Los jesuitas y el socialismo/comunismo

HISTORIA DEL SOCIALISMO – El papel de los jesuitas “Muchos de ellos se presentarán bajo más disfraces de los que haya usado jamás un jefe de los bohemios: como impresores, escritores, editores, maestros de escuela, etc. Si alguna asociación de personas ha merecido condenación eterna en esta tierra y en

Origen: Los jesuitas y el socialismo/comunismo

Nota mía: Un artículo del 2009 que hay que volver a leer.

4 respuestas para “Los jesuitas y el socialismo/comunismo”

  1. nunca mas actual este articulo un refresca memoria increible y ahora para acabar con la quinta tenemos un papa Argentino comunista y Jesuita chupense esa madarina que luego acabara con los mangos

  2. Jorge Mario Bergoglio –porque de él se trata aunque este artículo fue escrito años antes de su elección como obispo de Roma– es un sacerdote jesuita enrolado en la iglesia popular latinoamericana. Bergoglio es más conservador de lo que muchos piensan, a diferencia de sus hermanos ignacianos Fernando y Ernesto Cardenal y muchos otros que abrazaron teorías marxistas, y a pesar de su definida opción por los pobres, de vivir modestamente en Roma y de haber mediado entre Barack Obama y Raúl Castro, lo que no se le perdona. Eso se comprende. Pero fue el tercer obispo de Roma sucesivo en visitar la Cuba comunista, no el primero y los dos que lo precedieron eran, en todo caso, más conservadores y anticomunistas que él, sobre todo Juan Pablo II, a quien se atribuye un rol decisivo en la caída del comunismo soviético.

  3. Con todo respeto, tachar a Bergoglio de comunista es de un reduccionismo, una superficialidad y un desconocimiento de su historia personal que sólo se comprende hasta cierto punto en la ira del anticastrismo más furibundo por el rol mediador del papa en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos de 2014. Francisco es muy criticado en el mundo y en su propio país de nacimiento pero por otros motivos. Llamar comunista a todo aquel que se acerca a Cuba mientras gobiernan los Castro, o a un jesuita porque haya jesuitas militantes en el marxismo, no resiste el menor análisis.

Deja un comentario