De la “supremacía izquierdosa”. Por Zoé Valdés

Me siento en la obligación moral de responder brevemente a un artículo de mi querida Fabiola Santiago publicado en El Nuevo Herald. Fabiola Santiago describe (y se vale de un medio de comunicación masivo) cómo se ha sentido marcada y víctima desde niña por lo que ella llama la “supremacía cubana” para contar de qué indebida manera una lectora y comentarista de uno de sus artículos, a la que ella nombra por su apellido, no sabemos si es real o verdadero, la insulta por sus opiniones sobre Donald Trump.

Bien, no sé si Fabiola Santiago se dio cuenta que al escribir su artículo respondiéndole a una comentarista a través de un periódico (y no de un simple comentario como debió de haber hecho) desde su posición de renombrada periodista, está también ella ejerciendo la “supremacía cubana” tal como se ejercía en la Cuba de los Castro cuando los periodistas se veían en la obligación ideológica y exclusivamente por razones políticas de denunciar o chivatear a los opositores o disidentes en las páginas del Granma. No sirvió de nada que Fabiola Santiago escapara siendo niña de Cuba, la “supremacía cubana” ya la llevaba inoculada dentro.

Pero como en este caso se trata de un periódico del sur de la Florida, tirante a la izquierda “demócrata”, Fabiola Santiago también hace uso de lo que yo llamo la “supremacía de la izquierda”, la “supremacía demócrata”, que si no se pertenece a ellos aunque tampoco se pertenezca al lado contrario ya sitúan a los demás en ese lado adverso, por descontado “aborrecible e infernal”, y del que no se salva uno jamás -según sus rígidos análisis amparados todos por una ideología.

Yo he conseguido, con mucho esfuerzo y gimnasia mental, situarme fuera del estercolero, ni con los indios ni con los cowboys, tan manipuladores son unos como otros. Sin embargo, por dar mis opiniones sobre los Clinton, sus seguidores también me han querido linchar verbalmente. Por el contrario, los amigos que votarán por Trump, han respetado mi derecho a criticarlo, como lo he hecho y seguiré haciendo. Por cierto, estos últimos no han quemado ni pisoteado banderas americanas como sí hicieron públicamente los fanáticos clintonianos. Aunque francamente “le peuple” -sea del bando que sea- siempre nos da la sorpresita…

A esa “supremacía de la izquierda” responde la mayoría de los periódicos de Estados Unidos, las editoriales, las casas disqueras, y casi toda la cultura progre de ese país, que de un tiempo a esta parte es la cultura más inculta que se haya conocido jamás en la faz de la tierra. Ignoran su historia y denigran  de su propia cultura, al parecer siguiendo las pautas del Comité Central de La Habana. Para la mayoría de esos izquierdosos, educados en esas universidades americanas que dan pavor (ya lo decía Fidel y Raúl te lo cumplió porque cuán castristas son), lo hemos visto con nuestros propios ojos, resulta más grande una cantante revolucionaria y robesperriana que se desgañitó toda su vida cantando himnos comunistas representantes de una dictadura, como la Omara Portuondo, que una Celia Cruz o una Olga Guillot.

Estas dos últimas, más por trabajadoras que por afortunadas, pudieron imponer su estilo a la par que sus opiniones, porque su arte era tan inmenso que en vida nadie pudo derrumbarlas y mucho menos eliminarlas. Y allí estuvieron hasta su muerte. Incluso si así, nada fue para ellas un camino de rosas. La señora Portuondo (que yo sí padecí en Cuba y de la que se salvó Fabiola Santiago) tuvo que esperar a que estas dos reinonas murieran para usurpar un lugar que no le corresponde, con el apoyo, por supuesto, del presidente Obama (el mismo que estrechó la mano de Raúl Castro y pidió hacerse una foto con el aChesino de la Plaza de la Revolución, sí, el prematuro Nobel de la Paz), que la invitó a cantar en la Casa Blanca, en lugar de invitar a Lucrecia o a otra artista exiliada que al menos haya mantenido una posición loable  a la hora de opinar sobre Aquella Cochiquera que es Cuba.

Esa “supremacía demócrata” de una gran parte de la prensa norteamericana es la que funciona así: cuando un autor cubano del exilio publica traducido en Estados Unidos, como ha sido mi caso, en lugar de referirse a la obra traducida prefiere subrayar sin venir a cuento que el autor es un anticomunista (marcándolo con una “mancha en el expediente”, ¿les recuerda algo?); y esa misma “supremacía de la izquierda” es la que le brinda espacios a los artistas y escribidores defensores y representantes de una ideología de idólatras extremistas en sus instituciones liberales, antes que brindárselos a los exiliados, que son los que pagan impuestos y los que tienen todo el derecho a opinar y votar en libertad como jamás pudieron hacer en Cuba.

