El poder hipnótico de Alfonso Cuarón. Por Carlos Boyero.

En El País.