Crítica de «Rodin»: La carne y el exceso de piedra

Retoma ahora la historia Jacques Doillon, un cineasta pétreo y que trabaja el mármol como esencia narrativa, y le otorga otra perspectiva enfocándola obsesivamente en él

Origen: Crítica de «Rodin»: La carne y el exceso de piedra.

Una gran película y un gran actor.

Deja un comentario