Frank Domínguez y las noches habaneras de los 60. Por Tania Quintero

Los cubanos que nacimos en la década de 1940, tuvimos un gran privilegio: haber podido ver y escuchar en vivo a los mejores exponentes del ‘feeling’ y el bolero, como el compositor Frank Domínguez, quien a los 87 años acaba de morir en México, una semana después de que en ese país también se nos fuera otra grande, Ela O’Farrill.

Corría el año 1963 y junto al que después sería mi esposo y padre de mis dos hijos, el abogado Rafael García Himely, dos o tres veces a la semana recorríamos los clubes y restaurantes de moda. Entonces, no hacía falta tener un salario alto para disfrutar de la noche habanera: el dólar no había hecho su aparición en la isla y todo se pagaba en pesos cubanos, la moneda nacional. Los precios, baratos, accesibles a los bolsillos de la gente de a pie como nosotros.

Uno de los recorridos empezaba en el restaurante El Conejito, en 17 y M, Vedado, o en La Torre, que quedaba enfrente, en el último piso del Focsa. Continuaba en El Gato Tuerto, en O entre 17
y 19, a un costado del Hotel Nacional, alma de las descargas de la actriz y cantante Myriam Acevedo y de César Portillo de la Luz, entre otros. Después íbamos al Pico Blanco, en O y 25, en la azotea del hotel St. John’s, santuario del ‘ronco’ José Antonio Méndez.

Ya ahí hubiéramos podido terminar la noche, pero desde La Rampa -en aquella época se caminaba bastante- nos íbamos a pie hasta Calzada y C, donde en el club Imágenes, Frank Domínguez tocaba y cantaba sus propios temas. Para ser sincera: las mal interpretaba. Como la mayoría de los compositores, Frank no tenía buena voz (una excepción entre los cantautores es Pablo Milanés). El lugar se llamaba así por Imágenes, uno de sus números más conocidos.

En otras ocasiones cenábamos en El Monseñor, en 21 y O. Además de comer pargo asado, langosta grillé o filete mignon a la plancha, podías deleitarte con el irrepetible Bola de Nieve. Y luego de andar unas pocas cuadras, íbamos a La Red, en 17 y L, templo de La Lupe. O al Scherezada, en 17 y M, en los bajos del Focsa, una de las catedrales que tuvo Elena Burke cuando tenía el acompañamiento de su guitarrista Froilán. Antes que dieran las 12, cumplíamos el ritual de cerrar la noche con Frank Domínguez en Imágenes. Después, a esperar la confronta de la guagua, bien en la calle Línea o en la propia Calzada, por donde pasaba la ruta 20. No teníamos amigos con auto y en 1963-64, ni soñar con un taxi, estatal o privado.

También éramos asiduos al Club 21, el Club 23, La zorra y el cuervo, el Salón Rojo del Capri y las cañitas del Habana Libre, todo en el perímetro de La Rampa, que comenzaba en Infanta y Malecón y terminaba en 23 y L. Era la zona más glamourosa de la capital, con aceras incrustadas con obras de Wifredo Lam, Amelia Peláez y René Portocarrero. Portocarrero vivía en el edificio que hace esquina en 21 y O, frente al Nacional y al Monseñor, y te lo podías encontrar por la calle, a él o a su pareja, el pintor Raúl Milián.

Tanto Rafael como yo, estábamos a la caza de las descargas o actuaciones de Freddy, Angelito Díaz, Marta Valdés, Moraima Secada, Leonora Rega, Meme Solís, Marta Strada, Fernando Álvarez, Omara Portuondo y su guitarrista Martín Rojas, Doris de la Torre, Gina León, Ela Calvo, Pacho Alonso, Maggie Prior, Celeste Mendoza, Bobby Jiménez y los dos Orlando, Contreras y Vallejo. Y de los pianistas Frank Emilio, el ciego maravilloso, Enriqueta Almanza y Huberal Herrera, muy amigo de Rafael. Los dos eran negros y habían estudiado Derecho en la Universidad de La Habana.

A diferencia de Rafael, fallecido en 1977, a los 51 años, Huberal Herrera aún vive y sigue tocando piano. El pasado mes de mayo, por su 85 cumpleaños, en un concierto en el Convento de San Francisco de Asís, Habana Vieja, interpretó a Hubert de Blanck, Joaquín Nin, Ignacio Cervantes, Cecilia Arizti y Lico Jiménez. Para el musicólogo Orlando Martínez, “Huberal Herrera es el intérprete más fiel y concienzudo de la obra pianística de Ernesto Lecuona”.

En mi blog, en Del Benny y sus canciones, publicado el 8 de febrero de 2008 (texto que me llevó su tiempo, igual que los dos sobre las damas de la canción cubana, entre otros muchos posts musicales que he subido a mi blog en los siete años de existencia), le dediqué espacio a Frank Domínguez. Reproduzco varios párrafos:

“El guitarrista, compositor, arreglista y director Senén Suárez (Matanzas 1922-La Habana 2013) ha realizado un acto de justicia al recordar a autores a quienes Benny Moré interpretó canciones y aún viven. El artículo se titula Compositores radicados en Cuba que todavía escuchan las obras grabadas por el Benny, y el 14 de enero de 2008 fue publicado en Cubarte.

“Estos compositores son Ricardo Pérez Martínez, Francisco Escorcia Bringas, José Artemio Castañeda Echevarría, Luis Mariano García, Mercedes Fernández, Rolando Vergara, Frank Domínguez, Enrique Benítez, Roberto Nodarse y Senén Suárez. Con excepción de Frank Domínguez, desde 1991 residiendo en Mérida, Yucatán, los demás continúan en Cuba.

“Ojalá esos viejos compositores tengan un nivel de vida acorde a la trascendencia de su obra y por concepto de derechos de autor reciban el dinero que les corresponde y no tengan que depender de una jubilación de 200 o 300 pesos mensuales, equivalente a 10 o 15 dólares. Ojalá los dejen entrar y salir libremente del país y recibir aplausos de otros públicos, como al final de sus vidas recibieron Compay Segundo, Ibrahim Ferrer y Pío Leyva. Ojalá ningún otro compositor, intérprete o músico cubano, vuelva a ser abandonado y olvidado, como ocurrió con Carlos Embale, cantante del Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro, fallecido en marzo de 1997.

“Que no se repita la historia de Frank Domínguez. Según Contacto Magazine del 3 de diciembre de 2001, “a pesar de su grandeza inevitable, el gobierno cubano, propietario de todos los medios de producción y servicios del país, incluida la industria discográfica, estuvo 30 años sin grabarle un disco, e inclusive envió a un grupo de comisarios de la cultura a evaluar la calidad musical de un hombre que en ese momento ya estaba en la historia de la música cubana. En 1980 Toña la Negra viajó a la Isla y al ver las condiciones en las que vivía el gran compositor, prometió no volver más a Cuba, y no volvió”.

“Uno de los boleros más famosos del Benny, Mi corazón lloró, era de Frank. Pero Elena Burke (La Habana, 1928-2000) fue la intérprete por excelencia de sus números, entre los cuales se encuentran Cómo te atreves, No pidas imposibles, Refúgiate en mí, Si tú quisieras, El hombre que me gusta a mí, Imágenes, Me recordarás y Tu me acostumbraste.

“Canciones de Frank Domínguez han sido interpretadas por Celia Cruz, Olga Guillot, Esther Borja, Fernando Álvarez, René Cabel, Doris de la Torre, Pacho Alonso, Frank Emilio, Pablo Milanés, Rubén Blades, Willie Colón, Tito Puente, José Feliciano, Lucho Gatica, Luis Miguel, Ana Gabriel, Lupita d’Alessio, Pedro Vargas, Braulio, Lola Flores, Sara Montiel, Martirio, Tom Jones, Mina, Doménico Modugno, Nicola di Bari, Caetano Veloso, Gal Costa, María Bethania y Nana Caymmí, entre otros.”

En el video que en You Tube seleccioné para este post, además de escuchar a Frank Domínguez tocar e interpreter Cómo te atreves, pueden ver imágenes de La Habana de hace más de medio siglo.

Con esta crónica, he querido rendir un sencillo homenaje a uno de los grandes de la música cubana de todos los tiempos: Francisco Manuel Ramón Dionisio Domínguez Radeón (Güines, La Habana, 9 de octubre de 1929-Mérida, México, 29 de octubre de 2014).

Tania Quintero

Foto: De la actuación de Frank Domínguez en Miami en 2001. Tomada de El Nuevo Herald.

