Atracción Fatal. Por Robert y Siomara Alonso

Bravo por los dos.

Cuando nuestras familias llegaron a Venezuela en los años 60 y 61, gran parte de ese país era fidelista. El venezolano – y no es un secreto – ha sido siempre muy farandulero. Ese farandulerismo lo ha llevado por muy mal camino. Se cuadran con el menos indicado, en una especie de “atracción fatal”, basándose en el envoltorio, sin importarles saber si el contenido es venenoso. Lo terrible del cuento es que todavía persisten en adorar a quienes deben detestar.

Mi suegra, Siomara (QEPD), salía de su casa – con sol o con lluvia – con un paragüa en la mano, en caso de tener que defenderse de los insultos que recibía, todos los días, cuando algún venezolano le detectaba su acento habanero y le reprochaba que no estuviera en Cuba, cooperando con la “revolución” fidelista.

Ojo. NO estoy exagerando. El 31 de diciembre de 1963 fuimos invitados a recibir el Año Nuevo en una mansión del Country Club, en la casa de unos millonarios venezolanos. No pudimos aguantar a los doce cañonazos porque abandonamos la fiesta al producirse una agria discusión sobre lo que para mi padre era una gran estafa: ¡la “revolución” cubana!

Pasaron décadas y para nadie era de ignorar el carácter genocida de esa “revolución” que había fusilado en el paredón a decenas de miles de cubanos patriotas, valientes: ¡luchadores! Millones de familias destruidas… el tercer país de América (antes de la llegada de Castro al poder), convertido en polvo y escombros y los venezolanos, en su inmensa mayoría, adorando a Fidel Castro.

Los otros días, comenzando el año de 1989, Carlos Andrés Pérez (uno de los principales culpables de la infiltración cubana en Venezuela… y de eso hablaremos mañana), invitó a Fidel a “su coronación”, cuando tomó posesión del gobierno venezolano en su segundo mandato. Por aquellos días, 911 connotados venezolanos, miembros de las “fuerzas vivas” de Venezuela, estamparon sus firmas en el tristemente-famoso “Manifiesto de Bienvenida a Fidel Castro”. La “revolución” cubana había cumplido – para entonces – 30 años y un mes en el poder, destruyendo la patria de millones de cubanos.

http://www.venezuelavetada.com/…/manifiesto-de-bienvenida-f…

Irónicamente, tras 19 años y 6 meses de “revolución bolivariana”, millones de venezolanos se han insultado porque un turco de mierda le haya cortado la carne que cenaron El Zocotroco, Nicolás Maduro y su señora consorte, la “Cara e’cachapa” Cilia Flores, cuando en Venezuela no hay ni tripas de pollos para comer. ¿No creen que la Mano de Dios pudiera estar presente como Castigo Divino generalizado ante la indolencia – por décadas – de gran parte de los venezolanos frente al dolor – por décadas – del pueblo cubano?

Pero seguimos con la historia contemporánea. Para cuando Fidel Castro se instaló en el Hotel Eurobuilding de Caracas, invitado por CAP y recibido efusivamente por millones de venezolanos, el general (y abogado) Herminio Fuenmayor era el director de la DIM (Dirección de Inteligencia Militar). Vayan Uds. al capítulo que le dediqué a ese “señor” en mi libro, “Cómo se Perdió Venezuela”, para que gocen un puyero:

http://comoseperdio16.blogspot.com/

Los otros días, aquí en Miami (en “El Imperio Mesmo”), logré – a duras penas – que Siomi me acompañara a un simposio convocado por Diego Arria, otro “pájaro pinto”, para escuchar recomendaciones de cómo liberar a Venezuela. No me fue fácil obtener su compañía al evento, porque alegaba que ahí estarían no pocos venezolanos que hasta los otros días eran fidelistas… como Pablo Medina, por ejemplo… o servidores de CAP, como el VA Carratú, por ejemplo. De todas maneras me acompañó y pidió la palabra.

Siomi se pudo sacar el clavo ante las cámaras de muchos portales audiovisuales de eso que llaman “redes sociales” y les recordó a los venezolanos lo mucho que adoraron a Fidel Castro, el monstruo que nos dejó a todos sin patria… y que en su momento – y por muchas décadas – tantos adoraron allá abajo.

Miami 21 de septiembre de 2018
Robert Alonso

Anuncios

4 Replies to “Atracción Fatal. Por Robert y Siomara Alonso”

  1. Lo mismo sucede en EEUU y muchos adoran a Bernie Sanders incluyendo los mismos cubanos y venezolanos con sus hijos y nietos.

    Me gusta

  2. Bravísimo por ellos, pero temo que de poco vale, pues los letrinamericanos no parecen tener remedio. Hasta los chilenos siguen comiendo mierda con el “socialismo” y no acaban de repudiar al nefasto Allende sin contemplaciones ni tapujos. Ahora, es absolutamente indiscutible que los venezolanos tienen lo que se buscaron.

    Me gusta

  3. Hace poco fui a un fiesta, yo y mi compañera los únicos cubanos conservadores presentes, hablaban pestes del presidente estadounidense y que no podían esperar a la elecciones para votar por democratas, progres, para ver se se podía hacer un ‘ impeachment ” y echarlo. Asi vamos en Miami. Me tienen tan cansado que ni la televisión veo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.