucede en Brazil, sucede en Turquia que son no solo democraticos sino estables, pero no sucede en Cuba, en Venezuela, en Nicaragua. Creo que el totalismo capitaneado por los Castros esta ganando brecha. No me sorprenderia que el espia Snowden aparezca en La Habana

    Me gusta

  4. Desde cierto punto de vista podría decirse que lo es, aunque de manera diferente de la primavera árabe. Los brasileños gozan de sus derechos políticos y el país disfruta de una democracia pluralista plena. Lo que falta allí es disminuir fuertemente las enormes diferencias aún existentes entre los más ricos y los más pobres e invertir más en salud, educación y transporte, donde existen serios déficits. Es en ese contexto que debería leerse el «rechazo» de los indignados brasileños a los enormes gastos que demandan el Campeonato Mundial de Fútbol 2014 y las Olimpíadas 2016, ya que no debe olvidarse la fuerte, arraigadísima pasión por el fútbol en ese país, omnipresente en conversaciones y reuniones de todo tipo, que en el ámbito externo se concentran principalmente en Argentina, su tradicional rival. Por lo demás, sorprenden estas manifestaciones masivas en un país muy poco acostumbrado o inclinado a ellas. Al menos se han valorado positivamente la sensibilidad política y los rápidos reflejos mostrados por la Presidenta Dilma Rousseff, que ha convocado a un plebiscito para considerar una reforma de la Constitución que promueva las urgentes reformas sociales que el país reclama. Es de destacar que no se habla, en esa posible reforma constitucional, de una doble reelección presidencial (aunque, según parece, Dilma sería pronto reelegida por primera vez) , como ocurre más al Sur de Sudamérica. A pesar de la tradicional altanería con la que la República del Plata observó siempre al «país del fútbol y el carnaval», en madurez institucional, una vez más, Brasil parece ganarle a Argentina.

    Me gusta

  5. Luego de haber «pegado» mi comentario anterior leo el de Charlie Bravo y debo decir, a fuer de honesto y con todo respeto, que disiento con él. Por motivos que no vienen al caso, conozco bastante el país de la Bossa Nova. No creo, Charlie, en esas riesgosas y casi siempre injustas generalizaciones sobre la política populista e izquierdosa latinoamericana, con muchos más matices de lo que suele saberse o suponerse. Meter en una misma bolsa a Cuba, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia con Argentina, Brasil, Perú y Uruguay, por ejemplo, es más que una generalización riesgosa. Recuerde que también era de izquierda Lula, dio miedo cuando ganó su primera elección, luego fue reelegido y, que yo sepa, no hizo el homework tan mal. Antes al contrario, en muchos aspectos siguió ls recetas de su predecesor Fernando Henrique Cardoso. También lo eran Ollanta Humala en Perú y Pepe Mujica en Uruguay (tan guerrillero éste, en los años 70, como Dilma en Brasil) , pero están creciendo lentamente, con democracias pluralistas incuestionables. Las razones por las que unos y otros apañan con mayor o menor intensidad al régimen de los Castro en Cuba o al de Maduro en Venezuela, no tiene, a mi juicio, mucho que ver aquí. Lo van a seguir haciendo.

    Me gusta

  6. Porque la presidencia de Brasil es de la izquierda babosa, solo por eso. Por lo mismo que no he escuchado ni leido a nadie decir que el desabasteciomeinto de venezuela es por el «embargo americano». Hipocritones que son todos estos periodistas y politiqueros

    Me gusta

  7. Sin dudas el Sr. Snowden aparecerá en La Plaza de la Revolución.

    Me gusta

  8. Mi estimada Zoé,

    Desgraciadamente esas manifestaciones no son lo que parecen. Es verdad que medio país anda indignado con los desmandes de la terrorista presidente, pero no es la gente del común quien empezó eso, sino un grupo llamado «Movimiento Boleta Libre»(traducido al español) que tuve las bendiciones del Foro de Sao Paulo y el respaldo financiero de nadie menos que George Soros.
    No tuve NADA de espontáneo sino todo al contrario, pues ha sido bien planeado y calculado y, además, no estuve NUNCA en contra del gobierno, puesto que los cabecillas del movimiento son mayoritariamente militantes de partidos de izquierda pertenecientes a la base aliada del gobierno como el PSOL, PSTU, PCdoB. Ocurre que la cosa le salió de las manos y ahora grupos conservadores – totalmente desorganizados y sin un foco preciso – han decidido aprovechar el momento y también están saliendo a las calles.
    Por otro lado, como el objetivo primario del Movimiento Boleta Libre era espargir el caos, los delincuentes se mezclaron al pueblo y están practicando actos de vandalismo, robos, atracos y destrucción del patrimonio público y privado.
    Y ahora el gobierno fue al objetivo final que era, hace rato, una exigencia del FSP, y propuso un plebiscito para instaurar una constituyente, como ya hizo Chávez en Venezuela seguido de sus delfines de Ecuador, Bolivia y Nicaragua. Y como prueba de que esa idea de una constituyente es planteamiento del FSP, las FARC también están exigiendo en las
    negociaciones de paz» en La Habana, que Colombia haga lo mismo.
    A veces las apariencias engañan y Brasil no está listo para un proceso saque a patadas los delincuentes y terroristas que mal gobiernan a Brasil hace 12 años.
    Soy brasileña y se de lo que hablo.
    Fuerte abrazo.

