Vergüenza. Por César Vidal

 

La noticia del atentado de Barcelona me sorprendió mientras concluía un viaje por varias ciudades de México. Me llegó a través de distintos amigos y me sentí como golpeado contra una puerta. Primero, quedé aturdido y después experimenté un dolor que se agudizaba a medida que transcurrían los minutos y se sumaban los cadáveres. Sobre ese dolor, inmediatamente, se superpuso una insoportable sensación de vergüenza.

Origen: Vergüenza

2 respuestas para “Vergüenza. Por César Vidal”

  1. Es muy sencillo, aparentemente demasiado. Solo digo lo obvio, tan obvio que da ganas de gritar: si algún país tenia razones históricas muy fuertes para jamás darle entrada a musulmanes, ese país era España. La magnitud de su idiotez es increíble—tanto, que sospecho que la idiotez de los cubanos al destruir y arruinar su propio país y cultura se deba en gran parte a que son descendientes de españoles. Repito, no hace falta averiguar ni preguntar nada. Ser tan idiota tiene consecuencias, y por supuesto hay que pagarlas.

  2. Los cubanos que organizaron la destruccion de Cuba , economica social, politica, demografica ,espiritual y colmada de alegria fueron un punado. El ganstercillo psicopata que nos condujo al abismo jamas recibio el apoyo del pueblo cubano. Ni a Concejal llego jamas. Pujo por ser Pdte de la FEU. Imposible para bola de churre, Ni siquiera alcanzo el liderazgo de la Facultad de Derecho y conoci a dos companeros de estudio a los cuales les rogo el voto. Y el otro punado fueron quienes les perdonaron que provocara el asesinato de 19 clases y soldados y 59 infelices atontados por su diabolica seduccion cuando el asalto al Cuartel Moncada. Sobre esos atentados islamoterroristas ejecutados por jovenes, anoten, pronto dejaran de llenar los titulares.

Deja un comentario