El espía que surgió del calor. Por Ángel S. Harguindey

El espía que surgió del calor | Cultura | EL PAÍS.

2 respuestas para “El espía que surgió del calor. Por Ángel S. Harguindey”

  1. Otro GRAN ARTÍCULO del periódico El País homenajeando a Guillermo y a Miriam.

    Parece que tienen que suceder cosas tan anómalas e incongruentes como el «noviazgo» de Obama y Castro II para que surjan nuevamente voces que saquen del olvido a cubanos y cubanas de gran valía.

  2. Sentido artículo
    Me emocionó la frase de «un largo y doloroso viaje hacia la dignidad» refiriendose al exilio del Maestro y su esposa y musa Miriam Gómez.
    Gracias a Angel Harguindey a Zoé Valdés y a Miriam Gómez, por supuesto.

Deja un comentario