    Me gusta

  9. Iba a aclara algunas cosas, como que estas protestas son tan inútiles como las de los israelíes pidiendo el fin de la usura en los alquileres de Tel Aviv o la de los angolanos pidiendo el fin de la peste a grajo en las guaguas de Luanda, pero veo que Gracita Salgueiro ya lo explicó.

    Por cierto, también veo que el Naranjo sabe tanto de Brasil como de mujeres.

    Me gusta

  10. ¿A la muy bien conocida como La Papisa de la Subversión, ex terrorista, ex guerrillera y actual presidenta de Brasil le están dando a probar de su propia medicina? No lo sé, o más bien tiendo a pensar que tal vez todo esto ha sido planificado y calculado por ella misma para obtener algún rédito en el orden político/constitucional: “emprender reformas”, que es lo que parece que se viene ahora. Porque todo indica que La Papisa de la Subversión está por lograr una enmienda a la Constitución bajo una fachada de falsa democracia, porque, según ella, eso es lo que está pidiendo el pueblo. Por eso no pongo en duda que muchos de los manifestantes hayan sido o sean de izquierda. En Sudamericum Bananum sobran las opciones de izquierda; además, si hubo (o hay) actos de vandalismo dentro de esas protestas es porque, efectivamente, la izquierda “revuelta y brutal” es la que arrasa con todo lo que encuentra a su paso cuando sale a por algo. De ahí que en la Argentina los últimos cacerolazos hayan sido pacíficos, porque los que acostumbrar a destrozar, saquear comercios, acabar con el ornato público, incendiar autos, reventar petardos y lanzar cócteles molotov son los que actualmente están en el gobierno o aquellos que viven de la política clientelista de estos.
    A no engañarse, “árbol que nace torcido jamás su tronco endereza”: ni el Humala “Capitán Carlos” amnistiado bajo cargos por insurrección y por ejecución de personas en Huánuco en la década de los 90, ni el Mujica Tupamaro de toda la vida, ni la Kirchner usurera de marca mayor por los años de plomo en la Argentina, ni la Papisa de la Subversión del Brasil son ni serán jamás demócratas. Pura mascarada para terminar metiendo el zarpazo a lo que queda de repúblicas en América Latina. «Más peligrosos que monos con navajas a la salida de un subte (metro)», que dirían por aquí.
    Gracias, Zoé.

    Me gusta

  11. Naranjo en Flor…. ugh?

    Me gusta

  12. Bueno, que para el Verano llegue a venezuela y para el Invierno a Cuba.

    Me gusta

  13. Comienzo por abajo y me gustaría que el venerable Charlie Bravo me aclarara qué significa esa onomatopeya «UGH» con la que parece referirse a mi comentario. Subo un poco más y temo disentir respetuosa pero rotundamente con Ibis García Alonso en casi toda su interesante exposición. Como escribí más arriba, si la Presidenta Dilma Rousseff es la «Papisa de la Subversión» podríamos endilgarle algo parecido a José «Pepe» Mujica, Presidente del Uruguay, que militó en la clandestinidad como guerrillero uruguayo en los años 60 u 70, al igual que Dilma. Mujica rechazaría de inmediato ese apelativo, comenzando por el hecho de que, debido a su ateísmo, el Pepe ni en broma aceptaría, siquiera, ser «Papa de la subversión». Reitero que ambos Presidentes sudamericanos han «limpiado» con creces su pasado «subversivo» con su acción de gobierno, y lo mismo puede decirse de Humala en Perú. Una acción que, además, aparece impecable en el respeto a la democracia participativa (Dilma ha defendido, incluso, la posibilidad de sus compatriotas de marchar y quejarse públicamente, lo que no ha hecho, ni por asomo, la señora CFK durante las últimas manifestaciones en Argentina). La señora Rousseff ha subrayado más de una vez su adhesión al pluralismo político. Además, hasta donde he leído últimamente, Dilma ha retrocedido con su idea de la reforma constitucional. De HUmala recordemos que hasta Mario Vargas Llosa, visionario o dueño de información que nosotros desconocíamos, advirtió sobre la buena senda que emprendería Humala cuando estaba por ser elegido Presidente, algo que no podíamos entender y hasta rechazamos en su momento. Hoy Perú crece a niveles más altos que la Argentina y no muestra grietas la democracia peruana. Pero en lo que más que disentir respetuosamente, me opongo de forma categórica, es en traer a este tema que “árbol que nace torcido jamás su tronco endereza”. Creo en las segundas oportunidades y en las rectificaciones de rumbos, de conductas, ideologías y hasta maltratos. Al sostener esto con absoluta convicción, no sólo pienso en los Presidentes de Brasil, Uruguay o Perú. Me viene a la mente una señora encantadora, oriunda de Ciego de Avila, quien luego de 15 años de lucha desigual con los tiranos de su país, logró ser residente en Buenos Aires, a la que no sólo yo conozco personalmente. Luego de un “pasado político” lejano y muy diferente en su país, lo abandonó, pagando altos precios –el primero, la incomprensión de muchos de sus compatriotas en el exilio– y devino una firme luchadora por las libertades para sus connacionales. Y todo por haber comenzado defendiendo la salud gratuita para los más humildes. ¿Podríamos decir, en conciencia, con base en esa injusta generalización que parece haberse adueñado de los comentarios del blog, que esa señora, que ha pagado altos precios por “desertar” de su pasado, es “un árbol torcido que jamás su tronco endereza”? Yo afirmo rotundamente que no y sé que tengo firmes opositores en este blog. Pero vivimos en una democracia pluralista en Argentina, donde escribimos esto, y en Francia, donde se edita el blog, y en este espacio se puede decir lo que uno desee.

