En Catalogne, une dangereuse fiction narcissique

En Libération.

Aunque claro, también la culpa la tiene Moñeta.

Deja un comentario