Frank Domínguez en Miami, 2001.

Anuncios

13 comentarios en “Frank Domínguez y las noches habaneras de los 60. Por Tania Quintero

  1. Sin embargo, el encanto y la magia de Frank Dominguez para mi residia precisamente en la voz que tenia, que le hacia pensar a uno que cualquier persona con un “duende” para el cante podría interpretar uno de sus números, ahi radica su genialidad en su voz que sonaba como quebrada, escribió numeros para todo tipo de voces, ya que escribía para la “no-voz” del compositor. Me interesa mucho del modo que has tocado el tema, Tania, porque la mayor parte de los grandes compositores son conocidos por los interpretes de su obra, con o sin pretensiones. En el mundo del blues, la mayor parte de las personas que han compuesto los números mas emblemáticos, tenían voces roncas, por el alcohol, el tabaco, y las yerbas prohibidas. Luego han venido otros que han interpretado esos numeros, pero la magia del creador es el primer paso. En el caso de Frank Dominguez, esa voz era tambien cautivante, porque era como un viejo de la familia que se ponía a cantar después de unos tragos de mas. Me duele en particular que los maestros del feelin que quedaban vayan desapareciendo, y sobre todo que la dictadura les haya censurado tan duramente, y con tanta saña y odio. Es el genero de la música cubana que a mi juicio es el mas complejo y universal, porque bebe lo mismo del son que del bolero, que jazz, que del guaguanco, de la habanera y el danzón.
    Hasta hoy no sabia que había algo que me entristecía mas que la muerte de estos grandes, me entristece mucho mas que se ha roto la continuidad y no hay artistas que sigan sus pasos. Es como si destruyeran los monumentos culturales, con toda intención, los personeros de la dictadura que amordazaron y maniataron a estos artistas. Un país sin cultura es un país sin memoria, sin historia, y sobre todo, un país sin futuro, un país sin memoria solo puede avanzar en retroceso, en reversa, hacia el oscurantismo, y el primitivismo, un país sin historia es un papel en blanco, pero uno de esos papeles en blanco sobre los que no se puede escribir, porque ni el grafito ni la tinta se quedan, eso es un país sin cultura.

    Me gusta

  2. Anoche, antes de sentarme a escribir, por internet localicé una veintena de notas publicadas en distintos medios sobre el fallecimiento de Frank Domínguez, todas más o menos decían lo mismo, todas daban datos sobre el compositor y resaltaban su figura y su obra.

    Por eso decidí hacer algo un poco distinto, relatar una época que lamentablemente se fue y la cua conocimos los que ahora pasamos de los 70, vivíamos en La Habana o con frecuencia viajaban a la capital, y por supuesto, persdonas que les gustara escuchar música romántica en el ambiente de los clubes, que no sé cómo fueron después o cómo son ahora, pero entonces eran sitios donde no solo se iba a tomarse un trago y conversar (y las parejas apretarse), si no a escuchar feeling y bolero en las voces de sus autores y de sus intérpretes. Mi cantante favorita era Elena Burke y me gustaba escucharla en cualquier sitio, pero no era lo mismo en el teatro Amadeo Roldán (estuve presente el día que estrenó Mis 22 años de Pablo Milanés) que en el Scherezada o en cualquier sitio nocturno.

    Cuando Frank Domínguez o Bola de Nieve se sentaban al piano, se hacía silencio, nadie te mandaba a callar. Igual sucedía cuando Elena, Moraima, Freddy o La Lupe se acercaban al micrófono: esas ‘monstruas’ de la canción te dejaban sin habla.

    Debido a que mi computadora era muy vieja, se había vuelto muy lenta (tenía Windows XP) tuve que dejar de subir posts musicales a mi blog, un trabajo que no es difícil, pero lleva mucho tiempo, investigando en internet, localizando canciones y videos. Pero desde hace dos semanas tengo una nueva, con Windows 8, y a partir de enero de 2015 los voy a continuar haciendo. Es lo menos que merecen esos cubanos, muchos ya fallecidos, que llevaron lo mejor de nuestra música a los distintos continentes.

