Javier Somalo – La Izquierda Noble y sus privilegios | Libertad Digital | Versión Móvil (mobile)

Tanto privilegio ha conquistado la izquierda que se nos ha hecho estamental: es la Izquierda Noble. Noble como Godó o como Carolina Bescansa

Origen: Javier Somalo – La Izquierda Noble y sus privilegios | Libertad Digital | Versión Móvil (mobile)

4 respuestas para “Javier Somalo – La Izquierda Noble y sus privilegios | Libertad Digital | Versión Móvil (mobile)”

  1. La Izquierda siempre ha sido así. Y no hay mejor escrito para demostrarlo que el «1984». Se adueñan de las palabras y las usan a su conveniencia, por tanto, ellos son los depositarios de todo lo bueno, lo hermoso, lo bien hecho, lo justo y lo sublime. Según ellos, of course! Y claro que no son nada de eso, son una bola de gentuza oportunista increíble, llevan el Oportunismo hasta niveles realmente temerarios, con un hambre de poder desmedido, machistas cromañónicos, demagogos hasta el tuétano, criminales, horda de resentidos que utilizan la palabra como escudo, ladrones, aprovechan muy bien los errores de «los otros» (cualquiera que eso signifique) para demostrar que los Correctos son ellos, tienen el don de la palabra y el liderazgo mesiánico incendiario e irreverente. Son capaces de convencer hasta a un marciano si los escucha. Son muy disuasivos. Casualmente, donde quiera que aparecen, se comportan igual, son clones, calcas del mismo papel. No importa si surgen en América, Asia, África, Oceanía, Europa, es más, como si surgen en Neptuno, todos tienen la misma marca: 666.

  2. ¡Muy bueno! Cuando se les responde y los haces ver «como horda de resentidos que utilizan la palabra como escudo», se vuelven violentos, brotándole la irracionalidad que los caracteriza.

  3. ¡Muy bueno! Cuando se les confronta racionalmente, se tornan violentos. Emplean métodos diferentes para acceder al poder ¡con un solo fin! generar miseria y así establecer condiciones para la dominación de la gente. En América Latina sobran los ejemplos. Cuba (los Castro), Venezuela (Chávez) y Nicaragua (Ortega).

Deja un comentario