MÁS CONCESIONES ABSURDAS A LA TIRANÍA. Por Ernesto Díaz Rodríguez

Ernesto Díaz, preso plantado, negado a vestirse con el uniforme de preso común. Foto en el Combinado del Este, 1988.

Ernesto Díaz, preso plantado, negado a vestirse con el uniforme de preso común. Foto en el Combinado del Este, 1988.

Durante todo el día de hoy una buena parte de los canales informativos norteamericanos han estado divulgando la noticia del inicio de los vuelos comerciales hacia la isla cautiva, como parte de los acuerdos suscritos recientemente entre la administración del presidente Barack Obama y el tirano de turno Raúl Castro. Lo definen como un acontecimiento histórico, que traerá beneficios a ambos países, como si fuera este un hecho de gran importancia económica para los Estados Unidos de América, el país más rico del mundo.

Día de incomprensión y amargura para Cuba. Para la Cuba que ha vivido por más de 57 años soportando el yugo comunista, con toda la carga de humillaciones, espantosas miserias, encarcelamiento y muerte que el experimento de los hermanos Castro ha causado a la población cubana.

Es penoso que se intente borrar con tanta insensibilidad el prolongado sufrimiento de las víctimas de una tiranía que aún persiste, y que se le otorgue a quienes detentan el poder el reconocimiento y el respeto que merecen los legítimos gobernantes, elegidos sin coacciones ni trampas por expresa voluntad de sus pueblos. Lamentable es, muy lamentable, el olvido intencionado de esa otra dolorosa realidad histórica, anegada en sangre, que debía de ser aleccionadora  y se deja de tener en cuenta a la hora de tenderle en acto de absurda complacencia los brazos a los victimarios.

Los cubanos que integramos el más grande y prolongado exilio en el continente americano tenemos razones para recordar con gratitud la generosa hospitalidad que hemos recibido en este país. Pero a un mismo tiempo no podemos dejar de recordar, con no poca indignación, las irreverencias, por no llamar traiciones, motivadas por carencia de escrúpulos políticos o por simple cobardía, iniciadas en Playa Girón con el abandono a los expedicionarios de la Brigada de Asalto 2506 y sellada con los vergonzosos acuerdos rubricados por el tiranuelo Raúl Castro y el actual presidente norteamericano, Barack H. Obama.

Hoy es un día también de tristeza, un día vestido de gris, para recordar, no como ese día que marcará un acontecimiento histórico, como inadecuadamente lo señalan los medios de información norteamericanos, sino como un acto de insensibilidad con un pueblo que sufre y agoniza, desgarrado por las miserias impuestas y las cicatrices de una  tiranía que ha tatuado con sangre y desolación sus pupilas, y ha vestido de luto el filo de sus arterias, las más íntimas fibras de su alma. Por eso los buenos cubanos tenemos la obligación de censurarlo y  no vamos a olvidarlo.

No, definitivamente no son vuelos a una Cuba entre rejas lo que necesitamos los cubanos. Ni es la algarabía de turistas que buscan placer entre los escombros de las víctimas de un sistema esclavista, lo que ha de traer alegría y mejoras económicas a ese pueblo infeliz.  

Hoy es un día triste, es bueno repetirlo. Y será un día que marcará esa gran diferencia que existe entre los cubanos que han venido a este país en peregrinaje de fiesta, de aventura turística y apetencia de proveerse los medios para vivir cabalgando entre las dos orillas de ese Estrecho de la Florida inundado de náufragos y mártires, y los que no hemos dejado ni dejaremos de luchar en defensa de un verdadero ideal de comprensión, de justicia y de paz. De los que dieron su vida en combates desiguales, en la búsqueda de esa libertad sin condicionamientos que tanto anhelamos. Libertad sin frágiles alas de papel, abiertas sus puertas y ventanas  al sol de las buenas intenciones, al progreso, al amor que germine en transparencia, sin afilados ni sutiles dobleces de las trampas gubernamentales.

Sí, será un día probablemente histórico este día de hoy, porque nos dará la oportunidad de reafirmarnos en la conciencia de que esta lucha nos duele y corresponde exclusivamente  a los combativos cubanos de este exilio invencible, a los militantes de la oposición interna que luchan con valor en desafío a la maquinaria represiva de la tiranía,  y a los miles de hombres y mujeres que en nuestro país con estoicismo y dignidad guardaron prisión y sacrificaron lo mejor de sus vidas en búsqueda de la felicidad y la paz de su pueblo oprimido.

Ernesto Díaz Rodríguez

Ex Prisionero Político Cubano

Secretario General de Alpha 66

Nota mía: Gracias a Ernesto Díaz Rodríguez por enviarme este artículo. Les recuerdo que una de las cosas que pidieron los “disidentes” de moda fueron: viajes a Cuba de los americanos, cartas de crédito, levantamiento del bloqueo, liberación de los espías castristas, entre otras lindezas. Recuerden que quienes lo pidieron fueron especialmente Yoani Sánchez y Guillermo Fariñas.

ZV

Anuncios

6 comentarios en “MÁS CONCESIONES ABSURDAS A LA TIRANÍA. Por Ernesto Díaz Rodríguez

  1. Gracias a Ernesto Díaz Rodriguez por su ejemplo y sabias palabras. El comentario de Zoé Valdés al final es perfecto.
    Libertad y Vida!
    Frida Masdeu
    Connecticut, USA

    Me gusta

  2. Yo insisto que cuando el enemigo mueve pieza hay que ver la nueva configuración del tablero. Hay que usar esos turistas para introducir vídeos y material de lectura en Cuba. Algo que le caiga como una patada a la dictadura. Videos entrevistando gente de medios más bien pobres en países como Costa Rica, Perú, y Argentina. Que describan sus vidas, como van a elecciones, que piensan del futuro. Esto puede ir acompañado por una sección corta con información sobre la economía de esos países, y algo sobre que se puede esperar en Cuba cuando caiga la dictadura (que sea realistico). Una serie de vídeos así, u otros que se les ocurra, pueden ser grabados en flash cards del tamaño de una uña, y regalados a los turistas explicándoles que puede ser peligroso si lo distribuyen, pero que su ayuda sería apreciada. No sé si funcionara, pero es mejor que una propuesta violenta, y definitivamente causará una convulsión.

    Me gusta

  3. Es una gran idea la suya, pero a los cubanos lo que les interesa es ver lo que les mandan en “El Paquete”, que son las telenovelas basuras de Miami, las películas como ‘Rápidos y furiosos’, entre otras estupideces. La poca cabeza que quedaba se fue de Cuba.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.