La historia de la Isla Marabú como jamás ha sido contada (V). Por Carlos Payá Sardiñas

LA HISTORIA DE LA ISLA MARABÚ COMO JAMÁS HABIA SIDO CONTADA.

Capítulo V.

“De Guatemala a Guatapeor”

A pesar de los golpes, golpecitos, chanchullos y demás tropelías,  Marabú prosperó.

No toda  Marabú, pero ya quisieran muchos de la época ser como ella.

Pero  las cosas tiene  un límite, la gente se cansó de tanto Plutarco Tuero  y también otros  se interesaron  mucho en que la gente se cansara.

Y como es habitual en los marabúes, las soluciones tienes que ser rápidas y mágicas. Y si viene un mesías, mejor aun.

Y vaya si vino.

Lo medio inventaron  (los que siempre inventan mesías, hoy día también).

Este era el Bolachurre, rodeado de  más churrientos , con un carnicero del Cono Sur incorporado.

Prometió villas y castillas,  nada más llegar se quedó con todas la villas  y los castillos se los dejó al carnicero del Cono Sur que los convirtió en su…..  (Ninguna broma con esto).

Pero la mayoría de marabúes se entregaron a Barbatruco en cuerpo y en la poca alma que tenían.

El Barabatruco dio en el clavo, les convenció de que la causa de sus problemas o venían de fuera o las tenía el vecino de la lado.

Y los vecinos empezaron a marcharse sin interrupción hasta hoy en día.

Al carnicero lo mandó cerca del Cono Sur, es decir lo mando a tomar……

Antes se dedicó  a jugar a los coheticos y casi acaba con el planeta.

Como una especie de Napoleón churroso,  organizaba guerritas  y tráfico de diamantes  a la vez, se sentía emperador de sí mismo, se medió casó con una vaca y descubrió el agua tibia, el agua fría, y el café con leche pues  sabía de todo (y de todos).

Y la gente “pa lo que sea”, “palo que sea”,  incluso antes de ir a por la visa.

Un día los vecinos que se fueron sin nada ya no eran tan malos, y podían volver, eso sí, con libras, muchas libras ,  pues si no ni sus familias les recibirían.

A la vez otros vecinos que se marcharon, de manera  continua, repetían:

“Este año si se cae”.

Y así, sucesivamente, esperando, cuando no fabricando otro mesías.

El Capitán Araña  aunque ni él se lo creía, enfermó  y su hermana le sucedió. Un día el Buró decidió que ya era hora de decirle al Capitán  que estaba muerto, lo hicieron talco y lo metieron en un mojón de piedra al lado del mejor de los nuestros.

La hermana también aparentó irse y puso una cuchara bien peinada en su lugar.

¿Y ahora qué?

Pues  Guamasleydis  “XV”, tatatatataataranieta de  Guamasleydis  “I “le djio ayer  a Guatanabeylandis“XIV “, tatatatataataranieto de Guatanabeylandis “I”.

“Recaaaaaaaargame, primo”.

(Para Información sobre  lo de orígenes de los “leydis” y “landis” ver capítulo I).

Carlos Payá Sardiñas.

Anuncios

Un comentario en “La historia de la Isla Marabú como jamás ha sido contada (V). Por Carlos Payá Sardiñas

  1. Y la gente pa lo que sea, palo que sea, incluso antes de ir por una visa” Pocas palabras y significan ensayos sobre el caracter camaleonico, hipocrita , cinico, chivatiente, que mill. de cubanos asumimos. Los pueblos nos convertimos en rebanos, la mayoria, cuando un Psicopata asesino asume todos los Poderes de la nacion. En Cuba llego uno por la benevolencia del Pdte Batista. Que resulto en un enorme desastre para muchos irreversible dada la diabolica mentalidad de los biraninskis.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s