    Me gusta

  14. No comprendo cómo personas pueden dar opiniones sobre un tema que no conocen, cómo decir que los actos de vandalismo son provocados por la izquierda, a quién se le puede ocurrir semejante estupidez. Hay que estar aquí en Brasil para saber lo que realmente sucede; hay dos comentarios que describen más o menos lo que ocurre y algunos de los motivos por los cuales se protesta. Ah! el castrismo no tiene nada que ver con esto, por favor.

    Me gusta

  15. Evidentemente no me expliqué bien. Cuando escribí “árbol que nace torcido…” me refería (y aún me refiero) a ex militares, ex terroristas (ponebombas, matagente) que hoy por hoy dirigen los destinos de sus países y que, indudablemente (al menos para mí), terminarán por imponer en sus repúblicas la torcedura ideológica que tienen en la sustancia gris (más bien negra) de sus cerebros.
    Y perdón, pero a mí nadie me puede venir a hablar de dar segundas oportunidades. En materia política todo tiene que ver con todo, y a todos estos hijos de perra (con perdón de las perras) los cubanos les hemos dado cientos de oportunidades. Sin embargo, pudiendo incluso abstenerse, ¿qué han hecho absolutamente todos estos hijos de perra una vez han tomado el poder por la vía democrática en sus países? Pues nada más y nada menos que ir a darle el abrazo de rigor a la Bestia de Birán: el asesino Fidel Castro. ¿Qué han hecho todos estos ex militares, usureros, lavanderas y ex terroristas que actualmente son presidentes de la Argentina, Perú, Brasil y Uruguay? Esto han hecho: fortalecer los lazos de “amistad” con la dictadura más prolongada en Latinoamérica y darle la espalda a la oposición cubana.
    De manera, pues, al menos para mí, repito, el nombre de ningún hijo de perra pro-crastista conjuga con la palabra “demócrata”. Eso es una contradicción en términos. Hagan lo que hagan en sus países estos “presidentes”, si son amigos de los Castro, pues para mí son y seguirán siendo unos hipócritas. Nada de demócratas. Cuando se es un admirador y amigo de un dictador, no se puede decir que se es un demócrata. Ese es mi criterio. Punto. Si a alguien no le gusta, lo siento, pero no tengo otros.

    Me gusta

  16. Ibis, cuánto fuego hay en tus palabras. No recuerdo mis clases de física en la escuela, cuáles eran las unidades de medición del calor, ¿eran las calorías, eran los joules? En fin, pongamos que son los «fuegos». No sé cúanto miden tus comentarios, ¿cien fuegos, mil fuegos? Quizá más. Pero más allá del disenso, los tuyos son fuegos absolutamente respetables, comprensibles. ¿Ves?, podemos hablar y escribir así porque a pesar de vivir en un país lleno de defectos y dificultades, de atropellos y demoras, de injusticias e hipocresías, y lo que es peor, con tantos millones de argentinos, aún nos quedan, entre otras cosas, el pluralismo, la tolerancia y la libertad de expresión. No es todo pero no es poco.

    Me gusta

  17. que invasion de bienpensantes caray! loas loas a la terrorista y a los populistas de letrinoamerica falta solo que tambien den loas a los Chacumbeles en fin hay de todo. Un fuerte abrazo desde Miami.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: