La vergonzosa sentencia contra Hermann Tertsch. Por Federico Jiménez Losantos

Estamos en manos de unos jueces que no aplican la ley sino que labran su futuro mediante sentencias.

Origen: Libertad Digital

Deja un comentario