Obama, el mentiroso. Por Joel B. Pollak

Obama-Cuba-AP

El presidente Barack Obama dio a conocer la nueva política de los EEUU hacia Cuba este último Miércoles, como parte de un acuerdo que logró devolver a su hogar el ciudadano norteamericano Alan Gross a cambio de tres espías cubanos que cumplían condena en los EEUU. Tal como lo viene haciendo muy seguido en el pasado, Obama trató de encausar las perspectivas de los enemigos y críticos norteamericanos, como si su tarea fuese la de actuar como un mediador neutral en lugar de defender los intereses y valores de los EEUU. En el transcurso de su mensaje, Obama le dijo a los ciudadanos norteamericanos diez grandes mentiras, por omisión y comisión.

He aquí las mismas, por orden de aparición:

Ninguna mención de la crisis cubana de los misiles. “Yo nací en 1961, apenas dos años después que Fidel Castro tomase el poder en Cuba… Durante las siguientes décadas, las relaciones entre ambos nuestros países estuvieron centradas en la Guerra Fría y la creciente oposición al comunismo de los EEUU.» El papel que desempeñó Cuba para ayudar a la Unión Soviética en su proyecto de representar una amenaza directa hacia la tierra firme de los EEUU fue cuidadosamente eludida (aunque Obama, tal como lo ha hecho antes, hace referencia a su propio nacimiento como una especie de vertiente).

Al sugerir que el presidente por sí solo puede establecer una embajada de los EEUU sin el permiso de nadie más. “Para dar comienzo a este acuerdo, los EEUU establecerá nuevamente una embajada en la Habana y dispondré que altos oficiales visiten Cuba”. Cualquier Embajada de los EEUU requiere contar con los fondos y acuerdos que solamente autoriza el Congreso, como que también el nombramiento de un Embajador necesariamente debe contar con la aprobación del Senado. Nada de esto sucederá -o por lo menos no debería suceder, especialmente después del desastroso experimento vivido como resultado de haber restablecido una Embajada en Siria, cosa que sí hizo Obama en 2009 y que los efectos logrados no fueron para nada buenos.

No hace mención alguna al rol ejercido por Cuba al reprimir la democracia en otros países extranjeros. “Así es, Cuba ha enviado a cientos de trabajadores de la salud a África para luchar contra el ébola”. Y sí, Cuba también ha enviado sus expertos en represión con destino a Venezuela, Bolivia y Ecuador. Como que también se acusa a Cuba de haber torturado y violado a principios del corriente año a opositores venezolanos que protestaban contra el régimen chavista. Durante décadas, Cuba envió tropas guerrilleras al exterior, que fomentaron revoluciones sangrientas en varios países para que asumieran regímenes comunistas en otras naciones. Y lo continúa haciendo al presente.

Sugirió que Cuba no apoya al terrorismo. “En tiempos como éste, cuando todos estamos focalizados en la amenaza que significan Al Qaeda e ISIL, una nación que acepta nuestras condiciones y renuncia a ejercer el terrorismo no debiera esta sanción”. Sin embargo Cuba, apenas el año pasado, fue descubierta contrabandeando “equipos misilísticos” con destino a Corea del Norte, donde el imperio dictatorial descargó un ciberataque contra los EEUU exactamente el mismísimo día en que Obama anunciaba la implementación de una nueva política con Cuba. Y Cuba continua ofreciendo otros tipos de apoyo a terroristas.

Es absolutamente falso que EEUU es culpable por la falta de información en Cuba. “Creo firmemente en la libertad de información. Infortunadamente, nuestras sanciones sobre Cuba le han negado a los cubanos el acceso a la tecnología que tanto poder ha brindado a la gente alrededor del mundo”. Es probable que esta sea la más ofensiva mentira entre todas, porque por ejemplo Gross fue encarcelado por intentar ayudar a los cubanos en acceder a la tecnología moderna. La razón por la cual los Cubanos carecen de noticias y comunicaciones modernas es lisa y llanamente porque el régimen aplica una brutal censura, y no es a causa del embargo impuesto por los EEUU.

La falsa promesa de consultar al Congreso sobre Cuba, siendo que su administración quebró esa promesa. “A medida que se vayan estableciendo estos cambios, yo veré que nuestro Congreso se comprometa a tener un serio y honesto debate tendiente a levantar este embargo”. Sin embargo cuando el Senador Marco Rubio (Republicano por Florida) le preguntó al Subsecretario de la Presidencia, Tony Blinden, si es cierto que la administración Obama planea algún cambio de importancia en cuanto a la política para con Cuba, Blinden (quien ahora es Subsecretario de Estado) mintió y dijo que todo y cualquier cambio se hará en consulta con el Congreso.

Aseguró falsamente que Cuba estaba de acuerdo en liberar prisioneros políticos como parte de un acuerdo con los EEUU. “Además del regreso de Alan Gross y de haber liberado a nuestro agente de inteligencia, celebramos la decisión tomada por Cuba de liberar a un importante número de prisioneros cuyos casos fueron tratados directamente con el gobierno cubano y nuestro equipo”. El ‘Washington Post’ ha señalado que estos prisioneros políticos ya eran casos decididos a ser liberados como resultado de las negociaciones encaminadas con el Vaticano y España hace cuatro años.

