Réquiem por Pablo Prieto Castillo, un héroe de la patria. Por Ernesto Díaz

RÉQUIEM POR PABLO PRIETO CASTILLO, UN HÉROE DE LA PATRIA

Se ha ido por la bruma de una mañana oscura, sereno, silencioso, como una ola que en la playa ha anclado para siempre luego de un largo viaje por océanos borrascosos, un héroe de la Patria, Pablo Prieto Castillo.  Hace apenas unas horas conocimos la triste noticia de su fallecimiento ocurrido en el día de ayer en la ciudad de Miami. Fue en justa recompensa este amigo sencillo, generoso, fiel, uno de los hombres más queridos en el Presidio Político Cubano. Durante el inhumano período en los campos de trabajo forzado que sufrieron miles de bravos luchadores confinados a la cárcel de Isla de Pinos, se destacó por su valor, por su intransigencia y sus claras convicciones de que el honor y los principios no son negociables. Supo él defender sin vacilaciones, más allá de las adversidades, el rigor desmedido y la  espantosa crueldad de sus carceleros,  no sólo su dignidad personal sino a un mismo tiempo, haciendo suyas las palabras de nuestro José Martí, la dignidad de todo el pueblo cubano.

Al recordarlo con esa mezcla de orgullo y de tristeza que dejan los hombres virtuosos en su dolorosa partida hacia la insondable inmensidad de la nada, no podemos evitar que una lágrima recorra nuestra venas y se nos empoce en el corazón. Porque Pablo en todo tiempo fue un fiel compañero, el amigo que irradiaba amor y transparencia, el que  honraba con su ejemplo y daba fuerzas al espíritu de cuantos lo rodeaban, y estímulo y aliento.

Mucho lo vamos a extrañar. Lo extrañaremos cada día que nos quede por transitar en esta lucha contra el odio y la vileza. Esta lucha sin tregua contra el despotismo de un régimen depredador de la libertad y la paz en nuestra nación. Lo vamos a extrañar porque fue uno de los grandes valientes, siempre dispuesto a dar un paso hacia adelante en comprensión y confraternidad  con sus semejantes, y en el combate contra la tiranía aniquiladora.

Porque en su humildad y en su ternura diáfana nuestro inolvidable hermano Pablo Prieto supo alcanzar una estatura de gigante, y una estatura de gigante alcanzó en su rebeldía contra la injusticia y la carencia de sensibilidad humana de quienes convirtieron a Cuba en una isla de desolación y de muerte, atada con gruesas cadenas de miseria y maldad el bienestar y la felicidad de la familia cubana, siempre con orgullo y el cariño que él supo merecer por sus nobles acciones lo recordaremos.

Sí, se fue como las olas que han perdido sus alas con la erosión del tiempo, y hoy sólo nos queda decirle, en un susurro íntimo, de oído a oído: descansa en paz, entrañable amigo. Tu paso por la vida no fue en vano. Tu historia es como un sol resplandeciente que un día se hará luz y vestirá de múltiples colores el horizonte de esa Patria feliz por la que tú fuiste regando en sus surcos fecundos semillas de hidalguía, de amor y de esperanza.

Ernesto Díaz Rodríguez

Ex prisionero político cubano

Secretario General de Alpha 66

Salisbury, MD 11-20-2017

“5 de mayo de 1988, a su llegada al aeropuerto de Miami desde La Habana, tras ser excarcelado. El niño que llevo sobre mis hombros, con la bandera, es mi hijo Angel Gabriel. Rosa, a mi lado, lleva cargado a Luis Enrique, que tenía poco más de un mes de nacido.” Ángel de Fana (Preso Plantado, yerno de Pablo Prieto Castillo, junto a su esposa Rosa, hija de Pablo Prieto Castillo).

“La segunda foto es del 26 de febrero del año pasado, en una reunión de Alpha 66.” Ángel de Fana y Pablo Prieto Castillo.

“La tercera es del 29 de octubre, en la cama donde murió ayer. Todavía en esa oportunidad conversaba y tenía alguna memoria. Quien está con él es Pablo Prieto III, nieto suyo por parte de su hijo del mismo nombre.” Ángel de Fana (Preso Plantado).

En paz descanse Pablo Prieto Castillo. Mis condolencias a Rosa y a Ángel de Fana, así como a sus familiares y amigos.

Anuncios

2 comentarios en “Réquiem por Pablo Prieto Castillo, un héroe de la patria. Por Ernesto Díaz

  1. Mencionar a Pablo Prieto Castillo en el mundo de los ex presos politicos plantados y sus familiares y amigos es levantarse inmediatamente. Ponerse de pie ante su nombre y eso era cuando vivia. Hoy que sentimos su muerte nos levantamos mucho mas. Porque su ejemplo inspira.
    Mi mas sentido pesame a sus hijas, a sus hermanos de presidio y a la causa cubana que ha perdido un combatiente feroz.
    Gracias.
    Frida Masdeu

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s