Editorial: Los camellos salvajes de Castro I. Por Zoé Valdés

No, no se trata de ninguna metáfora, no son guaguas (buses), ni traficantes de droga. Son camellos reales. Según me cuentan, al parecer hará algunos años, uno de esos tiranos del Oriente regaló a Castro I una manada de camellos por uno de sus aniversarios. El dictador se hizo adicto entonces a la cría de camellos.

Cada tarde se dirigía muy emperifollado a contemplar a sus camellos, camellas y camellitos. Allí se quedaba adormilado, sentado en el automóvil, mientras veía solazarse y rumiar a sus crías.

Todavía no se pudo averiguar el día exacto en que Castro I se empezó a aburrir de los camellos que cada vez se reproducían más y con mayor rapidez. Ya eran tantos que no alcanzaba su débil vista a identificarlos. Entonces los dejó de lado y se olvidó de ellos.

Entretanto los camellos siguieron reproduciéndose y en la actualidad se pasean salvajes por cualquier calle o lugar de la isla, y no hay momento fijo para que en Aquella Cosa existan más camellos que ciudadanos.

La carne de camello seguramente es muy dura y la leche muy agria, porque de lo contrario los cubanos hacía rato que estuvieran jamando camello y mamando leche de camella directo de la teta. O igual no entra en el Plan Quinquenal, todavía no.

El caso es que entre la carnera ciudadanía, las mulas de Miami, los burros que gobiernan y ahora los camellos, el zoológico temático se va poblando de manera interesante. El psiquiátrico no da abasto.

Lo que trajo el barco.

Zoé Valdés.

12 respuestas a “Editorial: Los camellos salvajes de Castro I. Por Zoé Valdés”

  1. Que cosas tienes Zoe! eres brillante. En realidad Cuba se ha vuelto un parque tematico donde la mayor poblacion es de burros gobernantes. Estamos de acuerdo Zoe, felicitaciones por esta editorial y disfruta mucho Paris…

     Lorenzo Lazaro

    Me gusta

  2. íGenial!
    Mil gracias.

    Me gusta

  3. Como disfruto siempre tus crónicas Zoé…me encantan…es una pena, que …burros,mulas , camellos, y carneros, animales todos nobles, sean comparados con todos los hijoeputas, que nuestra tierra ha parido y cobijado, algo en lo que ha sido , de verdad prolija…pero se entiende perfectamente, la hiperbole…!!!
    Sólo lamento que estos pobres animalitos, sean el simil, para …los malnacidos …
    …que nos trajo el barco

    Me gusta

  4. Gracias. Así es, pobres animales.

    Me gusta

  5. yo torturo a el viejo ese calitrozo

    jajajajaja tiene las pierna como las camagueyana
    sin rodilla de
    hombre

    que dios la bendigas
    prohibido para mayores de 70 anos

    jajajajajaja

    Me gusta

  6. lo que sucede es que aun no se han enterado que el pelo de camello es bueno para hacer lana y sus abrigos son bien caros, claro no como los de alpaca o cashemire del camello no se bota casi nada porque hasta el cuero tiene uso…. deja que los cubanos se enteren !

    Me gusta

  7. Pobres camellos, de todos modos no les auguro nada bueno en ese pais. Y el cagalitroso que siga aunque no creo que ya tenga lucidez ninguna pero los que lo rodean si , que sufran y se jodan.

    Me gusta

  8. Gracias a todos, gracias charlie por la documentación.

    Me gusta

  9. Lo ke le paso a Castro con los camellos lo mismo le ocurrio con el pueblo cubano,al principio le dio al pueblo malanga y luego se aburrio y le dio moringa.La Manbisa    

    Me gusta

  10. Lo ke le paso a Castro con los camellos lo mismo le ocurrio con el pueblo cubano,al principio le dio al pueblo malanga y luego se aburrio y le dio moringa.La Manbisa    

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: