Hace falta un nuevo We AreThe World. Por Tania Quintero

El futuro de la humanidad es su infancia. Y como en 1985, cuando la iniciativa USA for Africa, hace falta que estrellas de la canción, de Estados Unidos, Europa y otros continentes, se unan y canten un nuevo We Are The World.

Una versión acorde a la realidad del Siglo XXI, donde los niños de muchos países no solo siguen muriendo de enfermedades y hambre, si no también son víctimas de guerras, desastres naturales, maltratos físicos, abusos sexuales y explotación laboral.

Una canción que contemple a todos, a los que mueren en enfrentamientos armados por motivos políticos, étnicos o religiosos; a los refugiados y desplazados; a los adoctrinados por islamistas y regímenes totalitarios; a los niños-soldados; a los asesinados por uno de sus padres para vengarse del otro; a los huérfanos de conflictos bélicos, terremotos, tsunamis, tifones y huracanes, y que si rápidamente no son protegidos, se convierten en carne de cañón para la pornografía y la prostitución infantil o caen en manos de esos monstruos que son los pederastas y pedófilos.

Un nuevo We Are The World que incluya a la niñez del planeta, de cualquier raza, etnia, religión o clase social. Que se pueda cantar en inglés y también en español, francés, italiano, alemán, portugués, chino, árabe y hebreo, entre otros idiomas.

A diferencia de 1985, ahora hay menos estrellas de la canción comprometidas con su gente y con su tiempo. Salvo excepciones, ha surgido una generación de ‘pop stars’ que además de mirarse al espejo, lanzar discos y videos, desfilar por alfombras rojas y posar en photocalls, su mayor preocupación es ser famoso y ganar dinero.

Avergüenza la indiferencia de algunos artistas, cineastas, escritores, poetas e intelectuales ante el inmenso drama que en estos momentos vive Europa. Y que si está siendo conocido es porque está ocurriendo en Europa. Porque cuando las tragedias suceden en tierras lejanas, las noticias pasan inadvertidas, sin apenas repercusión.

Hace unos meses, igual de terrible fue la tragedia de los rohingya o birmanos musulmanes. Miles de rohingya se vieron obligados a huir de su patria por las inhumanas condiciones de vida y la represión a que son sometidos por la mayoría de la población budista de Myanmar. Durante semanas, cientos de mujeres, hombres, niños y ancianos permanecieron hacinados en barcos en medio del mar. Ninguno de los países vecinos quería recibirlos y por las presiones de Naciones Unidas, de mala gana los acogieron.

Hasta Aung San Suu Kyi les viró la espalda. Una mujer que en 1991 ganó el Nobel de la Paz y lo menos que se esperaba de ella es que hubiera estado por encima de odios y rencillas locales. Ya la prensa había dicho que el mito de la birmana se había resquebrajado, como tantos otros.

Otro Nobel de la Paz, Barack Obama, no le ha virado la espalda al drama migratorio europeo y ha preferido ‘halarle las orejas’ a la Unión Europea, según información difundida el 29 de agosto:

En lo que despunta como un claro tirón de orejas a la Unión Europea, la administración de Barack Obama destacó que la UE debería tener una actitud mucho más firme contra el tráfico de seres humanos. Así lo subrayó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ante la emergencia de los refugiados e inmigrantes que atraviesan el Mediterráneo o los Balcanes, un drama que de hecho se repite día tras día con un balance de decenas o centenares de muertos.

“Washington no comprende las dificultades que los 28 países miembros de la UE tienen para encontrar una salida efectiva a la emergencia de los inmigrantes ‘sin papeles’, fenómeno que no para de crecer y que a menudo se convierte en tragedias humanitarias. Obama habló sobre el tema con la canciller alemana Angela Merkel”. 

Un punto de vista que respeto y no deja de tener razón. Solo que Estados Unidos en temas migratorios tiene tejado de cristal. Y si hay un mandatario que no puede hablar de incomprensiones, actitudes y soluciones en ese tema es Obama, quien en su territorio tiene a miles de indocumentados que llevan años viviendo y trabajando, han creado familias y sus autoridades han llegado al extremo de deportar a niños solos hacia México y Centroamérica.

Desde hace tiempo, miles de activistas y voluntarios de ongs, vienen enfrentando en silencio y escasos recursos el drama de los millones de refugiados en campamentos de Turquía, Líbano, Jordania, Sudán, Sierra Leona y otros diseminados por el mundo, sin olvidar los campos de refugiados palestinos, instalados a partir de la guerra árabe-israelí de 1948 en Cisjordania y la Franja de Gaza. En todos ellos han nacido y mal viven cientos de miles de niños.

Hay que acabar con las guerras, el terrorismo y los traficantes de seres humanos; con las enfermedades y el hambre, las desigualdades sociales y raciales y los odios religiosos. Hay que desarrollar las economías de los países más pobres del planeta y crear infraestructuras para la prevención de catástrofes naturales.

Hay que acabar con todo eso y tratar de resolver los problemas en la mesa de negociaciones y no con las armas. Pero sobre todo y ante todo, debemos proteger la infancia, el futuro de la humanidad.

La música y el arte pueden ayudar a remover conciencias y ablandar corazones. We Are The World lo logró hace 30 años. Urge una nueva canción, acorde a la realidad del Siglo XXI.

Mientras llega esa canción, un número de Álvaro Soler. Se titula El mismo sol, en You Tube tiene más de 35 millones de visitas y actualmente es el favorito en varios países europeos. Su letra dice que todos vivimos bajo un mismo sol.

 Dibujo de Felipe Crespo

Tania Quintero Antúnez

Periodista cubana y refugiada política

Lucerna, Suiza, 7 de septiembre de 2015.

Dibujo que el actor y pintor ecuatoriano Felipe Crespo hizo de Aylan, el niño sirio de origen kurdo que se ahogó en una playa de Turquía y cuya foto conmovió al mundo.

Anuncios

One Reply to “Hace falta un nuevo We AreThe World. Por Tania Quintero”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.