Crítica de «Rodin»: La carne y el exceso de piedra

Retoma ahora la historia Jacques Doillon, un cineasta pétreo y que trabaja el mármol como esencia narrativa, y le otorga otra perspectiva enfocándola obsesivamente en él

Origen: Crítica de «Rodin»: La carne y el exceso de piedra.

Una gran película y un gran actor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.