El guardián en la batalla. Por José Abreu Felippe

Una tarde, hace ya muchos años, estaba en casa de uno de mis hermanos y me puse a curiosear los libros que se amontonaban sobre una mesa. Uno de ellos me llamó enseguida la atención, no podría decir por qué ya que no había nada especialmente llamativo en su portada. Lo abrí al azar y comencé a leer el primer párrafo donde cayeron mis ojos. Leí el segundo y ya no pude parar. Era un cuento, fui al principio y me lo leí de un tirón. Le pregunté a mi hermano y me dijo que él no conocía al autor, que se lo habían mandado por correo y que no lo había leído aun. Se lo pedí, me lo llevé y lo devoré. El libro en cuestión era Mala jugada de Armando de Armas. Siempre me han fascinado los retos, lo desconocido, los descubrimientos. Es muy fácil entrar a un museo donde hay una muestra de Francis Bacon o Lucian Freud y hablar sobre ella. Todos los derroteros están trazados con anterioridad. Igual ocurre en la literatura. Hablar sobre la última novela de Zoé Valdés o de una nueva reedición de los

Origen: El guardián en la batalla | Neo Club Press Miami FL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.