Pedro Campos: De nuevo sobre la problemática racial en Cuba

Pedro Campos: De nuevo sobre la problemática racial en Cuba – Havana Times en español.

5 respuestas para “Pedro Campos: De nuevo sobre la problemática racial en Cuba”

  1. Como me aburre la cantaleta y el lloriqueo negro y mestizo…será parte de la «metatranca» socialista…sí, tiene que serlo…ellos los pobrecitos, los oprimidos, los incomprendidos, los que no hemos sabido tratar bien , ni ponderar, ni …bla , bla , bla…
    Que flojera con los «lamentos de la negritud»….en fin, es parte del castrismo esto, …también…y en ellos, ha encontrado, su siempre «fiel apoyo» y también sus detractores, claro que sí, …lo que no soporto es el discurso de VICTIMAS…

  2. Juan no apeles al olvido,

    esa verdad aun pesa…

    el negro siempre ha sido..

    plato de segunda mesa.

    Esa verdad aun pesa,,,

    es verdad de perogrullo,

    no hay que apelar al orgullo,

    de por que aun se quejan,

    les han roto las tejas….

    claro,,,no es problema..turyo?.

  3. No entiendo ni comparto, en absoluto, el racismo en cualquiera de sus formas. En mis visitas a Cuba siempre me llamó la atención ese racismo, el ver cómo muchos cubanos blanquitos de cualquier condición social se frotaban el brazo izquierdo con el dedo índice de la mano derecha, gesto inequívoco para referirse despectivamente al negro (prieto, en Cuba) o al mulato. Existe el racismo en la mayor de las Antillas aunque felizmente no puede generalizarse, no son racistas todos los cubanos. El racismo existía antes de enero de 1959, obviamente, ya que el propio mandatario Fulgencio Batista tuvo que crear otro club social importante porque no lo dejaban ingresar al más tradicional, y apenas era mulato. Y existió después, desde muy arriba, ya que la revolución «igualitarista» que llegó al poder en enero de 1959 fue racista además de machista. Sólo recuerdo un comandante de color, Juan Almeida Bosque, y antes que Almeida se fuese de este mundo, por las dudas, debió «crearse» otro prominente del PCC entre los afrocubanos, el compañero Esteban Lazo, mucho más oscuro que Almeida. Se me hace imposible imaginar ese país sin prietos, sin el Benny y sin Celia, por nombrar sólo a dos entre millones. Viñetas cubanas, podríamos decir.

Deja un comentario