De huelgas de hambre y ayunos. Por Tania Quintero

En una las últimas fotos distribuidas por los canchanchanes que Guillermo Fariñas siempre tiene a su alrededor, Varela descubrió una lata de Tropicola y por eso a su post lo tituló Coco Cola.

Como ahora están de moda los photoshops, puede que alguien hubiera añadido la lata de Tropicola. No me extrañaría, porque a Fariñas pocos le respetan y tienen credibilidad. En 2010 lo dije: Fariñas le cogió el gusto a las huelgas de hambre. Según he leído, ésta sería su ‘huelga de hambre’ número 25. Vaya, ni Gandhi!

En las décadas de 1960-70, en las durísimas condiciones del Presidio Político Cubano, varios opositores a Fidel Castro se declararon en huelgas de hambre y sed, y al menos doce murieron, ha podido acreditar Archivo Cuba. El caso más conocido fue el de Pedro Luis Boitel. Entonces no había internet y eran pocas las informaciones que salían de los calabozos y celdas donde cientos de cubanos cumplieron condenas de 20 años o más, sin contar los que no llegaron a estar tras las rejas porque fueron fusilados antes.

En 1999, el doctor Oscar Elías Biscet, junto a otros médicos y activistas por los derechos humanos, organizó un ayuno en Tamarindo 34, en la barriada habanera de Santos Suárez. Tuvo gran repercusión entre la disidencia y el periodismo independiente, también el el exilio. Pero como todas las acciones opositoras que se realizan en Cuba, estuvo totalmente controlado por la Seguridad del Estado.

De esa tarea se encargó Aida Valdés Santana, vieja ‘opositora’ con fama de chivatiente. Ella era la encargada de anotar en una libreta todos los que iban a visitar a Biscet y los ayunantes, también los horarios de los líquidos y los controles de temperatura y presión arterial. Esa ‘base de datos’ de la Santana le sirvió a Fidel Castro para dechavar públicamente a los ayunantes en una comparecencia por la televisión.

Después, en 2003, Martha Beatriz Roque Cabello, en ese momento al frente de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil logró repercusión con un ayuno masivo de disidentes, que se inició en el apartamento de Dolia Leal en la Calle 28, Vedado, y prosiguió en el apartamentico deJesús Yánez Pelletier en La Rampa. La Seguridad del Estado lo terminó abruptamente el 20 de marzo, cuando ya el régimen había puesto en marcha la Primavera Negra.

Entre los ayunantes de 2003 se encontraba Orlando Zapata Tamayo, quien posteriormente, en 2010, se declaró en huelga de hambre y sed y como fue de verdad, falleció.

En el caso de los ayunos organizados por Biscet y Martha, y de los cuales fui testigo, las personas llevaban cuadritos de caldo, yogurts, jugos, tés, refrescos… Ninguno de esos dos ayunos, los más importantes llevados a cabo por la disidencia, logró nada, a no ser cierta publicidad, sobre todo en Miami. De esos dos ayunos hoy solo se acuerdan las personas que los vivieron o aquéllos que a modo de recuento histórico han decidido hurgar en las noticias de la época para escribir sobre el tema.

En mi opinión, el resto de las ‘huelgas de hambres’ y ‘ayunos’ han sido un paripé, comenzando con las de Fariñas, que cuando se queda a solas con su madre en su casa, me lo imagino tomándose un buen plato de sopa, ajiaco o caldosa, preparado con sustancia de pollo, cerdo o res y viandas, todo sazonado con ajo, cebolla, ají, tomate y cilantro y después pasado por un colador o batidora.

Eso explica la barriga que a pesar de llevar ‘dos semanas de huelga de hambre y sed’ todavía mantiene. Una barriga que le salió cuando en 2013 comenzó a viajar al exterior, se olvidó de las huelgas, jamaba de todo y aumentó de peso. Que lo compre quien no lo conozca.

Tania Quintero

Sobre Fariñas sugiero leer también La semilla de Fariñas en internet; Reportaje que le dedicó Granma y reprodujo Cubadebate; Respuesta absolutamente necesaria a un farsante militar castrista y Por dinero baila el perro… y también Fariñas.

Huelga Fariñas

Anuncios

3 Replies to “De huelgas de hambre y ayunos. Por Tania Quintero”

  1. Los que todavia creen en este farsante ya pasaron de ingénuos a cómplices. El ansia del cubano por encaramarse a la última carroza mediática, por fulas o por fama es vergonzoso.
    Gracias.

    Me gusta

  2. 100% de acuerdo con Tania Quintero. Con este loco diagnosticado con un padecimiento siquiátrico – histriónico (Síndrome de Munchaunsen) mal va la disidencia! Con estos tíos la dictadura familiar dura mil años, no chiven. No es confiable este tipo, es un personaje del teatro bufo que a estas alturas del partido ni risa da. Eso de que cada pueblo tiene el gobernante que merece se hace realidad con estos “huelguistas” de pacotilla. Efectivamente, nadie dura vivo 15 días con huelga de sed! Eso no se lo cree ni el perro de la esquina. Gentuza enajenada!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.