La brisa. Por Charlie Bravo

No se trata del argot del trópico, del eufemismo a medias orgulloso para referirse al hambre a la brisa que le llegaba a uno hasta el estómago en aquellos días a los que hoy muchos se refieren como a la abundancia soviética. Que nunca fue tal.

Se trata del homenaje que un músico de un grandísimo renombre hace con un grupo de amigos al hombre que vivía modestamente, casi dentro de un zapato. Es el homenaje de Eric Clapton a su amigo, el hace no mucho fallecido JJ Cale, la persona que él sacó de la oscuridad, al interpretar el clásico Cocaine –con Albert Lee en versión del disco Just One Night- y After Midnight. Y cuando uno habla de maestros tiene que decir que la interpretación de Albert Lee se va por esos caminos de ida y vuelta  y le regresa a Clapton como un reto.

Clapton–hoy próximo a su anunciado retiro de las giras- anuncia que este homenaje por debido que fuera es insuficiente, y que tiene mucho mas que darnos y se va en agosto a los estudios en compañías de su grupo de amigos que sienten que deben mucho mas al genio y la memoria de JJ Cale.

Les tengo que confesar que soy fan de vieja data. Un buen día recibí un cassette con la música de JJ Cale, y me fascinó. Eso fue por allá por los finales de los setenta del pasado siglo y fue un regalo del mismo abuelo que me puso una guitarra en las manos e indirectamente, una motocicleta entre las piernas. Gracias abuelo, otra vez, por los magníficos regalos. JJ Cale entraba y salía de mi vida periódicamente, entonces, cuando podía me empataba con otro de sus discos, y me preguntaba cómo era que ese tipo de voz sin pretensiones, de guitarra de tan suave andar era un perfecto desconocido.

Para mi lo era, y para tantos otros. Cale era un guitarrista de guitarristas, un cantautor de cantautores. Y sobre todo, uno de esos genios de lo sencillo y lo mínimo, tan mínimo y sencillo que se convierte en inimitable e imposible de duplicar.

En este trabajo, Clapton reúne a tipos como Tom Petty, a los artistas del country Willie Nelson y Don White, a Mark Knopfler, John Mayer y Derek Trucks. Guarda para la pieza final a la mujer que compartió su vida con JJ Cale, la talentosa guitarrista y cantante Christine Lakeland.

En el material de promoción del disco, Clapton cuenta su historia con JJ Cale, cómo le conoce y le fascina, cómo le da un giro a su vida con su música. Lo más importante, sin embargo, es cómo un hombre de una humilde familia de Tulsa, Oklahoma, se convierte en un punto de referencia primero, en un héroe mitico después, y por último en un maestro –casi en el sentido Zen- para un músico al que tantos otros consideran un maestro de maestros.

En el disco, el paisaje americano desfila frente a uno, en términos sonoros. Es como viajar por una apartada carretera con la ventanilla abierta, olvidándose del aire acondicionado y escuchando de tanto en tanto las melodías del viento y los trenes que pasan, los pájaros y los motores.

La música le pide a uno que piense, y que no tenga temor a repetirse que uno es finalmente libre cuando comprende que el arte trasciende al artista, que el artista es solo un instrumento del arte, y que el artista se debe al arte. Lamentablemente, hoy en día piensan que el arte se les debe a ellos, y que les debemos honores porque ellos se creen artistas.

El arte existe independientemente del artista, como dijo Heráclito, en el arte, el artista sufre porque el arte le trasforma, y como creador es a la vez mármol y escultor. Nada más cierto. En este caso, estos grandes artistas demuestran que sin la creatividad de hombre que muchos en la “industria” ignoraban que existía, no sería posible para ellos tener un ser que les inspiró desde la distancia y que a la vez era un hombre al alcance de la mano, no una de esas estrellas que por inalcanzables caen a veces tan estrepitosamente. También la misma existencia de Cale fue una negación rotunda a las trapisondas de la llamada industria del entretenimiento. Para él era lo único que sabía hacer, un modo de vida, no un oficio industrial ni una esclavitud de 9 a 5. Era el motivo de una vida, lo que le llenaba.

En fin, que de lo que se aprende es del arte. Que da lo mismo que sea del arte de un escritor, de la destreza de un músico, que de la pericia de un cirujano o la creatividad de un cocinero. Después de todo, el único animal que inventa herramientas con el solo objetivo de producir arte es el único animal que inventa herramientas para la destrucción: el hombre. Este disco nos sirve para recordar que sin arte no hay mejoramiento humano.

Por suerte la brisa no es el hambre, como hace tanto tiempo creía. La brisa es el movimiento, que necesitamos para vivir. El movimiento también es arte.

Les dejo ahora con una trasmisión del material que contiene y con los enlaces a la entrevista televisada a los artistas participantes en el mismo., que en breve saldrá al aire.

El disco puede adquirirse en Amazon o en iTunes a partir del día 29.

Charlie Bravo.

Anuncios

5 Replies to “La brisa. Por Charlie Bravo”

  1. Gracias a ambas, por la lectura, el espacio, la sugerencia…. y mas. Hay un problema técnico que un día resolveré, que es como poner los links a los videos en un texto convencional, o simplemente obviarlos y picar la curiosidad del lector lo suficiente para que busque esta música. Creo que uno se beneficia mucho no solo de la música de estos artistas, sino particularmente de las historias alrededor de la música, y sobre todo, de tener la libertad espiritual necesaria para continuar el sentimiento de esta música aunque sea tarareándola por lo bajo mientras se hacen otras cosas….. gracias de nuevo.

    Me gusta

  2. Inexplicable dicha leer esta serie de Charlie Bravo, que como bien apuntan Moraimai y nuestra anfitriona merece publicarse con todas las de la ley.
    Este último texto con el video adjunto demuestra rápidamente por qué el arte salva.
    Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.