Veto a los Nobel colombianos. Por Julio César Gálvez.

En contra de pronósticos y encuestas realizadas los colombianos rechazaron el domingo, mediante un referendum el acuerdo de paz entre la guerrilla comunista de las FARC y el gobierno de Juan Manuel Santos, lo que obliga a revisar las pretensiones de los ligados al acuerdo de paz en Colombia, como aspirantes al Nobel de la Paz.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el jefe de la narcoguerrilla marxista de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, estaban entre los candidates favoritos para el Premio Nobel de la Paz, tras haber firmado el pasado 26 de septiembre, en La Habana, un histórico acuerdo que terminó con 52 años de conflicto armado, que será entregado el próximo viernes en Oslo.

“ En este contexto ( . . . ) el tratado de paz colombiano, o cualquiera que pudiera estar asociado a él, no es simplemente un candidato para el Premio Nobel de la Paz este año “, señaló el director del Instituto para la investigación sobre la paz de Oslo ( Prio ), Kristian Berg Harpviken, agudo observador de todo lo relacionado con los Nobel.

“ Creo que simplemente ya no está en la lista “ añadió y explicó que tal premio sería percibido como contrario a la voluntad del pueblo colombiano, a pocos días de que éste haya expresado su opinión, tras conocer la propuesta del presidente del Senado de Puerto Rico, Eduardo Bhatia, de concederle el Premio Nobel de la Paz al mandatario cubano, el general Raúl Castro por su “ intervención tan importante “ en el proceso de paz.

Aunque parece haber un consenso básico sobre la necesidad de alcanzar la paz entre los opositores al pacto, liderado por el expresidente Alvaro Uribe, opinan que el mismo no permitirá condenar a muchos subversivos por los crímenes de Guerra cometidos, quienes se verán beneficiados de forma automática con escaños en el Congreso de la nación para el 2018.

“ Todos queremos la paz, nadie quiere la violencia “, señaló Uribe en una declaración a la prensa, mientras que Santos, quien se jugó su capital político al acuerdo de paz y había dicho que un rechazo sería “ catastrófico “, estuvo de acuerdo en formar con la oposición un frente común para lograr el camino a seguir.

“ No me rendiré. Seguiré buscando la paz hasta el último minuto de mi mandato “, dijo el expresidente de 65 años, quien agregó “ que seguirá vigente el cese al fuego bilateral con las guerrillas de las FARC “.

La mayoría de los colombianos mostró durante el plebiscito – el primero realizado en el país desde 1957 – el rechazo de la sociedad a pactar con los jefes de las narcoguerrillas, al recordar los asesinatos, secuestros, ataques y masacres de campesinos y civiles indefensos con total impunidad, sin que reciban el merecido castigo ante la justicia y con la inclusión en la vida política de la nación tras más de 50 años de cruenta guerra.

Julio César Gálvez.

Deja un comentario