Zoé Valdés.

Nota: Por escribir este post, por el que no cobro nada, se me cerrarán algunas puertas, otras más. Por el que escribió Fabiola Santiago desde una posición privilegiada arremetiendo contra una cubana exiliada ferviente defensora de Trump probablemente se le abrirán algunas puertas. No es culpa de ella ni mía. Se llama: Sistema. Eso define muy bien a quienes hoy en día se parecen y están más próximos a los hermanos Castro, lo que no quita que Trump en algún momento llegue a competir con ellos, pero eso todavía está por verse.

Anuncios

44 Replies to “De la “supremacía izquierdosa”. Por Zoé Valdés”

  1. ALABAOOOOOOOOOOOOO botaste la pelota rompiste el bate y te robaste el guante ay ay Zoe nunca mas clara se las cantaste y bien, la prensa en Miami esta tan corroida falsa y manipuladora que por un chequecito pierden esos periodistas la verguenza y la dignidad.Cuando un periodista sucumbe traicionando el principio de la verdad y acepta ser o jugar con la censura es un periodista muerto algunos me diran “pero tiene que llevar el pan a la boca” Cierto!! pero no bajando la cabeza delante de su amo editor . por eso querida te admiro porque contigo es al pan pan y a rajatablas y ni te ocupes que los que antes tenian ese poder de cerrar puertas ya no tienen tal poder ademas si se cierra una puerta se te abriran 10 portones y ventanales HAYPOLFABOLLLLL ashe pa’ ti ma belle

    Me gusta

  2. Estimada señora Valdés, la que dijo que tendríamos muchos ” tragos amargos ” es ella, con su falta de respeto al exilio que la parió y apoyo a Brack Hussein del deshielo sin condiciones a la dictadura cada día se aleja mas de los que piensa que somos unos gusanos y traidores a nuestra patria y a la que nos adoptó. Cuando leo sus opiniones me sube la presión.

    Me gusta

  3. No hay necesidad de decirle querida a esa llaga que camina. El paso de Fabiola Santiago por la gerencia de El Nuevo Herald fue de escándalos, inmoralidades, amiguismos, favoritismos e injusticias. Por eso acabaron sacándola -a ella y a Carlos Verdecia- discretamente y por la puerta de atrás. Nada de políticamente correcta. Jamás le dio empleo a un negro, por ejemplo. Recuerdo una vez cuando un señor de la jefatura de Knight-Ridder pretendió prohibir a los empleados de El Nuevo circular por un pasillo cercano a su oficina “porque hablábamos demasiado alto”. Y Fabiola Santiago lo defendió, alegando razones “corporativas”. Es uno de estos personajes que desdeña al viejo exilio, el exilio de sus padres que la trajeron de Cuba, y cree que para “ser americana” tiene que atacar todo lo que estos representan. Por eso le llama “supremacía cubana” a quienes disienten de toda su bazofia. Sólo en el periodicucho en que se ha convertido el Herald

    Me gusta

  4. Querida Zoe: Te felicito por su articulo acerca de la realidad cubana y como esa realidad triste llego a los EEUU. Siempre digo que tambien los nacidos aqui de padres cubanos o los que llegaron de bebe llevan consigo el mismo virus de Castro. No se si es hereditario o adquirido en los medios de los EEUU. Ellos [que son los incultos] burlaron de los Cristianos llamandolo Aleluyeros. Otros insultan a los Republicanos y aun personas de otros o ningun partido con nombres como Locos, Dementes, y Parasitos. Gracias por apuntar todo. Roberto Carlos

    Me gusta

  5. Hay que salirle al paso a estas ratas de cloaca que se han enquistado en este pais da asco tener que convivir en la misma ciudad con estas vivoras comunistas Diis nos proteja porque si sale de presidenta la Clinton nos esperan buches amargos

    Me gusta

  6. Gracias Zoe por tus escritos que son muy interesantes y actuales, te felicito, Dios te Bendiga!

    Me gusta

  7. Estoy completamente de acuerdo contigo, querida Zoé Muy oportuino todo lo que dices, y muy claro.Excelente.Te felicito por tu valentía. Muchos tienen miedo expresar su opinión y callan ante insultos y barbarie.
    Bendiciones para ti y Luna.

