Chochez versus pensamiento. Por Zoé Valdés

CHOCHEZ VERSUS PENSAMIENTO.

 

Por Zoé Valdés.

 

Hoy ha sido otro nefasto 8 de marzo, uno de los días que más detesto del año: día internacional de la mujer, ese mantra del izquierdismo. Y lo desprecio porque es el día en que más se le recuerda a la mujer por sus numerosas incapacidades, y además se las celebra y hasta se las enarbola como bandera de no sé qué tontería.

No existe, sin embargo, un día similar para el hombre. Será porque el hombre es considerado supuestamente perfecto, y no habría en ese caso nada que subrayar y mucho menos que celebrar.

Ironías aparte, si fuésemos iguales no habría nada que denunciar, ni nada que solemnizar. No lo somos, y menos mal. No somos iguales, ni perfectos. Y, en el caso de las mujeres –hablo como lo que soy, orgullosa de serlo-, nuestras perfecciones son relativas, así como las imperfecciones del hombre también lo son. La complejidad de la vida así lo ha demostrado y determinado. Pero. No quieren ni aceptan vivir en un mundo complejo, anhelan habitar en un planeta masticado y chupeteado, nadando en un aromático puré, en una especie de papilla tibia. Esto son: habitantes, más que vivientes, y más que seres humanos. Patéticos habitantes.

Es probable que cuando esta tribuna se publique ya habrá pasado este horrendo día dedicado a las espantosas, y habremos vuelto a la vida normal, esa en la que habremos descansado de un día de odio a las pollas, para volver a la dependencia psíquica y existencial de lo masculino, y al deseo de ellas. La vida sencilla y tout court, quoi, al menos para los que deseamos vivirla (en vez de soportarla) con todas sus imperfecciones y complejidades. La vida que nos hace pensar y no chochear.

¿Pensar? ¿Para qué molestarse? Se ha caído, barranca abajo y sin frenos, en una profunda chochez, en el abismo de la caducidad, en el lento pero persistente enfriamiento, congelación de la senectud eterna e imparable.

Un amigo me oye reflexionar en alta voz y se apresura aterrorizado a corregir mis palabras: “No, no, no, cuidado, ¿y si no es chochez y sería más bien ñoñez?”.

“De eso nada, monada”, respondo tan segura que me asusto yo misma, “con la ñoñez al menos quedaría la esperanza de una posible evolución hacia la adultez, hacia la madurez del pensamiento y la consolidación de las ideas. Pero estamos frente a un fenómeno lamentable, mucho peor que la ingenuidad ‘peterpanesca’ provocada: nacen ya con las neuronas chochas, atontadas por la decrepitud”.

No bien he escrito estas frases, me he ido a dar un paseo digital por Twitter (Facebook, o Facisbú, me ha bloqueado por mis tres perfiles, por afirmar más o menos lo que aquí intento explicar), y he visto un vídeo aterrador donde un grupo de mujeres escandaliza frente a una tienda Zara, precisamente una de las mayores fuentes de empleo de mujeres, y una de las que con mayor dignidad nos viste, relación calidad-precio. Las he visto y he oído gritar a voz en cuello:

-“¡La talla 38 me aprieta el chocho!”- repitiéndolo hasta la saciedad.

Iban vestidas de morado, el color de los comunistas Podemitas, chillaban y agredían a los paseantes. Ahí estaba la “santa” palabreja: Chocho.

La talla 38 les aprieta el chocho, dicen, afirman y reiteran, apenas sin respiración, y sin sensación, y con un entrecortado y ridículo ritmo. ¿Qué tendrán en la cabeza estas mujeres actuales, que no modernas, en pleno siglo XXI? ¿Una pieza de vestir como símbolo primordial de lo esencial femenino? ¿Un tamaño-talla definitorio de su cuerpo? ¿Cuerpo-jaula-cárcel? ¿O más bien les late en la cavidad craneana un chocho, tal como ellas mismas afirman, un apestoso chocho?

Puedo pensar, y que me perdonen por ello, que un chocho apretado es lo que les ha removido el cerebro, y es lo que allí les crece y hasta les supura, con uno de esos flujos vaginales enfermizos y asquerosos, descuidados y sin tratamiento médico.

Cuando eres capaz de gritar semejante imbecilidad en plena vía pública no estás defendiendo más que la fealdad que te describe, la insensibilidad que te moldea, pero sobre todo la brutalidad con la que has preferido delinear tus intenciones, y tu absoluta carencia de pensamiento y de inteligencia, y la nulidad del respeto por ti misma.

No eres más una mujer, eres una chocha, en el amplísimo sentido de todas las vertientes de la palabra. Una chocha, una concha, un bollo, una crica, una papaya, todo eso y más. Y además eres una “vieja”, que llamarían a las mujeres en México los machos remachos. Impertinentemente muy chocha, muy vieja, caduca,, sumamente idiota y sin posibilidades de ser rescatada de tu bestialidad, de esa que tú misma te has impuesto como meta. La meta de las torpes actuando en una sociedad de obtusos y zopencas cerriles.

Anuncios

5 comentarios en “Chochez versus pensamiento. Por Zoé Valdés

  1. Me ha encantado la comparacion entre “chochez” y “nonez” Genial, ha expresado lo mismo que yo siento por ese “feminismo”

    Me gusta

  2. …”de esa que tu misma te has impuesto como meta” . Una frase antologica, lamentablemente. By the way. Que rica esta esa fotografia.

    Me gusta

  3. Bueno lo de choco apestoso si que lo creo, porque esas españolas son cochinas , que la ducha les dura 2 minutos, no se como hacen , quizas para ahorrar agua, en definitiva , la izquierda pretende alzarse ahora a costilla de las femeninas, no le queda otra, la izquierda se precipita hacia un avismo oscuro, tanto es asi que hasta el tapon norcoreano quiere dialogar con Trump despues de tanta guaperia, en venezuela la gente se esta muriendo en plena calle, raul hace sus maletas cabisbajo, y los chinos han dejado eternamente a su presidente para levantarle la moral a los viejos comunistas, eso es lo que yo llamo el efecto Trump.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s