Editorial: Primeras damas políticamente incorrectas. Por Zoé Valdés

Cuando Carla Bruni era modelo y decidió meterse a cantante todo el mundo la aplaudió; cuando sacó su primer disco, la bad girl políticamente correcta, ex amante de varias estrellas del rock y por supuesto de izquierdas hizo un verdadero tabac con las ventas, la crítica la elogió a matarse. En cuanto Carla Bruni se convirtió en Madame Carla Bruni-Sarkozy, primera dama de Francia, esposa y madre de una niña de Nicolas Sarkozy, ex presidente de centro de derechas, lo que le cayó arriba, la pobre, fue el Armagedón, inclusive hasta comentaron que tan rica como era podía ser quien mantuviera a su marido, entre otras lindezas. Carla Bruni-Sarkozy es una mujer inteligente, yo tuve el privilegio de entrevistarla, y siempre ha salido airosa de cada uno de los embates periodísticos que ha tenido que padecer tras ser primera dama de Francia.

Ahora, Valérie Trierweiler, periodista estrella de Paris-Match y crítica de libros, mujer de izquierdas, mimada por la prensa, acaba de editar un libro donde despotrica de su ex compañero (compagne), Monsieur François Hollande, presidente de Francia, mientras Trierweiler estuvo «ajuntada» con Hollande, pese a que cometió algunas pifias políticamente incorrectas, como el famoso twitter en contra de Ségolène Royal (primera ex del presidente y madre de sus cuatro hijos), era una mujer excepcional para los ojos de la prensa y de la sociedad francesa; tras la separación ya empezaron a mirarla con malos ojos, pese a que fue ella la engañada y vilipendiada por el entorno político de su marido y despreciada y burlada por su propio marido. Resulta que en este momento hasta los libreros se mofan de la ex primera dama por el mero hecho de haber vendido 200 mil ejemplares de su libro en apenas unas horas, sólo porque ninguna cabeza bien pensante de este país admite que ha leído lo que lee el pueblo (los sans-dents): las verdades acerca de Hollande salidas de la pluma de quien mejor lo conoce, su ex mujer.

Habría que ver si hubiera sido Carla Bruni la que hubiera publicado un libro sobre Nicolas Sarkozy en semejantes tonos qué hubiera dicho la prensa y la izquierdosidad de este país. Seguramente la habrían coronado reina.

Zoé Valdés.

4 respuestas para “Editorial: Primeras damas políticamente incorrectas. Por Zoé Valdés”

  1. Esta es una caracteristica de los comunistas aqui en italia le hicieron lo mismo a Oriana Fallaci mientras estuvo en las filas de la izquierda era todo ok, cuando se permitio de criticar a esa izquierda obsoleta berlingueniana tuvo que irse de Italia ahora se la quieren recoger despues de muerta, pero ya es too late, si se hubiera escuchado/leido su obra muchos males con los musulmanes se hubieran evitado

  2. El consabido truco de siempre: la derecha o el centro son blancos perfectos, la inefabilidad de los izquierdosos es un dogma sagrado.

  3. La izquierda truculenta como siempre. Gracias por recordárnoslo.