El falso compromiso con los principios relativos al cambio de políticas que no arrojan resultados positivos. “Yo no creo que podamos seguir haciendo lo mismo durante más de cinco décadas y pretender que el resultado sea otro.” Si esto es lo que verdaderamente creyó Obama, no estaríamos viendo que la administración intente establecer políticas cuyos fracasos ya han sido más que evidentes por los resultados históricos: impuestos altos, redistribución económica, medicina socializada, escuelas dominadas por los sindicatos, restricción laboral y regulaciones sobre el medioambiente, y todo lo demás.

Confundiendo el colapso del régimen de los Castro con el colapso de Cuba. “Es más, no le sirve a los intereses de los EEUU ni al pueblo Cubano intentar llevar a Cuba hacia el colapso”. Es una falsa elección binaria. Si se falla en diferenciar entre el régimen y el país, Obama señaló su intención de permitir que los Castro y sus herederos aúnen su poder -abandonando la causa de la libertad y la reforma, tal como lo hizo con los mullah en Irán durante la revuelta de 2009.

Identificando falsamente a los EEUU como una potencia colonial. “Otros nos han visto como una forma de intento colonizados para controlar vuestro futuro….Hagamos a un lado el legado de ambos: colonización y comunismo, la tiranía de los cárteles de la droga, los dictadores y sus simulacros electorales”. En verdad, Norteamérica liberó a Cuba del colonialismo de España, y si bien EEUU influyó mucho en la isla durante muchas décadas posteriores, este intento de Obama de equiparar moralmente la “colonización” con la tiranía comunista es una falsedad.

Obama le pidió prestado al gigante literario cubano, José Martí su conocida declaración: “la libertad es el derecho de todo hombre a ser honesto”.

Pero, como ha señalado mi colega Frances Martel, Obama no completó toda a frase de Martí, dejando fuera el resto de la misma que era así: “y de pensar y hablar sin hipocresía”.

El discurso de Obama fue tanto deshonesto como hipócrita. Fue apenas una ominosa introducción a una nueva política que podría haber merecido una oportunidad, de no haber estado basada en un evidente desprecio por el interés que EEUU tiene por la libertad de Cuba.

Joel B. Pollak

Breitbart

Traducción de Irene Stancanelli para el Informador Público

7 respuestas para “Obama, el mentiroso. Por Joel B. Pollak”

  1. Me alegra leer en las palabras de Pollak lo mismo que vengo exponiendo aquí desde hace tiempo, el tiene más alcance que yo, y por tanto es mucho más efectivo…. Muy buen articulo!

  2. Le ha mentido y prometido al pueblo de los EUA durante 6 anos y lo seguira haciendo por 2 mas, que podriamos esperar hacia el pueblo cubano y el exilio, si el es un racista inveterado que no lo puede ocultar, el daria lo que no tiene por ser un caudillo al estilo de Fidel y Chavez en el fondo de su corazon los admira y envidia a la vez yo no se como hay todavia cubanos democratas que lo defienden, solo porque estan chupando de ese partido, son tan despreciables como el.

  3. Que va a ser de Uds. ahora sin los barbaros? No lo sabemos a ciencia cierta, pero podemos garantizar que van la mayoria de Uds. a seguir siendo un Pueblo sin verguenza. al menos por 2 generaciones.

  4. Un artículo controvertido sobre un discurso que tuvo algunas cosas ciertas, bastantes omisiones y una notable dosis de acomodamiento político a la verdad.

  5. Creemos que las bases para el retorno de Cuba a un Sistema de gobierno Democratico y a su Constitucion ya estan sentadas. Goodbye.

  6. Obama habrá mentido muchas veces, pero Joel B. Pollak también miente cuando dice que los EE.UU. liberaron a Cuba del colonialismo español, eso es una gran canallada que ningún cubano debe aceptar, esté en el bando que esté.

  7. Esto era algo que ya se venía «tejiendo» desde hace algún tiempo. Muy responsables e involucrados, los cubanos del exilio que quieren ir a invertir en Cuba. Con esta «mentira» del comunistoide Obama, ahora pueden adquirir por diez centavos de dolar las propiedades confiscadas en 1959 y las inversiones que hagan son garantizadas por EE.UU. o, si no invierten su propio dinero, entonces tienen derecho a préstamos del gobierno de los EE.UU. Recuerden, en esto está muy involucrado el Departamento de Estado de EE.UU. que fueron los que enviaron -a través del Embajador Smith- el mensaje al Presidente Batista un 14 de diciembre de 1958, a las 8PM, en su residencia Kuquine, donde el Presidente fue informado que EE.UU. no lo apoyaban a él ni las elecciones ya celebradas y que solo apoyaban a Fidel Castro y su M-26-7. El mismo error antericho fue nuevamente cometido por el Secretario de Estado Collin Powell en el 2002 cuando el intento de golpe contra Chavez en Venezuela. Powell dio instrucciones -a través de uno de sus subalternos- al Embajador de EE.UU. en Venezuela que dijera a los golpistas que el gobierno de EE.UU. no reconocía dicho golpe y que liberaran a Chavez inmediatamente.

Deja un comentario