Fin de la Bestia. Por Zoé Valdés

Un día como hoy, hace un año, murió la Bestia de Cuba, Fidel Castro Ruz. La Bestia que más daño hizo en Cuba y uno de los que más daño le ha hecho al mundo murió tranquilamente en su cama. No siento absolutamente ninguna nostalgia ni piedad por este monstruo convertido tras su deceso en cenicero empotrado. Eso sí, qué pena que no fue juzgado ni condenado por todos los crímenes que cometió, que fueron numerosos.

En un año Cuba ha sobrevivido malamente, y desde luego, no ha habido absolutamente ningún cambio hacia la democracia y, hacia la libertad, mucho menos.

En lo que a mi respecta este ha sido el año más feliz de mi vida, otro más en el exilio, por fin he respirado normalmente sin esa presencia oscura y opresiva. Ahora sólo falta que muera el hermano, otra Bestia, la Bestia II, y que toda su parentela se aleje del poder. Será difícil, aunque no imposible. Drones, drones, drones.

Zoé Valdés.

La foto que acompaña este post es una foto actuada. No se trata de la verdadera Bestia en su lecho de muerte.

 

Anuncios

3 comentarios en “Fin de la Bestia. Por Zoé Valdés

  1. Una de las definiciones mas certeras de su legado la plasmo el periodista y talentoso poeta Gaston Baquero. Cuatro palabras. “Muerte, maltrato, miseria y mierda”. La escribio en una carta dirigida a la eminente Etnologa Lidya Cabrera.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s