Una respuesta para “2506. Mis eternos respetos”