    Me gusta

  3. Sra Tania Quintero, me encanto di artículo de hoy como todos los que hace con tanta pasión y profesionalismo. Siempre leo lis que puedo convencido de su verdad y testimonios !!me gustan mucho y coincido en todo con id y con ZoeValdes !! Además tenemos mucho en común ,yo también tuve asilo en suiza enel Año 98 y tengo fuertes lazos de amistad con ese hermoso país donde id reside y demás esta decir soy su admirador !! Le deseó lo mejor siempre y siga esa tarea periodística tan admirada por todos , gracias

    Me gusta

  4. Bellísimo homenaje, Gracias Tania Quintero. Tus descripciones conmueven e ilustran
    No llegué ni a tomarme una cerveza en Cuba, ni bailar con una orquesta cubana, ni besar un hombre, all regrets….
    A los que han disfrutado este trabajo les insto a que lean “Mapa Dibujado Por un Espía” del gran Guillermo Cabrera Infante, un tesoro de la literatura y la sociologia habanera circa 1964.
    Paz en la tumba del Maestro Frank Dominguez.
    Gracias.

    Me gusta

  5. Por pura casualidad me entro ahora, Tu me acostumbrastes, por radio Pandora. No mejor voz para cantarla que la de Lucho Gatica.

    Me gusta

  6. Creo que no pueda existir buen Arte en un Pais sin prosperidad. Los a~os 1950s y principios de los 60s fue la epoca de oro de la Cultura Cubana, desde la musica, literatura, pintura hasta la arquitectura de esas obras bellas situadas junto al Mar.

    Me gusta

  7. Cuando uno lee cosas como esta le da a uno la alegria de haber vivido una Cuba sin igual como dice y describe la senora Tania no habia que ser rico ni tener fulas como dicen hoy, es increible como esos lugares ademas de alegria me producen una nostalgia grande a extremo que da pesar que estas generaciones no hayan podido disfrutar del sin numero de estrellas y lugares que teniamos a veces cuando estaba en el Vedado no sabia ni para donde cojer. Cuando leo y escucho estos relatos me parece que estan describiendo un pais de fantasia y claro que lo es comparado con hoy, me suena como si compararamos la gloria con el infierno.
    Gracias senora Tania Quintero no solo a usted si no a todos aquellos que contribuyen, artista, escritores y periodistas que se esfuerzan por traernos y recordarnos aquella Cuba maravillosa. Que dios los guarde y podamos seguir leyendo y escuchando relatos como este.

    Me gusta

  8. Me permito hacer una correccion con todo respeto a su muy buen escrito…
    La cantante que hizo famoso Tu Me Acostumbraste de Frank Dominguez internacionalmente fue Olga Guillot quien la grabo en 1957 y vendio un millon de discos en Mexico obteniendo un disco de oro por ello y exportandola a todo LatinoAmerica e inclusive España. despues la grabaron muchos cantantes mas, pero quien la situa en el gran escenario musical de tantisimos paises y la vuelve un clasico del cancionero Latino Americano fue la Sra Olga Guillot. Se lo aclaro, porque yo tengo ese disco de oro guardado por quien pudiese ponerlo en duda. Entonces es incorrecto que la Sra Guillot figure entre ¨los demas¨ que grabaron de Frank Dominguez en su escrito y no en el lugar que le corresponde: La cantante que dio a conocer internacionalmente a Frank Dominguez con su Tu Me Acostumbraste. Y tambien le informo que la gran cantante Elena Burque, al tiempo del gran despegue de este bello tema internacionalmente, no habia grabado aun como solista..
    Atentamente
    Olga Maria Touzet Guillot.

    Me gusta

  9. ga, etc……….en el 2008 el gran Meme Solis trajo a Frank a Miami y se le dio un lindo homenaje, junto a otra pianist cubana exiliada, yo estuve en el Teatro y la emocion de Frank fue mucha q se sintio mal de salud en el propio Teatro, estaba dedicando una cancion a su CUba y la emocion lo estremecio……gracias una vez mas por esos escritos pero se debe saber q Frank era de pueblo, en la madrugada haciamos una peña con el esperando la guagua en los bajos de su casa cuando todos ya habiamos disfrutado de la noche en cualquiera de los miles de espacios con artistas q disfrutabamos hasta el amanecer, alli tambien estaba el para comentar lo vivido esa noche, asi era el excelente compositor cubano Frank Dominguez, autor de Tu me acostumbraste q tanto Olga como Lucho la llevaron a un plano universal, la cancion mas cantada de Cuba internacionalmente, Frank es un orgullo de Cuba

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s