Marchas y cacerolazos en Argentina por el ‘caso Nisman’. Por Francisco Peregil

Marchas y cacerolazos en Argentina por el ‘caso Nisman’ | Internacional | EL PAÍS.

2 respuestas para “Marchas y cacerolazos en Argentina por el ‘caso Nisman’. Por Francisco Peregil”

  1. Pronostico en varias ocasiones que lo que estaba esclareciendo y que magistralmente logro podria costarle la vida. Dejo a buen recaudo, 961 CDs de grabaciones entre agentes iranies y argentinos,rogandolde a un Juez que no cayeran en manos de los secuaces de la mafiosa presidenta, cuyo proposito como se ha reiterado, era encubrir y fabricar perversamente la inocencia de los siete terroristas iranies,ha tiempo identificados . Detras de esta sucisima trama sobresale la nefasta figura de Hugo Chavez, aliado de los terroristas Ayatolah y yunta con la Cristina, que se beneficio de las regalias de ambas gentuzas criminales.

  2. Y podemos agregar dos cosas, Luis, de lo que leo estos días en periódicos argentinos: 1) Nisman habló por teléfono hace pocos días con un prestigioso analista político argentino, Joaquín Morales Solá, principal pluma de la página de opinión de LA NACIOIN de los domingos, que se encontraba de vacaciones en París. Hoy lo relata Morales Solá en una nota esrita desde la capital francesa, diciendo que habían quedado con Nisman en verse a fines de este mes, cuando el periodista regresara de Francia. 2) Se observó que el fiscal había dejado una nota a su empleada doméstica, encargándole la lista de alimentos para comprar ayer lunes.

    Difícilmente alguien que decide suicidarse voluntariamente no deja ni una carta, ni queda para verse con un amigo periodista en pocas semanas, ni, mucho menos, le encarga a su empleada doméstica la lista de compras para hacer al día siguiente.

    Otro periodista argentino, Gustavo Sierra, experto en Medio Oriente y ex corresponsal de guerra en esa zona del mundo, analiza en una breve nota del periódico CLARIN la no descartable participación de los iraníes en este controvertido «suicidio inducido». Porque de suicidio voluntario tiene cada vez menos. Como no tenía nada de «accidente» la muerte de Oswaldo Payá en Cuba.

Deja un comentario