Fallece la gran pintora cubana Gina Pellón. Por María Argelia Vizcaíno

Gina Pellón vestida de blanco en honor de las Damas de Blanco (evento organizado por mí con la alcaldía de París), 2010
Gina Pellón vestida de blanco en honor de las Damas de Blanco (evento organizado por mí con la alcaldía de París), 2010

Gina Pellón.- Pintora, de las más prestigiosas y reconocidas mundialmente. También ha publicado poesías. Nació en Cumanayagua, Las Villas, el 26 de diciembre de 1926. De familia humilde pero muy emprendedora, logró realizar sus estudios secundarios viajando en Ómnibus Menéndez hasta Cienfuegos, gracias a un activista político del ABC que le consiguió un pase gratis. Posteriormente se mudó a La Habana para poder continuar estudiando pintura. Su carrera artística comenzó en 1953 con una exposición en un salón patrocinado por el «Cercle des Beaux- Arts», un círculo abierto al vanguardismo donde académicos y pintores de renombre se daban cita. Después de su graduación de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro en La Habana, en 1954, trabajó como profesora de arte durante tres años. Tras los cambios de gobiernos en 1959, su familia fue perseguida y hostigada porque uno de sus hermanos (Alejandro) había sido soldado del antiguo gobierno de Batista, y otro fue condenado a largos años de prisión por conspirar contra la tiranía.

Aprovechando que se crearon una serie de becas para artistas, solicita una, pero no la consiguió, y muy a pesar de que el gobierno castrista le negó la posibilidad de ir a estudiar a Francia, y al no tener recursos financieros, hizo un gran esfuerzo por adquirir su pasaje a Europa, encontrando quien se lo donara, y finalmente en 1960 salió del país. La estancia en París fue limitada por el gobierno genocida castrista a tres meses y, pasado ese tiempo Roberto Fernández Retamar, que era el agregado cultural de Cuba en París, exigió la vuelta, y ella se negó rotundamente, y al hacerlo, su oposición al gobierno de los Castro se hicieron evidentes, por lo que fue censurada su obra en Cuba por el resto de su vida. Se quedó con su formación y experiencia por lo que muy rápido obtuvo grandes éxitos, realizando centenares de exposiciones, en las principales galerías y museos de París, Lausanne, Amsterdam, Bruselas, Toulouse, Silkebour (Dinamarca), en Larvik (Noruega) incluyendo la renombrada Galerie Moderne Silkeborg y en la galería Cernuda Arte, de Miami. Varias obras de la artista se han vendido en una subasta, como ‘Une Noce Pleine D’Arêtes’ vendido De Vuyst ‘Impressionism, 19th Century, Modern and Contemporary Art’ en el 2010, por $ 6,139. Informa Wilfredo Cancio Isla que “su última exposición y visita a Estados Unidos se produjo en noviembre del 2010. La muestra titulada ‘Still Going Strong’, se realizó en la Galería Cernuda de Miami”. Agrega Cancio Isla que “su obra es considerada una de las grandes contribuciones al expresionismo cubano del siglo XX. En París, estableció una estrecha relación con el pintor danés Asger Jorn, integrante del grupo COBRA que tanto influiría en la perspectiva artística, la libertad de formas y la explosión de colores que marcaron la creación de Pellón”.

Se publicó en el 2007 el libro “Visión crítica de Gina Pellón”, donde se resume su trayectoria artística, con numerosos comentarios y testimonios relacionados con su avatar creativo. También ha sido merecidamente premiada en muchísimas ocasiones.

Viajó por todo el mundo mostrando su arte, poniendo en alto el nombre de Cuba, mostrando su amor por la tierra que la vio nacer, sin embargo jamás regresó por culpa de la tiranía castrista, participando en numerosas actividades por la libertad de los presos políticos, apoyando a los opositores que luchan por los derechos humanos, y colaborando con los compatriotas comprometidos con la libertad de Cuba, además de ayudar a salir de allí a muchos de su familia que quedaron atrapados. Fue un gran ejemplo de artista que representó siempre la fuerza de la mujer cubana, comprometida con la justicia, defendiendo sin descanso la causa de la democratización de Cuba. Falleció en París, Francia, el miércoles, 26 de marzo de 2014. Nuestras oraciones por su descanso eterno y por la resignación de sus familiares y amigos, en especial para su hermana Ana (Fuñe), sus sobrinas, mis amigas Anita Alfonso y Maritza Pellón. En paz descanse esta valiente artista cubana que nunca dejó de luchar y clamar por la democracia en Cuba.

María Argelia Vizcaíno.

Deja un comentario