    Me gusta

  8. En días pasados para ser más exacto.3julio salíamos de un conocido restaurante cuando le comento a mi acompañante que comparando Miami beach con varadero me quedaba con la última enseguida una señora delgada que estaba en parqueo se alteró me tildó de comunista y tantas cosas no le conteste por educación solo sentí lastima porque uno puede tener conviccionnes,heridas pero luchar contra los castros no es ofender nuestra tirra,ofender a los cubanos de ahora,al final muchos de los que ahora critican lo pusieron ,le dieron la mano de su retoño hasta nietos claro los engaño como lo ha hecho a toda Cuba pero el arma de ellos es tenerlos divididos ,Varadero no es casteo,Cuba mucho menos

    Me gusta

  9. Zoe te ganastes un actp de repudio de la “IZQUIERDERIA ASQUEROSA”, perdón “SUPREMACIA IZQUIERDOSA”. Supongo que muchos amigos tuyos —intelectuales— te vam a mirar atravesados, como diciendo, Qué tiene que ver unos cuantos miles de fusilados, un millón de presos y dos o tres millones de exilados con el logro de la revolución

    Me gusta

  10. Muy buen articulo, gracias Zoe. Fabiola Santiago toma de pretexto que una lectora la insulta… a ella, para insultarnos a todos los que apoyamos a Trump… y usando el periodico. NO hay ni etica.
    QUE SUPREMACIA LA DE ELLA.

    Me gusta

  11. Suscribimos su Articulo y somos millones. Si las ”excesivas negligencias’ que segun el Dtor del FBI cometio la Clinton enviando mas de cien E,mail con informacion clasificada desde un servidor particular en el sotano de su casa, y ocho de ellos Top secret lo hubiera ejecutado Trump estuviera preso o en proceso de enjuiciamiento. No solo en el Nuevo Herald que algunos llaman Granma, ni en el Diario las Americas se enfatizo ese gran problema de Seguridad para la nacion. A los rebanos los seduce la izquierda. Es algo psicologico. Y son muy proclives a ser perdonados.

    Me gusta

  12. Ño, mire que usted es de pluma honesta y siempre he estado de su parte, pero hoy, más que nunca, ni se que decir, al menos me voy con unas palabras muy cubanas: me quito el sombrero.

    Me gusta

  13. De acuerdo totalmente, pero la seudo moda izquierdista de Miami pasara, veo signos de que es un izquierdismo de durofrio en el tropico.

    Me gusta

  14. Luis Coto, es que Varadero la playa es hoy un símbolo castrista, aunque Ud no lo vea asi, además que es muy complicado ir, se necesita el pasaporte ese chantaje cubano y al Miami Beach no.

    Me gusta

  15. Aunque no soy cubano conozco muy bien Cuba y el problema. Yo como persona de lo que llaman izquierdas que soy y anticastrista me he encontrado tantas veces la incomprensión y los prejuicios que me han hecho alejarme de este tema porque creo que la izquierda no tiene remedio en cuanto a este asunto.
    En cuanto a los demócratas. entiendo tus razonamientos. Pero al mismo tiempo que creo que Trump es una anomalía democrática. Un populista al nivel de Pablo Iglesias en España, Le Pen en Francia o Beppe Grillo en Italia. Creo que toda persona demócrata está en la obligación de criticarle ya que las consecuencias de que un personaje así consiga el poder son especialmente peligrosas.
    El otro día vi un documental en el que salía un exdirector de campaña republicano (no recuerdo de que candidato). estaba abiertamente en contra de Trump y decía que ser presidente de los EEUU no es un juego, es un asunto muy serio.
    Sobre la izquierda: Hace tiempo que se busca a si misma. Necesita construir un relato que le aleje de sus utopías. pero siempre habrá totalitarios…como siempre habrá fascistas.
    Seguramente en una administración republicana tus opiniones te abrirían puertas y a Fabiola Santiago se las cerrasen. Ese es el juego..
    Un abrazo

    Me gusta

  16. Yo no acostumbro opinar y menos comentar en contra de los que a favor de la izquierda o en contra de este país estan,pero escribir hablar si mucho pero demostrar que la izquierda comunista es mejor y con más libertades que la democracia de los países que la practican no lo han podido demostrar….

    Me gusta

  17. Solo hay que tener dos dedos de frente y estar despierto, para darse cuenta quienes goviernan manipulando el ‘sistema’.

    Me gusta

  18. “… está también ella ejerciendo la ‘supremacía cubana’ tal como se ejercía en la Cuba de los Castro cuando los periodistas se veían en la obligación ideológica y exclusivamente por razones políticas de denunciar o chivatear a los opositores o disidentes en las páginas del Granma.’ This quote reinforces Fabiola’s over-all point. Does Zoe not see that? The forced comparison that says everything left of center is communist? We Cubans all know the reality that plays out at the dinner table – por favor!

    Sin embargo, por dar mis opiniones sobre los Clinton, sus seguidores también me han querido linchar verbalmente. Por el contrario, los amigos que votarán por Trump, han respetado mi derecho a criticarlo, como lo he hecho y seguiré haciendo. Por cierto, estos últimos no han quemado ni pisoteado banderas americanas como sí hicieron públicamente los fanáticos clintonianos. Aunque francamente “le peuple” -sea del bando que sea- siempre nos da la sorpresita…’ Zoe really loses her credibility here. She leans Trump; and would be more credible if she just embraced that instead of trying to retain a “moderate position.”

