Editorial: Sade a través del arte. Por Zoé Valdés

El deseo es la muerte que engendra la vida, esa pequeña muerte, instantánea y dulzona. El Marqués de Sade, con el título Atacar el sol, se expone con sus textos y a través de la pintura y el arte en el Musée d’Orsay. La exposición es impactante, curada por una de las escritoras y estudiosas mayores: Annie Le Brun.

Quince salas abarrotadas de obras de arte, de manuscritos, pinturas y esculturas, narran el sentimiento y pensamiento filosófico de Donatien Alphonse François de Sade. El dolor y la belleza, la herida y la sangre, el amor perecedero, el deseo eterno; sí, la eternidad como infinito en el arte. La crueldad como método poético.

Un bellísimo cuadro de Jorge Camacho reina en una de las salas principales, es el único cubano que aparece, junto a Picasso, Rodin, Odilon Redon, Cézanne, Jean Benoît y tantos otros que pintaron la carne y el sexo con sus poros y espinas.

Para los que viven o están de pasada en París, no deben perderse esta muestra y les sugiero que se vayan con el catálogo en una bolsa, es pesado, pero merece la pena cargarlo.

Zoé Valdés.

Aquí les dejo una película de 1967 titulada Marat/Sade:

Una respuesta para “Editorial: Sade a través del arte. Por Zoé Valdés”

  1. Toda esa gente esta/estaban bastante atrasados y jodidos en el coco. Bipolares?

Deja un comentario