La verdadera cocina sólo vive en el recuerdo de los cubanos. Por Iván García

La verdadera cocina sólo vive en el recuerdo de los cubanos :: Diario las Americas :: Cuba.

7 respuestas para “La verdadera cocina sólo vive en el recuerdo de los cubanos. Por Iván García”

  1. Me ha llamado la atención lo del «café mezclado con chícharos», por su similitud con el «café mezclado con cebada» que existió en España después de terminada la Guerra Civil durante muchos años. Yo lo conocí a mi llegada a España en los años 60’s.

    Afortunadamente ahora ya no es así.

    ¿Llegará Cuba a desterrar los chícharos del café algún día?.

    Si en España lo de la cebada en el café tardó unos 20 años en desaparecer, y Cuba lleva más de 55 años sin que desaparezcan los chícharos en el café, …¿por qué siguen existiendo tantos ñángaras crédulos en Cuba?.

  2. Sin embargo(jeje), toda esa gente que estan en Cuba y que probaron aquellas exquisitas comidas de la era pre-revolucion de Fidel Castro parece que se han adaptado a eso. Pero, estaran contentas con ese Sistema? Eso nadie lo sabe, tampoco.

  3. bueno yo no se si estos articulos de Ivan se leen en Cuba porque de lo contrario le iban hacer un acto de repudio por incitacion a revolver los jugos gastricos, porque ese fue el efecto que tuve yo que como retebien todos los dias 3 veces al dia pero me dio la punnalada con las guanabanas chirimollas y mamey que por aqui no saben siquiera que son y eso Ivan no se hace te estas jugando la vida jejeje

  4. La sustituyeron por engendros con soja, la claria , y la moringa…entre otros incomibles inventos, ….como el «gratinado de condón»( preservativo), el bistec empanizado de frazada de piso (jerga para asear el piso), el picadillo de cáscaras de plátanos, el café molido con chícharos, y otras atrocidades, para asesinar a un ser humano, junto a su paladar…

  5. Mientras tanto el Coma Andante nunca se privó de los mejores vinos y quesos del mundo, que le encantan. Desde que una vez lo pescaron probando un vino carísimo, de una botella que puede costar como varios salarios cubanos medios, sus custodios procuran cuidar que nunca sea fotografiado bebiendo alcohol.

  6. Fidel Castro ha invitado siempre a su mesa a ricos y poderosos del mundo, sin importar de qué país o sistema político provengan, en la medida en que aporten divisas. En esas ocasiones se han probado manjares costosos e inimaginables para el cubano normal.