Rafael Alberti. Un poeta de confeti y cascabelitos. Por Juan Abreu

Origen: Emanaciones: Juan Abreu

Magnífico Juan Abreu, pienso exactamente lo mismo, pero alguna explicación tengo… El poder de seducción de estos camaradas, en aquella época, era terrorífico, no pocas mujeres cayeron en eso… Dora Maar es un ejemplo, aunque no se puede comparar a Picasso con Alberti, claro que no. Cayeron en eso. Por amor, pero más por militancia, y todavía más por cobardía y complejos frente a ellas mismas.

ZV.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s