    And now Zoe “jumps the shark” and makes Fabiola’s point again. ” …es la cultura más inculta que se haya conocido jamás en la faz de la tierra. Ignoran su historia y denigran de su propia cultura, al parecer siguiendo las pautas del Comité Central de La Habana. REALLY? “Para la mayoría de esos izquierdosos, educados en esas (ESAS?) universidades americanas que dan pavor ….”

    I won’t even address the typical sad diatribe regarding communist artists and musicians; but it further validates the ever present judgement on those who did not leave “early enough.”

    I will agree with this point: “… y esa misma ‘supremacía de la izquierda’ es la que le brinda espacios a los artistas y escribidores defensores y representantes de una ideología de idólatras extremistas en sus instituciones liberales, antes que brindárselos a los exiliados, que son los que pagan impuestos y los que tienen todo el derecho a opinar y votar en libertad como jamás pudieron hacer en Cuba.” However, it is the height of hypocrisy to ignore the right-wing lock on the local Miami press. I once considered writing a letter to El Herald and family members told me, “No, por favor.” Why? because they feared for my safety! Por favor!

    Sorry, Zoé Valdés, in my mind you have made Fabiola’s point very nicely.

    Me gusta

  19. Esta Fabiola Santiago es la periodista mas arrastrada que existe en el Miami Herald y ya es mucho decir pues los otros 4 que escriben con ella tambien pertenecen a la misma cloaca, vamos a ver si tenemos suerte y la transfieren para el Granma que es donde encaja. Cuando vivia Mas Canosa tuvo muchas querellas con este periodico amarillista/izquierdista, todos los cubanos americanos dbieran cancelar la subscripcion para ver si nos empiezan a respetar.
    Zoe, te admiro mucho pues siempre estas de el el lado de tu gente.

    Me gusta

  20. El problema con Trump es que piensa que los de apellidos cruz o valdes no pueden ser president de los estados unidos eso dijo de marco rubio y ted cruz un cuabno Americano super calificado pero la campana de trump destruyo hasta dicendo que un cubano no podia ser evangelico y ahora se quiere aliar a putin y quiere demostrar que crimea es de rusia y defiende acapa y espada el golpe de turquia y la massacre de la plaza en china en 1989 creo que trump si representa a los cubanos de Miami de quien me aleje hace rato pues en cuba eran comunista y resulta que ahora ninguno lo fue de esta zoe valdes no conozco zsi que no comentare tengo que ir a google

    Me gusta

  21. La Fabiola, quien juega muy pegada a la cerca de la ideología política, con tendencia a caer sobre la izquierda, no es mas que una bretera común. Lo mismo elogia al presidente(con minúscula) Obama por su elocuente, pero inservible discurso en la Habana, como que le condena por negociar con la tiranía cubana sin condiciones previas. Es obvio que sufre de problemas emocionales de identidad política, o mas bien se deja llevar por la corriente. Lo que es muy claro, es que no tiene respeto a opiniones diferentes a la suya, en línea con los “nuevos liberales”. El periodismo siempre ha tenido personajes de esta tendencia, por lo cual no se debe generalizar para no ser acusado de ignorante. Lo que si no se puede ignorar, es que la calidad de aquellos con licencia a insultar en vez de informar, como lo es la “cacariandosa¨ Santiago, es inferior a los periodistas de antaño que no dejaban duda a su alineación. Digna no es, de lavarle los calzoncillos a mano (uniforme que vistió mi padre en la Fortaleza de la Cabaña, hoy atracción turística para los incultos extranjeros), quien nunca se rindió como periodista y fue premiado con 4 años adicionales de encarcelamiento por una poesía, la cual no publico sino que fue “descubierta” en un buzon publico el cual fue vandalizado. Se imaginan a Fabiolita pidiendo un menu en una cárcel cubana?

    Me gusta

  22. Sra. Zoe Valdés….el camaleón cambia de color…según le convenga,para defenderse de sus enemigos,no sé …si también le falla la memoria.

    Me gusta

  23. es una pena que algunos cubanos no conocen los simtomos de tirania que los izquierdistas llevan en el corazon. siguen creyendo en la teologia de los “pobrecitos” que muchos paises latinoamericanos crian en el corazon del pueblo. La izquierda de este pais aprendieron bien que hay que criar victimas y opresores para seguir en el poder. Ese sentido de envidia y odio fue lo que dejo los hermanos Castro dividir el pueblo y conquistar a todos sus opositores
    .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.